Colaboracionista Van der Bellen propone a las austriacas llevar velo para protestar contra la “islamofobia”

https://freewordandfriendsworld.files.wordpress.com/2017/02/alexander-van-der-bellen-766695.jpg?w=700

| 28 de abril de 2017

Ante la reciente ley que prohíbe el uso de la burqa (velo integral), el presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, manifestó su deseo de que todas las mujeres de Austria expresen su oposición a la islamofobia durante una jornada en la que todas llevarían el llamado “velo islámico”.

Contrariamente a la opinión del presidente Van der Bellen, el velo no es parte de la tradición islámica original –ninguna de las mujeres del Profeta lo portaron. Esa tradición no apareció hasta el siglo VIII, en Bagdad, con los califas abasidas y sólo a partir de entonces fue incorporada paulatinamente a las diversas escuelas de jurisprudencia.

Pero, a partir de la Segunda Guerra Mundial, la Hermandad Musulmana convirtió el velo en símbolo del proyecto político que pretendía imponer en las sociedades musulmanas. Conclusión: el uso del velo no es una obligación religiosa que el islam impone sino una opción política impuesta por la cofradía.

El presidente austriaco Alexander Van der Bellen proviene de la familia política ecologista surgida, a mediados de los años 1990, alrededor del alemán Joseph Fischer. Durante su carrera política, respaldó la intervención ilegal de la OTAN en Yugoslavia, donde la alianza atlántica respaldó militarmente a la minoría musulmana.

https://pbs.twimg.com/media/CZcaiU6WAAAzb_E.jpg:large

Publicado en Europa, Ingeniería social, Uncategorized | Deja un comentario

El lobby lgbt se manifiesta contra Rusia en España

https://i0.wp.com/media.washtimes.com.s3.amazonaws.com/media/image/2016/08/11/8_112016_b3-riddell8201.jpg

George Soros

El lobby lgbt se manifiesta contra Rusia en España

https://www.geopolitica.ru/es/news/el-lobby-lgbt-se-manifiesta-contra-rusia-en-espana

El pasado 21 de abril a las 20 horas, miembros de numerosos colectivos LGBT radicados en España, se concentraron frente a la Embajada de Rusia en Madrid, así como junto a los consulados de Valencia y Barcelona, con el fin de protestar por unos supuestos “campos de concentración para homosexuales” en base a una información torticera vertida por el diario neoliberal Nueva Gaceta. Periódico que se encuentra vinculado al partido ruso socioliberal y extraparlementario Yabloko.

En un artículo publicado por este rotativo y del que rápidamente se hicieron eco otros medios de comunicación como Radio Libertad, Infobae, la BBC, The Guardian, El diario, El confidencial o la Sexta, se afirmaba que en Chechenia había “persecución y campos de concentración para homosexuales” con la única prueba de una foto satélite de un edificio que se aseguraba que era el citado recinto de internamiento de individuos de “género” gay. Lógicamente toda esta información se acompañaba de fotos del presidente checheno Ramzán Kadirov y de Vladimir Putin, al que se le intenta culpar indirectamente de la dudosa existencia de dichos hechos.

Estos medios de comunicación, ONG´s y colectivos sociales, que con tanta vehemencia acusan a Ramzán Kadirov de un supuesto delito no probado, son los mismos que justifican a terroristas takfiris del Estado Islámico que son justamente represaliados por el propio presidente checheno. Unos yihadistas contra los que nadie protesta y que lanzan a homosexuales desde los minaretes en su “Estado” localizado en Siria, donde se calcula que hay miles de otros chechenos que engrosan las filas del Daesh y de los Rebeldes islamistas apoyados por gobiernos de Occidente.

¿Mano negra de la Fundación Open Society de George Soros?

Es necesario subrayar que la concentración frente a la Embajada rusa en Madrid, estuvo supervisada en todo momento por el dirigente podemita y diputado por el Parlamento de la región autónoma de Madrid, el político ‘gayer’ y experto en redes sociales Eduardo Fernández Rubiño. Una presencia  importante cuando se constata el papel relevante que tuvo esta persona durante los sucesos del 15-M y cuando se baraja como un probable sucesor de Pablo Iglesias al frente de Podemos.

En cualquier caso, no deja de ser sorprendente que la concentración frente a la Embajada rusa en Madrid, sea comandada por un diputado de Podemos influenciado por un medio de comunicación neoliberal y que es el órgano de expresión de un partido socioliberal como lo puedan ser Macron o Ciudadanos. Ante estos indicios cabría preguntarse si las diferencias existentes entre tanta “marca blanca” son reales. A fin de cuentas Pablo Iglesias apoya a Mélenchon, partidario del derrocamiento de Gadafi, así como al rusófobo Varoufakis, que presente en Madrid con motivo de la conferencia ofrecida por el think tank de Podemos “Puentes, no muros”, aún no ha reconocido su rendición en el pulso que mantuvo ante los burócratas de Bruselas.

Publicado en España, Globalismo, Ingeniería social, Rusia, Uncategorized | Deja un comentario

¿Quién es Emmanuel Macron?

¿Quién es Emmanuel Macron?

http://democracianacional.org/dn/quien-es-emanuelle-macron/

Esta pregunta se responde con facilidad si sabemos que Emmanuel Macron ha recibido el aval público del ultra sionista, filósofo impulsor de las revoluciones de colores a lo largo y ancho del mundo, Bernard-Henri Levy. Emmanuel Macron  es un alto funcionario, especialista en inversión bancaria y político francés. Socio de la Banca Rothschild, llegó al Palacio del Elíseo como asesor económico del Presidente François Hollande (2012). El 26 de agosto de 2014 fue nombrado ministro de Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales. Dimitió el 30 de agosto de 2016 para dedicarse al movimiento político ¡En Marcha! (sigla que coincide con sus iniciales) que había lanzado en abril.  Dejó el cargo siendo el ministro mejor valorado del Gobierno y el político de la izquierda preferido de los franceses. Alejándose de los postulados socialistas, Macron declaró en agosto: “La honestidad me obliga deciros que ya no soy socialista” , que había sido militante del Partido Socialista pero que ya no lo era.

¿Pero cómo ha logrado un partido con apenas unos meses de existencia llegar a disputar la presidencia de Francia? La respuesta está en una campaña de publicidad masiva, muy similar a la “Operación Podemos” que lanzó al partido morado en España.

Su partido cuenta con amplios apoyos en el establishment y la prensa, recaudación millonaria de no se sabe muy bien dónde  y centra su estrategia en las redes sociales. No es la única similitud con el Podemos de la primera época:

A pesar de que Emmanuel Macron ha sido miembro del Partido socialista (PS) de 2006 a 2009 ¡En Marcha! manifiesta que desea salir de los marcos políticos tradicionales y quiere presentarse como una organización transversal. Oponiéndose al tradicional dualismo izquierda-derecha entre progresistas y conservadores, Emmanuel Macron afirma que ¡En Marcha! es a la vez de derechas y de izquierdas.

https://i2.wp.com/democracianacional.org/dn/wp-content/uploads/2017/04/WhatsApp-Image-2017-04-25-at-08.14.00.jpeg

“Mi movimiento es una amplia coalición de socialdemócratas, liberales, centristas, ecologistas y sobre todo de ciudadanos que nunca han tenido un compromiso político (…) Los partidos están anclados en una división que no se corresponde con la realidad. La verdadera división está entre progresistas y conservadores, entre apertura e inmovilismo. Derecha e izquierda están fragmentadas entre proeuropeos y antieuropeos, por ejemplo. O sobre la reforma laboral, la mundialización. Apunta Macron que considera que las claves a las que se enfrenta Europa son el riesgo terrorista y el desafío migratorio. Macron defiende “una política de asilo más humana y eficaz“. Es decir más inmigración.

El núcleo duro de trabajadores del Cuartel General de En Marcha está constituido por un grupo de treintañeros llegados del gabinete de Macron (…) Entre ellos el antiguo director adjunto del gabinete Julien Denormdie o el ex-consejero parlamentario Stéphane Séjourné. Y por supuesto su brazo derecho, tildado por los medios como un “superestratega político” Ismaël Emelien, del mismo perfil que Errejón, ha trabajado en el gigante de la comunicación y la publicidad Havas worldwide  y es muy cercano a su presidente, el líder de la Fundación socialista Jean-Jaurès, Gilles Finchelstein también involucrado en el núcleo duro de Macron. Todos ellos han salido del entorno de Dominique Strauss Kahn del Partido Socialista francés, el famoso ex-director del Fondo Monetario Internacional de origen judío acusado de abusos sexuales. Dos agencias de comunicación trabajan habitualmente para el movimiento Little Wing y Jésus & Gabriel.

El movimiento cuenta como afiliados todas las personas que han comunicado su correo electrónico. El 10 de abril de 2016, algunos días después del lanzamiento del movimiento. Emmanuel Macron afirma contar con 13 000 afiliados. Se trataría en realidad de 13 000 clics a su web y no de afiliados, según Le Canard enchaîné. Algunos parlamentarios socialistas se han sumado al movimiento: los diputados Olivier Véran y Richard Ferrand o el senador  François Patriat. El 15 de enero de 2017 en su página web reivindica 141.000 personas afiliadas.

Christian Dargnat, ex-director general de la gestora de fondos de inversión BNP Paribas Asset Management, preside la asociación de financiación de ¡En Marcha! . Desde su creación organiza recogida de fondos, que motivó incluso un desplazamiento de Emmanuel Macron a Londres, recogida de fondos en el extranjero que provocó un pequeño escándalo político. Emmanuel Macron declaró en mayo que 2 000 donantes han realizado ya contribuciones financieras (limitadas a 7 500 euros por la ley) a ¡En marcha! ¿Les suena esta película?

Financiación Saudí

Pero no es el único escándalo sobre su financiación, tras algunas acusaciones en campaña de ser ambiguo, incluso de simpatizar con el islamismo radical se ha sabido que ARABIA SAUDÍ estaría detrás de la aportación de hasta un 30% de los fondos de su campaña electoral, según manifestaciones de las diversas embajadas de este país en Francia y Bélgica. Quizás así se entienda mejor eso de una política de inmigración “más humana” que “En Marcha” pide para una nación totalmente inundada por la inmigración musulmana. Esta noticia ha sido tildada de Fake y de noticia falsa por diversos medios pero viendo quiénes son sus otros valedores desde DN le otorgamos total credibilidad.

El “Banquero Rebelde”

La prensa ya lo ha bautizado de mil maneras en esta desesperada campaña por lanzarlo a la presidencia y desbancar a Le Pen, conscientes de que NINGUNO DE LOS OTROS CANDIDATOS ERA CAPAZ DE HACERLO. Así ha recibido el de “El French Obama” “el Kennedy Francés” y hasta el ridículo de “El Banquero rebelde” algo que para un autentico tiburón y bankster como él, sin duda, le queda cómico.

No es una novedad el que un partido de izquierdas esté dirigido por banqueros para así desplumarnos mejor, es así desde que los Rothschild financiaron a Marx, la novedad radica en que lo hagan a cara descubierta, sin ponerse la careta.  Partido progre izquierdista, con financiación millonaria, apoyado masivamente en redes (al menos por masas de bots y cuentas falsas) que habla de miles y miles de afiliados, de regeneración del sistema… Todo apunta a que estamos en una operación Podemos a la francesa ¿Les regalarán también los votos como en España?

La segunda vuelta será el 7 de Mayo ¿Reaccionará el pueblo francés ante este engaño y votará por la Le Pen contra todo pronóstico o harán caso de sus elites y votarán todos juntos contra la única esperanza para la supervivencia de Francia? Recordemos que ya en el 2002 cuando Jean Marie Le Pen logró pasar a la segunda vuelta frente a Chirac la unidad de la ultraizquierda, la izquierda y derecha impidió el ascenso a la presidencia de Jean Marie, demostrando quiénes conforman la verdadera casta, la verdadera “trama” de fuerzas políticas que impiden unas políticas más populares y nacionales.

El absurdo sistema Francés puede permitir que pese haber rondado el 22 % de los sufragios, el FN se quede apenas sin representantes. Las pasadas elecciones con cerca de un 18% de los votos apenas se le adjudicaron tres parlamentarios.

Publicado en Francia | Deja un comentario

Presidenciales francesas: Análisis de la primera vuelta

Las presidenciales ponen al desnudo la división de Francia entre el candidato de la oligarquía capitalista y el nacionalismo popular. Análisis de la jornada electoral

EL ESPÍA DIGITAL

PARÍS (Sputnik) — La primera vuelta de los comicios presidenciales puso a Francia al borde de la desintegración, afirmó el escritor francés Marc Dugain en un artículo publicado en Le Monde.

Según el resultado de la votación, en la segunda ronda competirán el jefe del movimiento En Marcha, Emmanuel Macron, que reunió el 23,75% de los sufragios, y la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, con el 21,53%.

Lo de dar votos a una persona concreta pero no a un partido es señal de la debilidad y la inmadurez de la democracia, señaló Dugain, así como dijo dudar de que los franceses quieran tener un líder como Macron, porque “en Francia todo el mundo dice que necesita revolución pero en su fuero interno confía en que nada cambiará”.

También señaló que el nuevo líder reflejará la opinión solo de un 25% de la población y por eso deberá renunciar a una parte de su programa electoral si quiere mantenerse en el sillón presidencial.

El canal de televisión CNews a su vez mostró un mapa de Francia en que en diversos colores fueron marcadas las preferencias políticas de los franceses según resultados de la primera ronda.

En ese mapa se ve claramente la división del país en dos partes: el norte y el noreste dio la mayoría de sus votos a Le Pen mientras el sur y el suroeste prefirió a Marcon.

Marc Dugain es famoso por sus novelas sobre la Primera y la Segunda Guerras Mundiales, ganó el premio literario nacional Deux-Magots.

Las élites europeas felicitan al representante de la oligarquía,  Macron, por su victoria en la primera vuelta

Varios líderes de la Unión Europea han felicitado al candidato de En Marche! por el resultado obtenido durante el escrutinio de los votos emitidos en la primera vuelta de las presidenciales francesas.

Antes de que fuera conocido el resultado final, varios altos funcionarios europeos ya han felicitado a Macron. El futuro rival de la canciller Angela Merkel en las elecciones alemanas y expresidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, ha sido el primero en felicitarle la victoria, según la emisora Europe 1.

El presidente Hollande también ha llamado al candidato con el mismo motivo. Asimismo, en su cuenta de Twitter el ‘taoiseach’ [primer ministro] irlandés Enda Kenny ha expresado sus felicitaciones a Macron, así como su apoyo “a la plataforma pro-europea” del candidato.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker “ha felicitado a Emmanuel Macron por el resultado en la primera vuelta y le ha deseado mucha suerte en el futuro“, ha informado a través su cuenta de Twitter el portavoz de la institución comunitaria Margaritis Schinas.

En la misma red social, la vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, también ha felicitado al candidato francés, que ha calificado de “esperanza de nuestra generación“.

Además, el candidato de En Marche! ha recibido el apoyo del portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, que ha defendido una “Unión Europea fuerte y la economía social de mercado”.

Macron pide que todos los franceses voten contra Le Pen

El candidato a la presidencia del partido En Marche!, Emmanuel Macron, ha llamado este domingo a que todos se unan contra Marine Le Pen, del Frente Nacional, y asegurado que dentro de dos semana será el jefe del Estado francés. Además, ha afirmado que su candidatura en la segunda vuelta “expresará la esperanza para este país y para Europa”, informa AFP.

Asimismo, Macron destacó que será el presidente de Francia “de los patriotas frente a la amenaza del nacionalismo”.

Macron, a quien llaman ‘golden boy’, ha agradecido a sus rivales, François Fillon, del partido Los Republicanos y el candidato socialista, Benoît Hamon, el apoyo que le han expresado al reconocer su derrota en la primera vuelta de las elecciones.

Macron vetó a la prensa libre: impidió la entrada a RT y Ruptly

El equipo del candidato oficialista Emmanuel Macron no permitido ni a RT ni a Ruptly la entrada a su sede en el día de elecciones presidenciales pese a que lo había prometido.

El equipo del candidato a la presidencia francesa Emmanuel Macron no ha permitido a los periodistas de RT y de la agencia de noticias de video Ruptly estar presentes en su sede electoral durante el día de la primera ronda de los comicios generales. RT y Ruptly solicitaron la acreditación en su debido tiempo, y el equipo del candidato de En Marche! prometió concedérsela, algo que nunca cumplió sin explicar las razones.

A las repetidas peticiones de obtener la acreditación por parte de los productores de la cadena, el equipo del político francés respondía de la misma forma: “Todavía está siendo procesada”. De esta manera, una vez fueron cerrados los colegios electorales, los responsables de campaña de Macrón no han permitido la presencia de RT y Ruptly en su sede.

Varios miembros del equipo de Macron han acusado en repetidas ocasiones a estos medios con sede en Moscú de difundir “noticias falsas” y desinformación, sin presentar prueba alguna. Un asesor de Macron, Mounir Mahjoubi, llegó a afirmar en una entrevista este marzo que RT trabaja con “organizaciones fascistas o entidades de noticias de extrema derecha” y la acusó de ser “primera fuente de información falsa” sobre este candidato.

Por su parte, RT denunció que se acuse a la cadena de cualquier cosa sin ofrecer prueba alguna, como de ofrecer “noticias falsas” porque el candidato entienda que se hace una cobertura desfavorable a sus intereses.

La directora general del grupo RT, Margarita Simonián, respondió que “resulta halagador” que el equipo de ese político galo “continúe construyendo su campaña electoral a base de mentiras sobre RT y Sputnik” y ha añadido que “no es ‘comme il faut’ [como debe de ser], pero resulta divertido”.

Le Pen: es el momento de liberar al pueblo francés

Después de que se anunciaran los resultados de la primera ronda, Marine Le Pen habló a sus partidarios y dijo que las elecciones de hoy habían sido históricas.

“Queridos compatriotas, llegué a la segunda ronda. ¡Gracias, y me gustaría apelar a ustedes, queridos compatriotas! Un resultado histórico que me lleva a una responsabilidad colosal: la responsabilidad por la cultura, la identidad y la independencia de Francia. Éste es un acto de orgullo francés, el de un pueblo que levanta la cabeza, seguro de sus valores y confiado en su porvenir”.

Le Pen señaló que “los franceses tienen que conocer esta oportunidad histórica que se ha hecho posible hoy en día: Debemos continuar el camino de la desregulación total, la deslocalización, la inmigración en masa, la libre circulación de terroristas, el reino del dinero. O escogéis la Francia con fronteras que protegen nuestra identidad. Yo ofrezco una gran alternativa que pondría una nueva política al frente, Nada en común con la política de Hollande. Hoy es el momento de liberar a todos los franceses ¡Soy el candidato del pueblo!

Le Pen: “El señor Macron es débil” para hacer frente al terrorismo

PARÍS (Sputnik) — La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, que junto con Emmanuel Macron, del movimiento En Marcha pasó a la segunda vuelta de las presidenciales de Francia caracterizó a su rival de incapaz de responder a la amenaza terrorista.

“He venido para dar inicio a esta campaña en la segunda ronda de la única manera que sé, es decir, en el terreno, con el pueblo francés, para llamar su atención a los asuntos sumamente importantes”, dijo citada por Le Figaro.

Le Pen señaló que hoy en día se trata del terrorismo islamista “donde lo menos que podemos decir es que el señor Macron es débil”.

Análisis: Macron y Le Pen borran 60 años de historia

Luis Rivas

PARÍS (Sputnik) — El seísmo anunciado se ha confirmado: Francia vota por la renovación y elimina del escenario a las dos fuerzas que han ocupado el poder durante los últimos 60 años.

Las encuestas, por una vez, no se han equivocado: Emmanuel Macron y Marine Le Pen se disputarán la final el 7 de mayo.

El más joven de los candidatos, el inexperto político sin partido, el exministro del gobierno socialista, el exbanquero de Rothschild, el representante del extremo centro que lanzó su movimiento hace apenas un año, ha ganado su apuesta.

El líder de En Marcha tiene motivos para sentirse optimista de cara a la segunda vuelta. Las dos llamadas fuerzas de gobierno, socialistas y centroderecha no dudaron un segundo en pedir el voto para el recién llegado a la escena política francesa.

Benoît Hamon, el candidato socialista hundido en las urnas, reconocía la sanción histórica que su partido ha recibido. Anunciaba enseguida a sus militantes que había que cerrar el paso a Le Pen votando por Emmanuel Macron, ” incluso si este no es de izquierdas “, dijo, para finalizar añadiendo que hacía la diferencia entre “un adversario y un enemigo de la República”.

Los Republicanos de François Fillon tampoco esperaron mucho para enjugar sus lágrimas y proyectarse hacia el futuro. Menos de 15 minutos después del anuncio de los resultados, los principales barones del centroderecha llamaban a “no votar por Marine Le Pen”, según unos, a “votar por Macron”, otros, mostrando así la división interna.

El centroderecha quiere pasar página cuanto antes de su fracaso y empezar a prepararse para las legislativas de junio, pero hasta entonces puede que corra la sangre entre hermanos. Fillon, a quien sus compañeros no esperaron antes de reaccionar, confirmó más tarde el sentir de los derrotados de la derecha y anunciaba que había que cerrar el paso al FN votando por Macron.

Socialistas y Republicanos son los grandes derrotados, pero Macron es para ellos, además de la barrera contra el nacional-populismo, un mal menor. Desde que los militantes socialistas eligieron a Benoît Hamon como su favorito, comenzó la estampida de los socialdemócratas y socialiberales del partido, aterrados por la victoria de uno de los cabecillas de la guerrilla interna que el presidente Hollande ha debido soportar.

El ex primer ministro Manuel Valls, derrotado en las primarias, fue de los primeros en abandonar a su excompañero y llamar a votar por Macron. Tras él han desfilado militantes y, sobre todo, votantes que ven en el jefe de En Marcha un político mucho más cercano al socialismo reformista que Hamon. Ponían así freno a los sueños de un corbynismo a la francesa. Las urnas les han dado la razón.

El resultado de Hamon es un auténtico desastre para el Partido Socialista y le deja muy tocado incluso para pensar en las legislativas. Si la línea Hamon se mantiene, los acuerdos con Macron en la futura Asamblea serán difíciles. En el congreso socialista de noviembre, si se celebra, volverán a brillar las navajas.

Marine Le Pen puede sentirse satisfecha. Ha resistido las remontadas de Fillon y de Jean Luc Melenchon. Jugará una gran final, como su padre en 2002, pero con una diferencia. Todos los sondeos muestran que el 7 de mayo obtendrá un apoyo mucho mayor del conseguido en la primera vuelta.

El mejor rival para Le Pen 

Para Le Pen, Macron es el mejor rival. Contra Fillon hubiera tenido que disputarse un voto conservador; contra Melenchon se habría disputado el voto obrero, el antieuropeo y el antiatlantista. Contra Macron su programa se adapta mejor, según sus postulados: el pueblo contra las élites; protección contra la globalización; la nación contra la Unión Europea; y como muestran los resultados, las urbes contra las zonas periurbanas y rurales.

Le Pen cuenta con que los votantes socialistas y conservadores desatiendan a sus aparatos. Piensa que muchos ciudadanos que han optado por Melenchon preferirán respaldarle antes que votar al “candidato de las finanzas”, al pergeñador de las leyes de liberalización de la economía que Hollande no se atrevió a aplicar. Pero lo tendrá difícil.

Emmanuel Macron está considerado como el candidato de los ‘bobos’ (bourgeois-bohemes), de los intelectuales, de los medios, de los jóvenes con altos estudios y de los banqueros. Tiene dos semanas para ganarse a los obreros, a los empleados, a los comerciantes, a los artesanos, a los parados jóvenes y maduros. Levantar un muro contra Le Pen no es ya un argumento suficiente para ganarse la adhesión. Le Pen hace mucho tiempo que no da miedo a los desesperados y a los desencantados con el sistema.

Europa respira a medias. El único candidato que no ocultaba la bandera azul en sus mítines se perfila como el favorito para ocupar el Elíseo. Con Fillon ahogado por sus escándalos, Bruselas y Berlín habían votado ya por Macron.

El europeísmo es uno de los pocos argumentos que Macron sostiene sin ambigüedad. El resto de su programa es más vago y sera difícil que se defina en las dos semanas que le separan de su meta. Sabe que jugando a la defensiva, a contener los ataques de Le Pen, puede llevarse la victoria.

De momento, el político francés que sus partidarios comparan con Obama sigue diferenciándose en las formas. Hizo aplaudir a todos sus rivales. Puede parecer estúpido, pero en un país crispado y dividido más que nunca, la deportividad y el respeto a las ideas contrarias es también un signo de cambio.

Análisis: Marine Le Pen contra Macron: el Pueblo contra el Sistema

Alexander Dugin

En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, Marine Le Pen y Emmanuel Macron van a la segunda ronda.

Esta es una situación muy interesante.

En primer lugar, como en el caso de la votación en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, observamos una estricta división de todo el electorado, más ampliamente, de toda la sociedad francesa en dos partes:

1) el pueblo y 2) las élites político-globalistas que han influido en una parte de la sociedad francesa y han logrado engañarla.

La segunda ronda tendrá lugar inequívocamente como una batalla del pueblo de Francia contra las élites alienadas. Las máscaras han caído: el candidato del Pueblo (Marine Le Pen) contra el candidato del Sistema (Macron).

Marine Le Pen es una figura política. Macron es un microchip del sistema (su nombre francés es “Micron”).

Otros dos candidatos poderosos – Fillon y Melanchon – han perdido la carrera. El candidato derechista Fillon, que fue severamente atacado por el Sistema desde el principio de la carrera debido a sus amistosas declaraciones sobre Rusia, se inclinó ante las élites por lo que respecta a Rusia y empezó a expresarse más vagamente. Y así, ha perdido.

Marine Le Pen fue a Moscú, se reunió con Putin y no se asustó. Y ha ganado. Por lo tanto, ella es hoy el líder indiscutible de todas las fuerzas conservadoras francesas. Los esfuerzos para demonizarla han fracasado, y su p’ase a la segunda ronda es una victoria colosal. Nuestra victoria. Ahora todos los oponentes de los «Mundos del Pantano» tienen un símbolo: la nueva Jeanne d’Arc de la política europea.

El populista de izquierda Melanchon tampoco ha logrado entrar en la segunda ronda. Por cierto, estaba llevando a cabo la campaña electoral con bastante éxito. Este masón hereditario, por un lado, asustó a sus hermanos en el diván con sus críticas izquierdistas a la Unión Europea y sus llamamientos directos a las masas, que ya odian francamente a las élites globalistas. Pero, por otro lado, asustó a los franceses mentalmente sanos, hartos de la inmigración incontrolada y de la corrección política. Melanchon escupió en la cara de los indígenas franceses, permitiéndose declaraciones racistas (anti-blancas), y fue rechazado.

Por lo tanto, en la segunda ronda no habrá una pelea entre el representante del populismo de derecha y el representante del populismo de izquierda como podía suceder si Melanchon superaba a Macron (quien era estrictamente nulo). Tenemos otro escenario: habrá un choque entre Marine Le Pen como candidato del Pueblo (que representa a ambos lados del populismo, derecha e izquierda) y Macron, un puro candidato del Sistema. El Sistema se vuelve cada vez más manifiestamente en contra del Pueblo de manera cada vez más explícita. Esto significa que parte del electorado anti-Sistema de Melanchon, así como parte del electorado conservador de Fillon, vendrá a Marine Le Pen. Ni siquiera dependerá de a quién invitarán a votar Fillon y Melanchón a sus seguidores. Fillon ya ha llamado a votar cobardemente contra Marine.

Pero el pueblo se guía por otra forma de razonamiento. Y sus simpatías en todo el espectro – desde el populismo (tanto a la derecha como a la izquierda) hasta el conservadurismo – pertenecen hoy a Marine Le Pen, candidato del Frente Nacional.

Entre la primera y la segunda ronda pueden ocurrir serias sorpresas, ya que el sistema está mortalmente asustado. Podemos esperar provocaciones de extremistas “antifascistas” del ejército de George Soros, o nuevos ataques terroristas de los islamistas. Pero lo más importante ya está claramente indicado: Europa está profundamente dividida.

Hay una Europa de los Pueblos y una Europa del Sistema y entran en una batalla radical entre sí. El sistema es lo que llamamos «gran capital», «globalismo», «liberalismo de izquierda», «transnacionalismo», «política de género» y «estímulo a la migración incontrolada». El Pueblo le dice a éste su decisivo «NO». La gente elige el orden, la identidad y los valores tradicionales.

El nombre de Francia hoy es Marine Le Pen. Macron es un biorobot del sistema, un cyborg insensato de la Matrix. La vida está luchando con la muerte y el campo de batalla es Francia.

Análisis: El fin del sistema de partidos

Jean-Claude Paye

La candidatura de Emmanuel Macron a la presidencia de Francia no busca crear un nuevo partido, algo como los demócratas ante los republicanos, como en Estados Unidos. Lo que se busca es más bien crear lo que pudiéramos llamar un “movimientismo” sin objetivos definidos pero que permita preservar los intereses de la clase dirigente. El partido francés de nueva creación, En marche!, trata de que los electores “marchen” hacia la disolución de la República Francesa en la globalización consumista.

La declaración de Emmanuel Macron presentándose como el candidato «antisistema» sorprendió a los franceses dado que Macron fue secretario general adjunto de la presidencia de la República, en 2012, y posteriormente ministro de Economía, Industria y Sector Numérico en el gobierno de Manuel Valls, en 2014. Y si dimitió de ese cargo de ministro fue sólo para poder actuar libremente y presentarse como candidato en la elección presidencial.

Esta autodesignación de Macron nos dice algo muy importante sobre la evolución de la estructura política. Es evidente que Macron se separa del régimen de los partidos políticos como modo de gobierno del país. Pero la adopción de esa posición hacia los partidos ya constituidos no lo convierte en candidato antisistema porque el «sistema» que se instala no es ya un sistema de partidos sino una forma de gobierno político directo ejercida sobre los Estados nacionales por los actores políticos dominantes y las estructuras políticas internacionales.

Lo cierto es que la intervención de lo que ha dado en llamarse «antisistema» se impone cada vez más en el desarrollo de las elecciones francesas. Se repite el escenario que inició Francois Hollande: una candidatura que al principio parece prematura y la posterior eliminación de su competidor, Dominique Strauss-Kahn, frente al cual [Hollande] no habría tenido ninguna posibilidad de ganar.

En el caso actual es el candidato de la derecha, Francois Fillon –inicialmente gran favorito a la elección presidencial– quien ve su enorme éxito súbitamente afectado por un escándalo desatado a partir de un caso de empleo presuntamente ficticio que duró décadas y que al parecer acaba de descubrirse ahora.

Tanto en este último caso como en el de Strauss-Kahn, las intervenciones de último minuto destinadas a defender la moral y las buenas costumbres –liquidando de paso al político– vuelven a poner en posición ventajosa a candidatos que no tienen ninguna intención de separarse ni un pelo de la política imperial. Los que se benefician con esos hechos aparentemente fortuitos son precisamente los candidatos más maleables. En el caso de Macron se trata incluso de un candidato perfectamente “líquido”, enteramente fabricado por los medios. El «antisistema» se ve así, ante todo, como una restructuración, realizada desde arriba, de la representación política.

Liquidación programada del Partido Socialista

El posicionamiento de Macron como candidato es parte de una fuerte tendencia, especialmente visible en el seno del Partido Socialista [de Francia] (PS): la tendencia a la auto-implosión. La candidatura de Marcon, planteada desde el exterior de ese partido es sólo la más reciente de una serie de hechos que evidencian una voluntad interna de liquidación de esa formación política. El propio Francois Hollande ya decía en 2015:

«Hace falta un acto de liquidación. Hace falta un harakiri. Hay que liquidar el PS para crear el partido del Progreso.»

El primer ministro Manuel Valls también se presentó como partidario de un «frente republicano», de una fusión de listas electorales al nivel de las primarias en las circunscripciones donde el Frente Nacional tuviese posibilidades de ganar [1]. No es por tanto sorprendente su última declaración de que votaría por Emmanuel Macron para cerrarle el camino a la extrema derecha.

Como invitado de Matteo Renzi en la Festa de l’Unita, Manuel Valls declaró también: «No hay alternativa del lado de la izquierda. La única otra posibilidad es el Frente Nacional. Eso es lo único que deben tener en mente todos los socialistas.». Y, ante las cámaras de BFM-TV dijo: «Cada cual tiene que decirse a sí mismo: ¿Hay una política alternativa a lo que hacemos? Sí, la hay, es lo que propone la extrema derecha.»

La organización de la legitimación [de Macron] se basa en la demonización de un partido político: el Frente Nacional, que sin embargo se ha convertido en un partido similar a los demás desde su aggiornamento como partido fascista al de órgano del «mejor de los mundos». El programa ha dejado de tener importancia. Sólo cuenta la capacidad, autoproclamada y autentificada por los medios, de impedir que el Frente Nacional llegue al poder. Macron se inscribe en esa línea política, constituye su apogeo. Esta hipostasia le garantiza su legitimidad y resta toda credibilidad a cualquier otra candidatura.

El fin del sistema de los partidos

La tendencia a la desaparición del sistema de los partidos, especialmente evidente en lo que concierne al PS, puede verse también del lado del partido republicano, aunque el proceso de descomposición parece allí menos avanzado y ha necesitado ayuda externa, a través del oportuno «escándalo» Fillon. A pesar de todo, es un proceso ya bastante adelantado, como lo demuestra el sistema de las «primarias».

Ya no son los militantes de un partido quienes designan al candidato de su formación política. Cualquiera puede participar en ese proceso, incluso los miembros de un partido adversario. El designado ya no es candidato de un partido sino un candidato del conjunto de los franceses, incluyendo a sus propios adversarios. Ya no son las organizaciones las que se enfrentan sino simples personalidades, que ni siquiera defienden un programa sino que sólo cuentan con una imagen fabricada por los medios de difusión. Del enfrentamiento de ideas pasamos a la competición de las imágenes.

Nos encontramos ante una nueva configuración de la «escena política», del espacio de la representación política. Pasamos de un sistema organizado alrededor de un partido de masas dominante o de una estructura binaria de dos organizaciones «alternativas», izquierda y derecha, a un modo de gobierno que abandona el sistema de los partidos y que, tanto en los hechos como en materia de lenguaje, rechaza la política.

Una crisis de representación partidaria no es un fenómeno único en el paisaje político francés. Existen varias referencias históricas, como la del bonapartismo que instauró el Segundo Imperio o, más recientemente, la creación de la Quinta República, en 1958, por el general De Gaulle. Pero el problema actual es diferente. Los dos ejemplos que acabamos de citar tienen que ver con algo que forzó esa situación por causas externas ante el aparato legislativo. Hoy en día lo que estamos viendo es un proceso interno de autodesmantelamiento del conjunto de la estructura del Estado.

Si bien la crisis de representatividad de los partidos condujo en el pasado a un eficaz fortalecimiento del Ejecutivo, hoy en día el aumento de sus prerrogativas conduce a un acrecentamiento puramente formal de poder porque [el Ejecutivo] ya no trabaja por su cuenta sino para organizaciones supranacionales, para estructuras que fungen como intermediarias del Imperio, como la Unión Europea, el Consejo de Europa y la OTAN. El aparato ejecutivo nacional, en su constante violación de las prerrogativas del Parlamento, aparece como un simple repetidor. En esas circunstancias, ya no basta con hablar de crisis de representatividad de los partidos políticos. Ya no se trata de un hecho vinculado a una coyuntura política particular sino de un acontecimiento de tipo estructural.

Supremacía de la imagen

El fenómeno de la candidatura Macron es revelador de una mutación en el ejercicio del poder del Estado, que es el final de toda mediación con la sociedad civil. Los diferentes lobbys toman el lugar de los partidos. Las grandes empresas tienen la capacidad de defender directamente sus propios intereses en contra de la gran mayoría de la población, sin que la decisión tomada tenga que asumir la apariencia de una defensa del interés colectivo.

En otras palabras, la clase económica y políticamente dominante se convierte también en clase reinante, en la clase que ocupa la primera línea del «escenario político», del espacio de legitimación. La clase dominante maneja directamente sus intereses y promueve abiertamente a sus candidatos. El proceso de legitimación de este procedimiento ya no tiene nada que ver con la representación sino con el marketing ya que la escena política se confunde con la de los medios.

La candidatura Macron es entonces el síntoma de una sociedad capitalista avanzada, donde las relaciones sociales se han transformado por completo en relaciones entre cosas, entre mercancías. Las divergencias que expresan los diferentes candidatos se reducen a una competencia en materia de imágenes, a la competencia entre mercancías. Macron se sitúa así fuera del lenguaje. Cada cual puede entender lo que quiera en lo que dice Macron. Ni siquiera nos pide que estemos de acuerdo con su discurso sino que miremos su imagen y la adoptemos.

Ya no hay espacio para la política y el enfrentamiento entre puntos de vista divergentes sino una renuncia a la vida privada y pública para adaptarse a los constantes cambios de las relaciones de producción y el incremento de la fluidez de las fuerzas productivas, o sea a las exigencias, cada vez mayores, de la rentabilidad del capital.

En marche! nos lleva hacia una «sociedad moderna líquida»

Como un inventario al estilo de Prevert no constituye un programa, nada queda precisado. En nombre de la necesaria adaptación a la «modernidad», se promueve la propensión a aceptarlo todo, a renunciar a todo progreso social. Se abren así todas las expectativas a los promotores de esta nueva situación ya que no se define a priori ningún límite a sus futuras exigencias.

Macron se inscribe en una ideología de la «sociedad moderna líquida», como la entendió el sociólogo Zygmunt Bauman, la sociedad del cambio permanente para adaptarse a la fluidez de las cosas. La ausencia de coherencia interna del «programa» se presenta así como algo positivo, como una posibilidad de constante adaptabilidad, como una fluidez a priori preexistente en la conciencia de las cosas, que debe permitir integrar cualquier mutación.

Realizada bajo el mandato de Hollande, la reforma del Código Laboral es la condición previa para concretar la adaptabilidad permanente de los trabajadores a las exigencias de los patrones. Emmanuel Macron no sólo se inscribe en la continuidad de la acción del presidente saliente sino que incluso la magnifica, dándole con ello su verdadera dimensión, la de «sociedad líquida», que se caracteriza por la ausencia de proyectos precisos y por gobernar pragmáticamente.

Esa manera de gobernar sólo puede reservar todavía más espacio a los «expertos», reforzando la tendencia ya extremadamente fuerte a manejar los asuntos públicos mediante decretos y al empleo del artículo 49-3 de la Constitución francesa [2], ya ampliamente utilizado bajo la presidencia de Hollande.

De hecho, no hay alternativa, lo supuestamente situado «fuera del sistema» se limita a una reclamada capacidad de adaptabilidad a toda mutación social, sea cual sea esa mutación. La fluidez se refleja en el nombre mismo de su movimiento, «En marche!», una orden que ni siquiera precisa a quién se dirige pero que en todo caso nos advierte que tenemos que renunciar a toda forma de resistencia ante la máquina económico-política.

NOTAS

[1] El Frente Nacional, o FN, es el partido de la también candidata a la presidencia Marine Le Pen, clasificado como de extrema derecha. Nota de la Red Voltaire.

[2] El artículo 49 acápite 3 de la Constitución de Francia permite al gobierno imponer un texto sin someterlo a la votación de los parlamentarios. Sólo queda entonces a la oposición la posibilidad puramente formal de presentar una moción de censura, con pocas posibilidades de que esta prospere.

Publicado en Francia, Uncategorized | Deja un comentario

Francia, víctima del terrorismo de sus propios aliados de la OTAN

JPEG - 44.3 KB
Atentado en los Campos Elíseos, 20 de abril de 2017.

Francia, víctima del terrorismo de sus propios aliados de la OTAN

http://www.voltairenet.org/article196081.html

Faltando sólo 3 días para la primera vuelta de la elección presidencial, Francia acaba de ser blanco de un nuevo atentado terrorista. Thierry Meyssan estima que París tiene que parar de decir mentiras absurdas y tener en cuenta la verdadera importancia de lo que está pasando: el terrorismo internacional –que cuenta con la participación del gobierno francés– sigue órdenes de sus aliados de la OTAN… que además lo utilizan contra Francia.

 

| Damasco (Siria) | 21 de abril de 2017

A principios de 2017, recibimos informes de que había yihadistas preparando acciones cuyo objetivo era obligar a Francia y Alemania a posponer sus elecciones. No estaba claro:
- si se trataba de posponer la elección presidencial francesa (prevista para abril y mayo) o las elecciones legislativas (que deben desarrollarse en junio) o las dos;
- si Francia era un blanco por sí misma o si las acciones que habían de realizarse en Francia serían el preludio de futuras acciones contra Alemania.

Entre los candidatos a la elección presidencial, los únicos que denuncian el respaldo a la Hermandad Musulmana son Francois Fillon y Marine Le Pen. Fillon ha convertido esa cuestión en uno de sus temas de campaña.
Discurso de François Fillon en Chassieu (Lyon), el 22 de noviembre de 2016.

Nosotros mismos señalamos a nuestros lectores que las campañas de prensa y los escándalos judiciales utilizados contra Donald Trump en Estados Unidos y contra Francois Fillon en Francia venían de los mismos grupos. Escribíamos entonces que para Trump y Fillon

«no será posible restaurar la paz y la prosperidad sin acabar primero con la instrumentalización del terrorismo islámico, sin liberar el mundo musulmán del control que ejercen los yihadistas y sin atacar incluso la matriz del terrorismo: la Hermandad Musulmana». [1]

En aquel momento, los franceses, creyendo erróneamente que la Hermandad Musulmana es una tendencia de la religión musulmana, no reaccionaron. Publiqué entonces un libro, Sous nos yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump, cuya segunda parte explica detalladamente, por primera vez, qué es esa organización secreta, creada y controlada por el MI6, los servicios secretos británicos. Es esa cofradía la que, desde la Segunda Guerra Mundial, ha venido tratando de convertir el islam sunnita en un instrumento político. Y de la Hermandad Musulmana provienen todos los líderes de los grupos yihadistas, desde Osama ben Laden hasta Abou Bakr al-Baghdadi.

El 26 de febrero, Francois Fillon publicaba sin explicación un comunicado que fue objeto de grandes críticas:

«Estamos ante una situación inédita: a 2 meses de la elección presidencial, estamos viviendo una situación prácticamente de guerra civil que viene a perturbar el normal desarrollo de esta campaña (…) Recuerdo a todos que estamos en estado de emergencia y que, a pesar de ello, el gobierno está permitiendo lo que sucede (…) Como ex Primer Ministro, como responsable electo de la Nación, hoy acuso solemnemente al Primer Ministro y al gobierno de no garantizar las condiciones para el ejercicio sereno de la democracia. Sobre ellos cae una grave responsabilidad porque están permitiendo que se desarrolle en el país un clima que es casi de guerra civil y que sólo puede resultar provechoso para los extremos (…) Sean quienes sean los candidatos, deben tener derecho a expresarse y el gobierno debe tomar medidas para que los violentos y los enemigos de la democracia cesen de perturbar esta campaña presidencial.» [2]

El 17 de abril, la Policía Nacional informaba a los 4 principales candidatos sobre la existencia de amenazas a su seguridad y reforzaba la protección que se les asigna.

El 18 de abril, M. (de 29 años) y Clement B. (de 23 años) fueron arrestados mientras preparaban un atentado contra un mitin a favor de Francois Fillon.

El 20 de abril, un policía resultó muerto y otros 2 quedaron gravemente heridos en un atentado perpetrado en los Campos Elíseos.

Los candidatos Francois Fillon y Marine Le Pen cancelaron sus desplazamientos programados para el 21 de abril. Siguiendo esa tendencia y a pesar de no existir ninguna amenaza real en su contra, Emmanuel Macron hizo lo mismo.

La responsabilidad del próximo presidente de la República Francesa

El próximo quinquenio girará en torno a la seguridad de los franceses. Esta cuestión reviste un carácter particularmente grave en la medida en que en los recientes atentados terroristas perpetrados en suelo francés están implicados 3 de nuestros aliados de la OTAN: el Estado Profundo estadounidense, el Reino Unido y Turquía.

He abordado muy a menudo la cuestión de los atentados perpetrados en París –el 13 de noviembre de 2015– y en Bruselas –el 22 de marzo de 2016. [3]. En mi más reciente libro indiqué que si bien el presidente [turco] Recep Tayyip Erdogan y su prensa han reivindicado esos atentados, estos fueron perpetrados por «dos comandos diferentes, con excepción de un actor operativo común: Mohammed Abrini del MI6» (p. 231) [4].

Las sucesivas presidencias de Nicolas Sarkozy y Francois Hollande, con sus respectivos ministros de Exteriores, Alain Juppé y Laurent Fabius, han escondido desde hace años sus actividades criminales a los franceses así como la consecuencia de lo que han sembrado: el terrorismo dentro de su propio país.

Es absurdo creer que al-Qaeda y el Emirato Islámico (Daesh) puedan disponer de tanto dinero y armas sin respaldo de grandes Estados. Es absurdo creer que Francia pudiese participar en la operación de rediseño del «Medio Oriente ampliado» sin sufrir las consecuencias. Es absurdo creer que sea posible luchar contra el terrorismo cuando quienes lo controlan son nuestros propios aliados en el seno de la OTAN.

Thierry Meyssan

 

Para más información sobre la guerra secreta contra el Medio Oriente ampliado, ver Sous nos yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump

[1] «¿Quién está usando la prensa y la Justicia contra Donald Trump y Francois Fillon?», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 11 de febrero de 2017.

[2] «Violences perturbant la campagne présidentielle», Francois Fillon, Fillon2017.fr, 26 de febrero de 2017.

[3] Ver, por ejemplo, «La República Francesa como rehén» y «El móvil de los atentados de París y Bruselas», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 17 de noviembre de 2015 y 28 de marzo de 2016.

[4] Sobre esos atentados, ver también la pagina 91.

Publicado en Europa, Francia, Terrorismo, Uncategorized | Deja un comentario

Entrevista al Presidente Assad con RIA Novosti y Sputnik (21.04)

https://scontent-lht6-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-0/p480x480/17951819_1536914983021967_4956934302511204079_n.jpg?oh=5d1fed1966c7c442694725517e53a727&oe=5982AA28

Entrevista del presidente Bachar Al Assad con las agencias rusas de noticias RIA Novosti y Sputnik

http://www.sana.sy/es/?p=63928

Damasco, SANA— El presidente de Siria, Bashar Al-Assad, afirmó en una entrevista con las agencia rusas RIA Novosti y Sputnik que las estimaciones de la ONU sobre el número de muertos en el conflicto no son precisas y que Occidente exagera esa cifra para justificar la invasión.

Presidente Al Assad: Occidente exagera las cifras de muertes en Siria para justificar su invasión.

A la pregunta de cuántas víctimas provocó la guerra desde 2011, Asad dijo que “en realidad, sólo podemos hablar de números oficiales, son decenas de miles, no cientos de miles como dicen los medios de comunicación”, declaró el presidente Al-Assad.

Sobre el incidente de Jan Sheijun, el presidente Al-Assad dijo: fue una provocación para justificar un ataque y Occidente incluye en el número de muertos a los terroristas, entre ellos combatientes extranjeros, que no figuran en las estadísticas oficiales de las víctimas.

“Los números que hemos escuchado de los medios de comunicación occidentales a lo largo de los últimos seis años no eran precisos, la cifra se infla solo para mostrar lo horrible que es la situación y utilizarlo como pretexto humanitario para intervenir en Siria”, subrayó.

El presidente de Siria tampoco está de acuerdo con la estimación de la ONU que “no dispone de medios para hacer los cálculos”.

“Las Naciones Unidas no tienen ningún medio para calcular las cifras, en realidad nadie tiene como he dicho, porque están hablando de diferentes facciones, extranjeros, nacionales sirios, terroristas, etcétera”, señaló.

El mandatario sirio reafirmó que “lo único que tenemos son los registros oficiales”.

Presidente Al-Assad: Ejército sirio perdió más del 50% de su capacidad antiaérea

En relación con el reciente ataque de EEUU contra la base aérea de Shayrat, el presidente Al-Assad afirmó que el Ejército sirio perdió más del 50% de su capacidad antiaérea en los seis años de la guerra, agregando que los terroristas empezaron sus ataques destruyendo la defensa antiaérea de Siria y esto fue su primer objetivo.

“Puedo decirles que más del cincuenta por ciento”, dijo a la pregunta de cuántos sistemas antiaéreos había perdido Siria antes del ataque estadounidense, pero Rusia había compensado en parte ese daño con armas y sistemas de alta calidad, teniendo en cuenta que el proceso requiere bastante tiempo para restablecer la defensa antiaérea en su totalidad”, aclaró el presidente.

Al contestar a la pregunta si se mantienen negociaciones concretas con Rusia sobre la compra de sistemas antiaéreos, Al Assad señaló que: “Sí, siempre es el tema de negociaciones, tanto antes de la guerra como durante ella; claro está que necesitamos más armas después de la guerra por su consumo, es una parte de las relaciones diarias entre los ministerios de Defensa de Rusia y Siria”.

En cuanto a los sistemas que representan mayor interés para Damasco después del ataque de EEUU contra la base aérea de Al Shayrat, en la provincia de Homs, Al Assad aclaró que; “normalmente nos interesa cualquier sistema de última generación”.

Añadió que la adquisición depende de la política del suministrador, en este caso Rusia, y de los precios, entre otros criterios.

Con respecto a la noticia sobre la detención del líder de Daesh “Abu Baker Al-Bagdadí”, dijo Al –Assad que esa noticia es falsa y que la zona fronteriza entre Siria e Iraq aún está bajo el control de Daesh, y por lo tanto Al-Bagdadí se encuentra seguro hasta el momento en aquella zona.

Al-Assad advierte del riesgo de nuevas provocaciones similares al incidente de Khan Shaikhoun.

Respondiendo a una pregunta sobre una posible cooperación entre Damasco y una misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, el presidente Al-Assad dijo que; desde el primer ataque llevado a cabo por los terroristas hace unos años, Damasco solicitó enviar una misión de la ONU para registrar, documentar e investigar estos actos, pero la organización mundial no envió ninguna misión al respecto.

En el mismo contexto, Al-Assad advirtió del riesgo de nuevas provocaciones similares al incidente de Jan Sheijun,

Rusia declaró la semana pasada que su país dispone de información de que se están preparando provocaciones con armas químicas en varias zonas sirias, entre las cuales Damasco.

“En realidad esta posibilidad existe no solo debido a los recientes acontecimientos, eso ya sucedió antes y para nosotros este riesgo existe desde el 2013 “, comentó el presidente Al-Assad.

No obstante, según explicó Al-Assad, esta vez la retórica y la propaganda fueron diferentes, porque estaban preparados para un ataque, era parte de un único plan y no dos incidentes separados.

 

Al–Assad: EEUU busca cambiar el Gobierno sirio y poner en su lugar a unos títeres

Agregó que EE.UU hará todo lo posible para derrocar al Gobierno actual de Siria y establecer en el país un régimen títere,” el objetivo (de EEUU) es cambiar al Gobierno, derrocarlo y en su lugar poner a unos títeres”, manifestó.

Tras la desintegración de la URSS, añadió, EEUU está siempre “listo para atacar, matar y mentir para justificar lo que hace o lo que ya ha hecho.

Presidente Al-Assad: los terroristas reciben armas químicas directamente desde Turquía.

El presidente Al-Assad afirmó en su respuesta a la pregunta de si existe el peligro de que los terroristas empleen armas químicas y, en caso de que sí, dónde las obtendrían, que los terroristas reciben armas químicas directamente desde Turquía, y hubo pruebas al respecto, algunas han sido publicadas en internet hace unos años.

“Muchos partidos y diputados parlamentarios en Turquía demandaron al régimen turco en relación con esas acusaciones, ya que la única manera, la única vía para que los terroristas obtengan dinero, armamento, apoyo logístico, combatientes y este tipo de material es a través de Turquía, no hay otra ruta para que vengan del norte. Así que es Turquía, al cien por ciento”, aseveró.

 

Al-Assad no descarta solicitar ayuda para el envío de las tropas terrestres rusas en caso de que se incremente considerablemente la cantidad de terroristas internacionales.

Asimismo, el presidente Al Assad no descartó solicitar ayuda de las tropas terrestres rusas en caso de que se incremente considerablemente la cantidad de terroristas internacionales.

“Puede que en un futuro, si nuestros enemigos y sus partidarios, sus terroristas, sus marionetas, cambian de estrategia y traen más integrantes terroristas de todo el mundo, y hayan ejércitos completos de terroristas, eso podría ser necesario, pero en estos momentos no creo que sea necesario “, comentó el presidente al respecto.

En el mismo contexto agregó que todo lo que ha hecho hasta ahora la Fuerza Aeroespacial rusa en Siria ha sido bueno y suficiente, añadiendo: ” En realidad la Fuerza Aeroespacial de Rusia fue muy efectiva y activa durante el último año y medio o algo más en su apoyo al Ejército sirio, y todos saben que desde que inició ese apoyo en 2015, el equilibrio cambió y logramos recuperar Palmira y Alepo, además de otras muchas regiones”.

“Gracias al apoyo ruso el Ejército sirio pudo defender recientemente Hama, se trató de un ataque de envergadura y bien organizado, pero logramos repelerlo, por eso este apoyo fue muy efectivo y claro está, tampoco podemos olvidar el apoyo efectivo de los iraníes en el terreno; ellos no mandaron tropas, pero sus oficiales y asesores jugaron un papel muy importante” , agregó Al Assad.

El autogobierno de los kurdos, así como de otros grupos étnicos en Siria, no es necesario en tiempos de paz a menos que esté previsto en la Constitución, comentó el presidfente Al Assad.

” Si se trata del autogobierno o confederación, o algo por el estilo cuando no hay guerra, cuando es una situación normal, el asunto estará relacionado con la Constitución”, dijo

Siria, indicó, es un conjunto de “diversas culturas, grupos étnicos, religiones y sectas”, y por ello resulta difícil definir el futuro del país sin lograr un consenso para todos.

El presidente apuntó que lo mejor será esperar hasta que todas las partes “de la gama” de Siria acuerden una nueva Constitución

Al Assad señaló que de momento varias regiones justifican su derecho al autogobierno por “la ausencia de autoridades” en esas zonas, actualmente sirve como justificación, pero cuando hay estabilidad y el Gobierno tiene control sobre el país, no hay razones para tolerar tal situación, excepto si la Constitución permite autogobierno a cierta región en el marco de una confederación o federación u otro tipo de gobierno, sostuvo.

El tema de la presencia de la palabra “árabe” en el nombre oficial de la República de Siria solo puede ser decidido en un referendo constitucional, pero su debate todavía es prematuro, aseveró el presidente.

” No aseveraría que se trata de algo correcto o incorrecto mientras los propios sirios no se expresen al respecto en un referendo, solo después de ello se podrá afirmar que el presidente apoyó esta palabra o se opuso a ella, por el momento esto tiene poco sentido, es temprano para debatir el tema”, explicó el presidente.

“como Gobierno no somos propietarios de la Constitución, que debe representar el consenso en Siria, si los sirios no creen en las palabras ‘estado árabe’, ¿qué sentido tiene usarlas? ¿Solo porque en ellas cree el Gobierno? No, debemos reflejar la opinión de la mayoría de los sirios que responden sí o no”, reflexionó.

Al-Assad: los grupos de la oposición siria rechazan que Siria sea un Estado laico.

El presidente Al Assad declaró que la mayoría de los grupos de la oposición siria que participan en las negociaciones de paz rechazan que Siria sea un Estado laico.

”La mayoría de las facciones que aparentemente se sumaron a las negociaciones de Astaná, y parte de las de Ginebra, no aceptan un Estado laico, quieren un Estado religioso, un Estado islamista”, alertó.

Al-Assad: EEUU permitió a los yihadistas expulsados de Mosul cruzar a Siria.

El presidente Al Assad dijo que EEUU permitió a los yihadistas expulsados de Mosul cruzar a Siria propiciando de esta manera la toma de Deir Ezzor por Daesh, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países.

“EEUU está atacando a Daesh en Mosul, está en contra de Daesh, pero al mismo tiempo le está apoyando y le permite cruzar la frontera de Irak a Siria y esto significa que ayudó a Daesh a venir a Deir Ezzor y socavar los esfuerzos del Ejército sirio que está defendiendo Deir Ezzor“, afirmó.

Añadió que los estadounidenses querían que Deir Ezoor cayera en manos de Daesh para después posiblemente negociar la retirada de los yihadistas.

El ejército gubernamental, afirmó el presidente, fue lo suficientemente fuerte como para repeler la ofensiva de Daesh.

“Ahora está avanzando lentamente, recuperando el área de manos de Daesh y la situación hoy es mejor que ayer y mejor que hace una semana”, enfatizó.

El presidente Al Assad, explicó cuáles serían las condiciones para establecer un diálogo con la oposición armada; “Somos muy pragmáticos al respecto, por ello decimos: sentémonos con cualquiera que pueda cambiar la situación mediante dos métodos; el primero, cesar los asesinatos, el segundo, tener un deseo de debatir el tema desde el punto de vista político, pudiendo hablar de cualquier cosa”.

Señaló que el cese de los asesinatos es una prioridad para cualquier sirio, no solo para el Gobierno, sino para todo sirio, Si le pregunta a cualquiera, le dirá que necesitamos seguridad, precisamos estabilidad, es la condición primera.

”Respecto al diálogo político, los opositores podrán hablar de la Constitución, el futuro de Siria, el sistema político deseado, el sistema económico, sobre cualquier cosa que sea viable, y no será algo complejo en estos tiempos, pero sin estabilidad no es posible alcanzar nada en cualquier tipo de diálogo, por lo que afirmé que pasamos a los diálogos directos con los combatientes, no es algo que nos agrade mucho, pero por el momento es lo más efectivo”, afirmó el presidente.

Al- Assad expresa disposición de dialogar con la oposición que no está vinculada a Qatar, Arabia Saudí o Francia.

”Conversaré con la oposición que no esté vinculada a Catar, Arabia Saudí o Francia, digamos. ¿Qué sentido tendría dialogar con alguien que no tiene ninguna influencia sobre la realidad de Siria?” cuestionó al Assad.

Además el presidente acusó a Occidente y a sus aliados de utilizar las negociaciones de Ginebra y Astaná como paraguas político para los terroristas

”Una parte de los participantes de las negociaciones en esas dos ciudades, Rusia, Irán y por supuesto, la propia Siria, persiguen el objetivo de lograr la paz, respetan la soberanía de Siria, confían en su unidad y siguen la Carta Magna de la ONU y sus resoluciones. Pero miran al otro bando que participa en las negociaciones, al bloque occidental, sus aliados en la región y las fuerzas que lo apoyan, verán que están a favor de la otra parte, ellos utilizan esas citas solo en calidad de paraguas político para camuflar a los terroristas y no para lograr una solución política”, dijo el presidente.

Al referirse al diálogo de Ginebra, el presidente lo catalogó de fallido desde el inicio, aunque puede devenir una iniciativa positiva, como en el caso de las reuniones de Astaná.

En este contexto, destacó el aporte de Siria, Rusia e Irán, que buscan encontrar una resolución pacífica, respetan la soberanía de Siria, la Carta de la ONU y las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Aseguró que EL Gobierno sirio está dispuesto a sentarse a la mesa de negociaciones con cualquier representante de los grupos terroristas, siempre y cuando ellos prometan deponer las armas y volver a la vida normal, a cambio las autoridades de Siria les garantizan la amnistía.

”En caso contrario, los que no sean parte del proceso de armisticio, pueden ir a donde quieran, y es lo que está pasando hoy, ayer y a diario, algo que ayudó a la estabilidad en muchas zonas de Siria y minó las posiciones de los terroristas y sus patrocinadores”, advirtió.

Siria saluda la propuesta de Kazajistán para ampliar el número de países implicados en el proceso negociador de Astaná, dijo Al Assad

”Es positivo invitar a cualquiera que quiera unirse; apoyo lo anunciado por altos cargos de Kazajistán para ampliar la participación en Astaná y cuanto más países tengamos, mejor “, expresó.

M/Miri, Fady. M

Publicado en Entrevista, Siria, Uncategorized | Deja un comentario

Erdogan amplia sus poderes: del Kemalismo al sultanato

https://desertpeace.files.wordpress.com/2015/11/cswlcm_weaafuc9.png?w=534&h=623

Erdogan amplia sus poderes: del Kemalismo al sultanato

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/338919/referendum-turquia-erdogan-imperio-sultan-otomano-ataturk

por Pablo Jofré Leal

Los 55 millones de electores turcos acudieron a las urnas, para definir, mediante un referéndum convocado por Erdogan, si le otorgaban mayores poderes o no.

El domingo 16 de abril la sociedad turca acudió a las urnas, para definir, mediante un referéndum convocado por el presidente Recep Tayyip Erdogan, si los electores, cercanos a los 55 millones habilitados para votar, otorgaban mayores poderes al ejecutivo mediante 18 reformas constitucionales o simplemente negaban la posibilidad de un cambio profundo en el sistema político turco vigente desde el año 1924.

Los resultados de esta convocatoria favorecieron estrechamente al Sí, con un 51,4% de los votos escrutados y una participación del 85%, permitiendo así la consolidación de un régimen autocrático que tendrá a Erdogan con la posibilidad de gobernar Turquía hasta el año 2034. Las reformas aprobadas van desde suprimir el cargo de primer ministro – pasando de un sistema parlamentario a uno presidencial, dotando al mandatario de poderes omnímodos en materia de nombrar a sus ministros, ejercer una fuerte influencia sobre el poder judicial al tener prerrogativas para nombrar al 50% de los componentes el Alto Consejo de Jueces y Fiscales, lo que implica el gestionar la contratación y desvinculación de los funcionarios que laboran en el sistema judicial. Igualmente se eliminan los tribunales militares y se limita el mandato presidencial a dos períodos de cinco años cada uno.

Término de 93 Años de Kemalismo

El presidente turco solicitó a los países extranjeros y en especial a la Unión Euroepa (UE) que respeten los resultados del referéndum, al mismo tiempo que los dos principales partidos de la oposición han exigido un nuevo recuento de votos tras denunciar fraude en el proceso de votación y la manipulación de los votos destinado a dar un Sí a los cambios constitucionales o un No a esos cambios. El Partido Republicano del Pueblo (CHP) y el Partido de la Democracia de los Pueblos (HDP) han denunciado la acción abierta e ilegal de injerencia del oficialismo en la contienda mediante el abuso de recursos públicos favorables al gobierno de Erdogan y por tanto inclinar la balanza al Sí.

La oposición afirma que el triunfo de Recep Tayyip Erdogan supone convertir aún más a Turquía en una autocracia, debido a los poderes casi absolutos que el ejecutivo asumiría. Los kurdos, por su parte, afirman que este paso de presidente a una figura más parecida a los sultanes otomanos, significaría la pérdida de los derechos del pueblo kurdo y la consolidación de una guerra civil. Los partidarios del Sí previo al referéndum daban como argumento, para votar favorablemente el otorgar mayores poderes a Erdogan daría más estabilidad al país, aumentaría el crecimiento económico, al igual que los niveles de seguridad que ha significado la merma de los ingresos del turismo en este país.

Estos cambios a la constitución turca y a su sistema político, aprobadas en el referéndum del pasado domingo 16 de abril – que entrarán en vigencia el año 2019 – son las más profundas en ese país desde que el año 1924 el denominado padre de la Nación Turca: Mustafá Kemal Atatürk, estableció el sistema parlamentario, que ha regido desde entonces con los intervalos surgidos de los golpes militares turcos: el primero de ellos el año 1960. El segundo el año 1971 denominado el “Golpe del memorándum” contra el presidente Suleiman Demirel. El tercero de los levantamientos de las Fuerzas armadas se vivió el año 1980 que otorgó enormes poderes al Ejército turco convirtiéndose, además de un actor político fundamental, en un agente económico relevante.

El cuarto golpe de Estado se vivió el año 1997 cuando el Ejército obligó al primer ministro Necmettin Erbakan a dimitir. El propio Recep Tayyip Erdogan (actual presidente fue detenido en aquella ocasión). Finalmente el quinto Golpe Militar lo vivió Turquía en Julio del año 2016 convirtiéndose en la oportunidad de Erdogan de ejecutar una gran purga al interior del ejército, la policía y en general en los poderes del Estado Turco, afianzando el poder y la deriva autocrática del Gobierno de Erdogan.

El referéndum que tuvo como resultado el triunfo del oficialista Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP por sus siglas en turco) contó con una amplia adhesión en sus bastiones de las regiones de Anatolia y el Mar Negro. En las localidades que lindan con el mar Egeo, el mar Mediterráneo y en las zonas surorientales donde predomina la población  kurda, el triunfo del No se impuso, mostrando un país dividido, al igual que en las grandes ciudades como Estambul, Esmirna y Ankara, donde el No, aventajó al Si por menos de un punto. Turquía tras el triunfo estrecho del Sí se muestra al mundo claramente dividido entre quienes apuestan por  un Presidente con poderes de una Monarquía Absoluta y aquellos que ven un peligro para el futuro de esta nación el consolidar una especie de sultanato,  que los puede alejar de un sistema democrático y por tanto ver más lejana la posibilidad de acceder a ser parte de la UE.

Esta referéndum mostró a un Erdogan decidido a consolidar su férreo control político de la sociedad turca, como también entregar un mensaje a Europa tras los acontecimientos que lo enfrentaron con algunos gobiernos del Viejo continente que prohibieron a funcionarios tucos realizar acciones proselitistas en capitales como Berlín, Zúrich y en ciudades como Rotterdam. “Este domingo es el día que nuestro pueblo va a dar una lección a aquellos países europeos  que querían intimidarnos” sostuvo Erdogan, haciendo referencia, a los 54 años de espera de Turquía en sus intentos de ser aceptado como miembro de pleno derecho de la UE. Ingreso que no sólo se ve complejo y casi imposible, ante la oleada de islamofobía que sacude a Europa, sino también porque Erdogan ha prometido llevar a consulta ciudadana la posibilidad de reimplantar la pena de muerte en Turquía, que cuenta con el rechazo absoluto de la UE.

El triunfo del AKP en el referéndum es también una señal para el gobierno estadounidense, que tiene a Turquía como uno de sus socios más importantes en Oriente Medio y que ve con temor un acercamiento de Erdogan a la Federación Rusa, sobre todo tras las acusaciones del gobierno de Ankara respecto a que Washington protege y apoya a Fethullah Gulén – teólogo y multimillonario turco ex aliado del propio Erdogan  –  quien reside en Estados Unidos y sindicado por el gobierno turco como el promotor del Golpe de Estado de julio del año 2016 a partir de su influencia en el aparato estatal de Turquía. Los Gülenistas, según el gobierno turco, son los causantes de gran parte de los males de Turquía y ello debe cesar de manera tal que su líder sea extraditado, juzgado en territorio tuco y sus seguidores cesados de todo cargo público, como ha sucedido con cerca de 100 mil turcos, entre ellos profesores, militares, policías, miembros de la Federación de Fútbol, funcionarios del Ministerio del Interior, Jueces, Fiscales, entre otros. Todos ellos acusados de seguir a este clérigo que propugna el diálogo interreligioso y que cuenta para ello con el beneplácito de Israel y El Vaticano.

Del Kemalismo al Sultanato Erdoganista

Las reformas aprobadas este domingo 16 de abril, que entran en vigencia el año 2019 son la puerta de entrada a la posibilidad que Erdogan, que en ese entonces tendrá 65 años pueda ampliar su período presidencial hasta el año 2034, con todos los poderes que ha tenido en mente desde que el año 2014 se comenzó a plantear la posibilidad de modificar el sistema político parlamentario turco vigente desde el año 1924. Estrategia que ha guiado las acciones doctrinarias del Partido de Gobierno en el último lustro, como la forma de afianzar aún con más fuerza el poder político junto a las alianzas económicas  y militares que ha logrado forjar en quince años de presencia omnímoda en la vida política turca.

Hoy, la Turquía del cuarto lustro del Siglo XXI es testigo de los esfuerzos políticos de Erdogan – y prueba de ello es su referéndum  como herramienta de afianzamiento – destinados a modificar esencialmente su base doctrinaria  y que han marcado  93 años de lo que se conoce como la Turquía Moderna. Pasar del Kemalismo al Neotomanismo, a pesar que analistas internacionales hablan de cierta superación de esta noción del resurgir de las visiones imperiales. Mi impresión es, que esta doctrina no sólo está más vigente que nunca – a pesar de todas las tensiones que subyacen en el escenario regional donde se sitúa Turquía – sino que ha recibido un espaldarazo y una bocanada de aire de enorme importancia con el triunfo en las urnas  en la convocatoria al referéndum del domingo 16 de abril.

Prueba de esta idea, que se encuentra en el seno del neotomanismo  respecto al plano estratégico en política exterior – y que supone (a lo menos en plano teórico) llevar a cabo la política de cero problemas con los vecinos – se visualiza en su acercamiento tanto a la Federación Rusa como a la República Islámica de Irán, bajo la premisa que estas potencias son fundamentales para consolidar un proceso de estabilidad en la región de Oriente Medio. Sostuve, meses previos al Golpe de Estado de Julio del año 2016 que “La realidad geoestratégica en Oriente medio y sus efectos en materia de refugiados y participación militar de potencias occidentales en la zona efectivamente tensiona el Neo-Otomanismo en sus aristas de “Profundidad Estratégica y Cero Problemas con los vecinos” lo cual resulta una ficción en una región donde las alianzas se tejen en función de intereses, objetivos y realidades disímiles” Una ficción, que el afán de política pragmática que quiere ejercer Erdogan lo lleva a mover sus fichas en todas dirección, con el claro objetivo de consolidar un liderazgo interno y proyectarse como la única voz turca capaz de situar a su país en una especie de balanza regional.

Ese Neo-Otomanismo toma para si esa visión del Panturianismo que Atatürk desdeñaba (versión turca de otros proyectos expansionistas que conoce la historia basado en argumentos étnicos como el sionismo, el pangermanismo o el paneslavismo). Hablar entonces de cero problemas en esa realidad, resulta así una falsedad. Algo imposible de llevar a la realidad, sobre todo porque los gobiernos del AKP han tenido como objetivo, el recuperar el papel de Turquía como potencia regional, sustentado históricamente en lo que fue el Imperio Otomano que extendía su dominio desde parte del Magreb, el Golfo Pérsico y desde La Meca hasta los Balcanes y el Cáucaso. El cero problema con los vecinos se presenta así, más como un discurso de buenas intenciones, que la posibilidad cierta de llevarlo a cabo sobre todo tras los actuales acontecimientos que visualizan una Turquía con afanes claramente expansionistas con relación a los kurdos, a Siria, a Irak y el papel cumplido como aliado de regímenes extremistas como el saudí y el sionista.

Turquía es hoy, sobre todo con el triunfo de Erdogan en un referéndum que afianza sus poderes y los amplia en función de un cambio del sistema político institucional que regía Turquía, en un país que marcha hacia la conformación de un Estado policial, autoritario y tremendamente sectario: con el cierre de periódicos, la represión a la minoría kurda, la instalación de una política donde sólo cabe el AKP. La supresión llevada a cabo contra cualquier tipo de disidencia, sobre todo  partir del atentado de bandera falsa de Ankara en octubre del año 2015, el posterior al Golpe de Estado de julio del año 2016 y la fuerte represión a cientos de miles de turcos acusados de Gülenistas, confirman la deriva autocrática de Erdogan,  que pone el sello de “legal” con su triunfo electoral.

https://www.cartoonmovement.com/depot/cartoons/2014/10/28/erdogan_dream__hassan_bleibel.jpeg

Una deriva autoritaria que se nutre también de un papel intervencionista en el plano externo. En la participación turca en la agresión contra Siria. En su decisión de controlar la zona con población kurda de este país levantino tratando de crear una zona de exclusión aérea e ingresando tropas sin autorización del gobierno sirio. Su apoyo sostenido en múltiples campos a los grupos salafistas que operan tanto en Siria como en Irak – donde también Turquía ha intervenido violando la soberanía iraquí – Recordemos que Turquía es miembro de la OTAN desde el año 1952 a la fecha cumpliendo un papel de punta de lanza, no sólo contra la Federación Rusa, sino que ejecutor de políticas hostiles contra todas aquellas sociedades sujetas a los poderes hegemónicos de esta Alianza Militar. Turquía posee el segundo ejército más grande de la  OTAN, sólo detrás de Estados Unidos y ello no es casualidad, es parte de una estrategia mayor en oriente medio con relación a irán y Rusia, principalmente.

Turquía, bajo Erdogan, ha cumplido un papel relevante en materia de control de cientos de miles de refugiados bajo el acuerdo tejido con la Unión Europea. Convenio que le ha reportado miles de millones de dólares y la posibilidad de usar, como moneda de cambio a estos hombres, mujeres y niños que huyen de países en guerra, en su política de litigios con Europa y su exigencia de ingresar al club europeo. Unamos a ello su abandono de la causa palestina, en función de su acercamiento y acuerdos con la entidad sionista y la conformación de una triada valedora del terror en la zona junto a Tel Aviv y Riad.

Tras el triunfo de Erdogan en el referéndum de cambio constitucional y del sistema político mediante 18 reformas constitucionales se nos presenta el sello del nuevo renacer imperial otomano. Erdogan ofrece hoy una radicalización de la línea discursiva que planteaba el Neo-Otomanismo presentado por el ex Canciller (2009-2014)  y ex Primer Ministro Ahmet Davutoglu (2014-2016) obviando en esta nueva visión post referéndum, aquella idea utópica de cero problemas con los vecinos y los deseos, ya no ocultos de recuperar su antigua zona de influencia, bajo el concepto que signa al Neo-Otomanismo: el de la Profundidad Estratégica.

Todo lo mencionado son muestras más que elocuentes de la misión que cree desempeñar Recep Tayyip Erdogan en la región, en su objetivo de reflotar el antiguo esplendor otomano bajo la guía de un Sultán investido de plenos poderes. Ello,  a partir de la aprobación de un referéndum que le da las herramientas políticas y legales a Recep Tayyip Erdogan, para afianzar su poder hasta el año 2034 afirmando su báculo de poder en dos ejes: represión interna y agresión externa. Este domingo 16 de abril hemos sido testigo de la rúbrica legal, que transita desde el Kemalismo al Neo Otomanismo, de un régimen parlamentario a un presidencial, de una democracia representativa (con todas las limitaciones que puede ofrecer) hacia la conformación de un sultanato del siglo XXI.

Publicado en Turquía, Uncategorized | 2 comentarios