El terror como arma política: Extremismo judío y sionismo a lo largo de la historia

¿Desde Cuándo el Hombre usa el Terror como Herramienta Política? : Terrorismo Judeo-Sionista

(Primera Parte)

Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA)

http://www.abna.ir/data.asp?lang=5&id=353647

TERRORISMO: Según la RAE  significa “Dominación por el terror”, pero ¿cuándo y porqué, se comenzó con esto?, ¿desde cuándo el Hombre usa el terror como herramienta política?, sería muy difícil saber el día y la hora, pero si sabemos que uno de los primeros grupos terroristas de la historia antigua, fueron los  Zelotes, un antiguo grupo nacionalista-fundamentalista judío, nacido durante el siglo I (D.C) dentro de las fronteras romanas, en la provincia de Siria, específicamente en la Palestina histórica. Este grupo es considerado  por la mayor parte de los historiadores, tanto clásicos como contemporáneos, como uno de los primeros (o el primer) grupo terrorista de la historia, utilizando como modus operandis “el homicidio” a los detractores políticos, o civiles, relacionados directamente, o indirectamente con el gobierno romano, atosigándolos para cambiar sus pareceres, ocupando torturas, raptos etc. Este grupo paso a la historia dejando sus nombres en nuestro glosario universal, como fue el de su facción más violeta, y sanguinaria dentro de los Zelotes, conocidos como los “Sicarios”, nombre que no necesita explicación, y describe muy bien la agresividad, y el terror que sembraban ya en la Palestina de aquellos años.

Estos hábitos belicistas, eran respaldados por sus líderes, para obtener la independencia del Imperio Romano, nación que  además de ofrecerle a la mayoría de su población la ciudadanía romana, y considerarlos hombres libres, les permitió mantener su religión. Con el transcurso del tiempo, la región fue asolada por muchos atentados, asesinatos, y  persecuciones,  desencadenando la Gran Revuelta Judía, entre los años 66 y 73, donde los Zelotes tomarón el control de Al-Quds (Jerusalén), hasta que los romanos lograron recuperar la Santa Ciudad, y destruyeron el Gran Templo, el que les servía de “cuartel general” a los subversivos, tres años después los romanos vencieron a los Zelotes, y ocuparon la “Fortaleza de Masada”, ultimo enclave bélico de los terroristas, donde además sería la última morada de sus supervivientes, quienes se suicidaron, dándole de esta forma fin a esta curiosa banda terrorista hebrea.

Un par de siglos después, específicamente en el siglo VII, algunos clanes de judíos asentados en la la península Aràbiga, planearon una seria de batallas, conocidas como las BATALLAS DE LOS ALIADOS, donde los judíos se apuraron para atrincherarse en una fortaleza en las acercanías de la Ciudad Santa de Medina, llamada Jaibar, mientras 20 dirigentes judíos, se comunicaron con varios clanes paganos de la zona como los de Bani Nadir, los Quraish, entre otros, para comenzar con una seria de atentados contra los civiles de la nueva fe denominada Islam. Finalmente y digeridos por el Imam Ali (P), los musulmanes  lograron derrotar a estos insurgentes, en la famosa Batalla de Jaibar, en el año 629 (D.C).

No volvieron a documentarse por algunos años los atentados perpetuados por miembros de esta religión, pero durante el siglo XVIII, se vuelven a ver unos tantos atentados terroristas en suelo francés, estamos hablando de la Revolución Francesa, una revolución financiada por la Banca de los Rothschild (Judíos), puesta en las manos de  otras figuras  de su misma confesión, los que más tarde serian llamados los Verdugos de la Revolución: Robespierre, Marat y Danton.

Estos personajes, entre 1793 y 1794, fueron los responsables bajos la frase, LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD, no solo de ensangrentar y aterrorizar a toda Francia, sino también al resto del mundo, en  un plan traído desde “El Gran Oriente Francés” (logia), para lograr la reivindicación de la masonería en Francia, derechos negados por el antiguo régimen, desencadenando una anarquía auto provocada, para el ascenso de Napoleón Bonaparte, quien intento conquistar Palestina en sus campañas contra Siria en 1806, llegando incluso a proclamar la independencia de “Israel”, en San Juan de Acre. Sus planes no fueron materializados, ya que fue  rápidamente derrotado por los ingleses.

Durante la anarquía dirigida por este triunvirato (Robespierre, Marat y Danton), no se consideró ningún respeto a los derechos fundamentales, de los cuales fueron promovidos por  los Humanistas (a los que ellos se suscribían). Durante su anti-gobierno, que no fue más de meses de duración, detuvieron a 16.594 personas acusadas de conspiración , sin defensa, ni juicios previos, quienes fueron sentenciados a la  guillotina. Dentro de sus obras como propulsores del Terrorismo de Estado, se perpetuaron detenciones arbitrarias, no existió libertad de prensa, ni libertad de movimiento, ni menos libertad religiosa, y se cuantificaron innumerables  violaciones a la propiedad privada. Durante toda la Revolución Francesa  murieron 150.000 personas.

Años más tarde, y como fin último de esta Revolución, durante el gobierno de Napoleón, se celebraría en Roma,  el Gran Sanedrín, un 9 de febrero de 1807, donde se comenzaría la planificación de la forma de ocupar militar y/o paramilitarmente Palestina, en aquel entonces, sub-provincia del Imperio Turco Otomano, que daría origen a los “congresos sionistas”, que tomarían ese nombre  a partir del primer congreso sionista en Basilea, Suiza, el 29 de agosto al 31 de agosto de 1897, encuentro formado, e ideado por Theodor Herzl, el arquitecto del régimen de Israel, y el que con increíble precisión predijo la creación de este estado terrorista, en un plazo de 50 años, (tuvo un margen de error de un poco más de medio año).

Como resultado de esta banda terrorista, las que algunos días eran dirigidas desde Londres como otras desde París, tuvo una orden de la última capital europea, motivada por un pariente del anterior  mecena, hablamos de Guy de Rothschild y marqués de Libereau, dueño de un castillo en Alsacia, quien financio “La Mano Negra”, organización terrorista, vinculada a la masonería francesa , la que más tarde entregaría a dos jóvenes judíos serbios, uno de ellos el famoso  el famoso Gavrilo Prinzip, quien perpetuaría el  atentado de 1914 en Sarajevo, contra Archiduque Francisco Fernando, dando origen a la Primera Guerra Mundial (1914-19), guerra que más tarde cobraría entre 9.000.000 a 12.000.000 de seres humanos.

Lo peor estaría por venir, cuando en 1948, el terrorismo sionista, mediante sangre y fuego, y respaldándose en la lastima mundial, usurpara un país ajeno, instaurando el Terrorismo de Estado, sobre Palestina.

CONTINÚA…

Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA)  —

http://www.abna.ir/data.asp?lang=5&id=353663

En la antigua Rusia Zarista  de finales del siglo XIX nace uno de los primeros grupos terroristas sionistas de corte socialista-marxista, que comenzará a ahuyentar a la población Palestina, sembrando el miedo en sus futuros kibutz, y con un papel clave en la formación de otras células terroristas, que como tubérculos cancerígenos, acabaron con la viva y sana Palestina, hablamos del Poalei Zion, que también fue parte del partido Bolchevique, la que ligara a otros grupos como Mapai,  actualmente Meretz y el Partido Laborista Israelí. Entre los años 1903-10, reclutaron simpatizantes judíos en los Estados Unidos, Austria, Canadá, Inglaterra, Argentina, Rumania, Bulgaria, entre otros, mediante la fundación de diferentes células. Bajo la dirección de este grupo, como de su matriz, “La organización Sionista Mundial”, en 1907 se fundara el grupo terrorista Hashomer, y en 1920 el más temido de todos, el Haganá.

Paralelamente y formado por Reino Unido, en el siglo XIX nace la Legión Judía, compuesta por “voluntarios sionistas”, que pelearon con y para el ejército británico contra el Imperio Otomano, para expulsarlos de Palestina, y para así anexar Palestina a Inglaterra. Sus comienzos, al igual que los grupos anteriores, fue asaltando, y aterrorizando la administración turca, como también a los nativos Palestinos en su propia  patria. El sionismo tenía como parte de su proyecto, como de lugar, deshabitar Palestina, y crear  un Estado Judío, sin Palestinos, pero el talón de Aquiles fue que Palestina no estaba deshabitada, ni sola, era parte de un poderoso Imperio, el mismo que derroto al Imperio Romano del este, lo que llevo a la mezquina maquinación del lobby sionista-masónico (en Inglaterra y Francia), de cometer atentados, y conspiraciones, para que Palestina quedara sin nadie que los respaldase, recién ahí comenzarían a llegar los tanques y las verdaderas masacres.

En este periodo entra en la escena terrorista de Palestina Chaim Weizman, (1874-1952) Nacido en Motol, Rusia (Bielorrusia), químico de profesión, fue un alto dirigente sionista pro- británico nacionalizado ingles en 1910. Durante la Primera Guerra Mundial,  este sionista hizo tratos secretos con el clan Hashemita, y con otros líderes árabes, que en los años venideros apoyarán al régimen de Israel. Weizman era un químico, que se desempeñó en sus artes en Reino Unido, periodo que descubrió un método no-aprobado de hacer explosivos, a partir de  sustancias como la acetona y alcohol butílico, a través de la fermentación de la bacteria Clostridium acetobutylicum, que como el nombre bien lo indica, fue el responsable y padre de las bombas bacteriológicas usadas en Palestina, para ayudar los esfuerzos bélicos británicos en la región. La presión sionista, y los compromisos con ella por parte del Gobierno Británico lo materialización como la  “Promesa de Balfour” (otorgada a Weizman a través de una carta), en este pacto se les prometía a los sionistas entregarle Palestina.  Gracias a la creación de estas bombas bacteriológicas, ocupadas en la Legión Judía, fue premiado con poder ser el primero en ostentar del título de Presidente del “régimen de Israel”.

La legión judía fue creada en el contexto que los años trascurrieron, y el lobby sionista fue creciendo como indicamos anteriormente, luego que comenzara la Primera Guerra Mundial, guerra que involucraría justamente a Inglaterra y el Imperio Turco Otomano. Un miembro de esta organización terrorista (sionista) fue Zeev Jabotinsky (con ayuda de  Yosef Trumpeldor), él propuso este grupo paramilitar-terrorista, para poder acabar desde dentro al Imperio Turco, y así causar bajas favorables para el Imperio británico. El nombre propuesto seria la Legión judía, esta legión participo también activamente,  durante este periodo, en el frente de Gapoli, luchando en los batallones de artilleros reales 38 y 30, donde obtuvieron como fin, entregarle Palestina al mejor mecena, “Inglaterra”, cuando este Imperio colonialista tomo el poder, disolvió esta célula terrorista.

Este grupo se fusionó posteriormente con el Haganá, el cual le entrego mayor conocimiento militar y logístico.

El grupo terrorista Mapai, liderado por David Ben Gurión, fue  la división que conseguiría encabezar el futuro régimen al tener 3/4 partes de la primera cámara de diputados.

Pero ¿quién fue Ben Gurion? Mejor dicho  David Green, nacido en la actual  Rusia, asentado desde 1906 en Palestina, y ejerció como jefe de la Agencia Judía para Palestina desde 1935 a 1948, fue el capataz que convirtió la Palestina multi-étnico/multi-cultural, en un  a un estado exclusivamente judío. Dentro de sus actividades estaba el crear asentamientos para inmigrantes judíos ilegales, sobre las tierras compradas a base de chantajes violentos a los nativos Palestinos.

Dentro de sus frases, con las que lo recuerda su pueblo, fue la transmitida por Rabin: “Caminábamos juntos al aire libre, Ben Gurion nos acompañaba. Allon repitió su pregunta, ¿Qué debemos hacer con la población palestina? Ben Gurion movió sus manos en un gesto que quiso decir ‘ expulsarles fuera’ “.


La rama más marxista del grupo terrorista Poalei Zion, dio origen al Mapam y al ya nombrado Hashomer, en este periodo comienzan los kibutz, federación agrícola, que comenzaría sembrando atentados y cosechando muertes en la fértil Palestina.

El Hashomer otro producto estrella del terrorismo de Poalei Zion, que tuvo miembros de la talla de  Israel Shojat, Manya Shojat, Yitzhak Ben-Zvi (presidente israelí  entre 1952 – 1963) y su esposa Rachel Yanait, los que conformaron una célula denominada “la guardia de Bar Giora”, quienes custodiaban y atosigaban a los vecinos árabes de Sejera y Mes’ha. Este grupo terrorista tuvo su misión de servir de policía paramilitar que custodiaba los nuevos asentamientos (ilegales), tanto comprados como otros simplemente formados ilegalmente dentro de la Palestina Otomana.

 El  Hashomer se describe como el primer cuerpo terrorista de asalto ya entrenado y sistematizado, creo el fondo para compra de armas con la ayuda de  Yehoshua Hankin, quien se comunicó con el insurgente, y líder sionista  de Sejera, Eliahu Krause, quien fue el que presto el dinero para la compra de armas. Es  importante hacer mención que este grupo terrorista fue coordinado por el ejército británico, para provocar bajas al Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial. En 1920 este grupo dejó de existir para dar lugar y fusionarse con el HAGANÁ.

Jabotinsky en los billetes de 100 shekels

El Haganá  fue el grupo terrorista  que se podría calificar como la base en si misma del régimen sionista y del precesor del ejercito del régimen de Israel. Este grupo fue fundado por Vladimir Jabotinsky, un terrorista, que dentro de los muchos  atentados, se le atribuyen algunos tan burdos como el asesinato a un oficial británico y  de Jacob Israël de Haan, un poeta judío anti-sionista de origen holandés que vivía en Al-Quds, asesinado a manos de Avraham Tehomi, futuro líder del grupo terrorista Irgún. Este delincuente en una entrevista durante los ‘80 en Hong Kong declaro que: “Hice lo que la Haganá decidió que se debía hacer. Y nada fue hecho sin la orden de Yitzhak Ben-Zvi […] No me arrepiento, porque de Haan quería destruir la idea del Sionismo”.

Los británicos permitieron y toleraron la presencia de esta red terrorista, permitiendo así poner en peligro su propia seguridad en el Mandato Británico de Palestina en la década de los ‘20.

Para la década de los ’30 el Haganá contaba con más  22.000 hombres y unas 7000 mujeres, respaldados por otros 20.000 efectivos de reserva, y un gran arsenal de armas de fuego. Las unidades de combate se denominaban notrim. Movilizados y atrincherados en sus cuarteles en los “kibutz”, aplicaron una misión terrorista llamada “fuera de la cerca” atacando a los palestinos en los poblados cercanos, sembrando el miedo, para que estos dejasen sus casas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las autoridades colonialistas de Inglaterra solicitaron ayuda a este grupo terrorista para atentar contra el Eje en el norte de África, y en la Francia de Vichy.

El famoso Levi Eshkol (1895-1969) nacido en Ucrania, seria en el futuro el tercer primer ministro del régimen israelí, debuto  en la Primera Guerra Mundial, sirviendo en la Legión Judía, que apoyó a las fuerzas británicas en Palestina. Se trasladó a Palestina y ayudó en la formación del Haganá,  lo que se convertiría en un grupo terrorista judío clandestino,  también fue reconocido por entre los años 1947-1949, desarrollar una sistemática limpieza étnica contra los Palestinos.

Shimon Peres,  (nacido en 1923 en lo que hoy es Bielorrusia) Se alistó en el grupo terrorista clandestino judío “Haganá”, desempeñándose  como Jefe de recursos humanos en 1940, y  como el  arquitecto del programa nuclear sionista desde 1953, cuando fue investido como Director General del Ministro de Defensa. El programa nuclear sionista culmino a finales de los ´60, programa patrocinado y ayudado por Francia. Peres fue destinatario del Nobel de la paz.

Más tarde el Haganá mordería a la mano que le daba de comer, teniendo un nuevo blanco de ataque, tomando sus armas contra sus aliados, para  mediante atentados y asesinados contra los británicos, hacerle resistir del llamado “Libro Blanco de 1939”,que eliminaba Declaración Balfour de crear Israel, y mantener una sola Palestina, integra, soberana del pueblo Palestino, a lo que  David Ben-Gurión, Presidente en aquel entonces de la Agencia Judía, sentó las bases para la lucha armada si es que era necesario con Inglaterra, donde se crea  Haganá b, o mayormente conocida como Irgún, que sería la célula encargada de perpetuar atentados terroristas  sobre  las instalaciones británicas a partir de 1944, incluyendo atentados en el campo de Atlit para poder asentar inmigrantes ilegales, sabotajes contra las redes ferroviarias, como también directamente contra la policía británica, donde varios resultaron muerto en vísperas de la forzada creación de la identidad sionista.

El 2 de agosto de 1946 este grupo  da unos de los mayores golpes cuando perpetuaron el atentado del Hotel Rey David, que cobro la vida de 92 civiles,  un terrorista resulto muerto (abramovitz) y otro fue detenido, Ytzhak Shamir, un judío polaco, también miembro de esta organización. Shamir tenía un gran prontuario por actividades terroristas, y fue deportado.  Espero dos años, hasta la fundación del régimen de Israel, volvió y trabajó en la Mossad, inteligencia sionista responsable de la mantención de los sometimientos de la población Palestina, mediante el terrorismo, desde la fundación de su régimen.

En 1947  ingresa al Haganá Ytzhak Rabin , nacido en Palestina (1922), pero ya contaba con experiencia  terrorista desde 1941, año que fue parte de  Palmaj,  el año siguiente de ingresar al haganá fue participe de la operaciones de limpieza étnica de los habitantes palestinos (expulsión de los ciudadanos palestinos en Lod y Ramle, ejecutado por él).  Fue  ministro de Defensa del régimen en los ´80, donde se ganó el apodo de “romper huesos”, al dar la orden de herir a unos, manifestantes Palestinos, donde varios resultaron fracturados, principalmente niños.

El  antes señalado Irgún, funciono entre  los años 1931 y 1948, y no era más que una rama del anterior grupo terrorista (haganá). Esta célula fue formada por Zeev Jabotinsky, quien bajo esta máxima, creía actuar en pro del bien: “todo judío tiene derecho a entrar a Eretz Israel; sólo activas represalias disuadirán a los árabes y a los británicos, sólo una Fuerza Armada Judía garantizaría un Estado Judío”. A motivo de lo anterior alarmaron (aparentemente) a los británicos, quienes los categorizaron bajo el  Comité Anglo-Americano de Investigación, como una “organización terrorista”. Es importante señalar que este grupo terrorista dio origen al  partido político nacionalista Herut, quien a la vez daría origen al actual partido Likud, el que ha gobernado la mayoría del tiempo en el  régimen sionista desde 1977.

En 1942, llega a Palestina un importante miembro de esta organización del miedo, hablamos de Menahem Begin Nacido en Brest (hoy parte Bielorrusia). En los años ‘30, se une en calidad de  miembro del movimiento sionista clandestino terrorista, sembrando el terror en Palestina desde la fecha antes datada, involucrándose directamente  en actos de terrorismo despiadados contra la población civil de Palestina, curiosamente fue buscado por las autoridades británicas, por estas fechorías, contra los que él llamaba  “las cucarachas”. Años más tarde se investiría como sexto primer ministro del régimen.

Los actos de esta banda delictual presiono, y apuro a Inglaterra para poder formar este ficticio país mediante las Naciones Unidas en  1948.

Terrorismo de Estado: Nace la Entidad Sionista de Israel

El 14 de mayo de 1948, entre llantos y risas burlescas en el ex Mandato británico de Palestina, nace este  régimen profetizado por Herzl, bajo la venia de las Naciones Unidas. Este régimen seria liderado por el terrorista David Ben-Gurión, hasta 1963, solo interrumpido entre 1953- 1955 cuando Moshe Sharett, (1894-1965), judío ruso, y su más cercano amigo, ostentara del cargo. Sharett  llega 1906 a Palestina, y en 1933 asume como jefe del departamento político de la Agencia judía en Palestina, donde comenzaría la amistad con Ben Gurion, juntos lucharían por “borrar Palestina”, y masacrarían  Palestinos en la guerra de independencia del régimen (1948), matando a más de 8 mil civiles. Ese mismo año asume el ministerio de asuntos exteriores del aun no creado régimen. Su política fue completamente belicista, con el afán de espantar a todo palestino, o cualquier clamor  de ayuda de liberación, lo que hizo  desencadenar    la Guerra del Sinaí 1956, atacando por sorpresa a Egipto.

En 1953  Ariel Sharon, (nacido en 1929) maquino la deshonesta  “Unidad 101”, sembrando el terror por todo el largo de las fronteras Palestinas, atosigando a la población civil Palestina , para obligarles dejar sus casas, y tener que convertirse en refugiados en país ajeno, miles de niños Palestinos quedaron huérfanos en este periodo. En este año Sharon, y su unidad, masacraron la aldea de Qibya, sin respetar vida alguna, en este infame episodio Ben Gurion mintió a la opinión pública diciendo que la masacre fue perpetuada por  colonos judíos, aunque en verdad  fueron los hijos de estos, uniformados, y con grado del ejército israelí, quienes lo perpetuaron. En ese ataque murieron más de 70 civiles Palestinos, la mayoría mujeres y niños. Sus tropas, a principios de los años ´70 crearon una brutal política de represión, dinamitando hogares, y derribando campos de refugiados enteros, y penalizaron la resistencia con torturas, y encarcelamientos sin juicio previo a miles de ciudadanos Palestinos. Los llamados territorios de Palestina, desde esa década, comenzarían a ser el centro penitenciario más grande del mundo, a la vista y paciencia de todos.  Dentro del curriculum de Sharon también está su alto protagonismo en la invasión de Líbano (1982), que al mismo tiempo financio a los falangistas libaneses para masacrar los campos de refugiados Palestinos de Sabra y Shatila.  Este criminal de guerra se convertiría, años más tarde, en primer ministro de Israel,  entre los años 2001-2005,  actualmente se encuentra en coma.

La Guerra de los Seis Días en 1967, fue precedida bajo el mandato del genocida Levi Eshkol, en este conflicto se enfrentarían contra Egipto, Jordania, Irak y Siria, donde posteriormente las fuerzas judías ocuparían el Sinaí, el resto de Palestina, y los altos del Golán. La guerra fue iniciada por orden de Ezer Weizman, en un ataque llamado “operación foco”, contra las bases militares egipcias, continuado con un ataque sorpresa a los Altos del Golán, acabando con gran parte de la fuerza aérea siria.

Luego de esta guerra el opinión mundial logro comprender que Israel estaba lejos de ser un legítimo estado, sino más bien un régimen colonialista y mesiánico.

Luego de la muerte Levi Eshkol en 1969, asumirá como primer ministra Golda Meir (1898-1978). Siendo que su familia llego inicialmente 1906 a Palestina, volvería junto con su conyugue (Morris Meyerson) , en 1956,esta sanguinaria mujer  fue clave en los  acuerdos secretos con el Rey Abdullah (de Transjordania) en 1947, con el fin de frustrar la independencia del Estado Palestino. Ella es conocida también por mentirle al mundo con la frase: “No existe un pueblo palestino”, mentira que dio muchos frutos, para la creación de su régimen.

En  1959 comenzó el servicio militar  Ehud Barak, quien más tarde se convertiría en un sicario, parte de un plan secreto israelí para asesinar a numerosos líderes árabes en Líbano, misiones terroristas donde Barak recurría al transformismo (puntualmente se vestía de mujer),  como en la operación primavera juvenil, perpetuada inicialmente en la madrugada del  10 de abril de 1973 , donde llegando desde las costas de Beirut, se dirigieron a un edificio del sector musulmán de la ciudad, donde vivía uno de los líderes políticos Palestinos, quien tenía una residencial en el sector donde alojaban varias familias europeas. Al final de esta misión terrorista varias decenas  de civiles muertes, de las que figuran también ansíanos.  Es así como Ehud se convertiría en el jefe del ejército más joven de Israel, y futuro primer ministro del régimen.

Luego en 1982 en el gobierno de Menájem Beguin, Ariel Sharon liderara una masacre contra, los campamentos de refugiados en la  matanza de Sabra y Shatila en Libano, matando a más de 4000 palestinos, y otros tantos  fueron torturados, violados y asesinados, por los sicarios de la  falange libanesa.

Ese mismo año, en una protesta Tel Aviv, donde los israelís se manifestaron contra la Guerra del Líbano, un extremista judío, ocasionó la muerte de dos miembros de la organización Shalom Ajshav, al lanzar una granada a la multitud.

Dos años más tarde, un soldado roba un cohete Law y lo lanza contra un autobús palestino, resultado un muerto y 10 heridos.

En 1990 cuando un grupo de Palestinos de Gaza esperaban su autobús para ir a trabajar, se les aproximó Ami Poper, un terrorista israelí que mató  a 10 hombres del grupo, e hirió a otros 11.
En 1994 un fundamentalista judío, Baruj Golshtein, comenzó a disparar a un grupo de musulmanes  en medio del rezo central del día viernes, matando a 29 palestinos e hiriendo a 125 personas, entre ellos niños.

El nivel del terrorismo judío-sionista llego al punto de matar un primer ministro (Itzjak Rabin) por dos balazos lanzados desde la pistola semiautomática  de Yigal Amir en 1995, en un acto por los Acuerdos de Oslo.

Edan Matan Zaada  en 2005, se subió  a un  autobús en Shfaram, y mato a 4 palestinos e hirió a otras 9 cuando comenzó a dispararles con su arma.

En 2009 la shabak capturo a unos de los más grandes terroristas (no primer ministro) de la historia de su régimen, el que mató a dos palestinos en 1997,  también lo hizo contra    judíos mesiánicos, y también hizo un atentado con explosivos contra el activista de izquierda Zeev Sternhell, entre otros.

Ese mismo año (2009) y comienzos del 2010, se dio a lugar a una de las tragedias más grave de Palestina, y la mayor de todo el siglo XXI, hasta la fecha, hablamos del conflicto llamado la “Masacre de Gaza”, donde el ejército israelí, en maniobra conjunta con su fuerza aérea, desbastaron la región, matando a una totalidad cercana  a los 1500 personas, incluyendo niños y ancianos, y 5.380 resultaron heridos. En esta contienda bélica quedo en manifiesto el nivel de terrorismo, dejaron en manifiesto las represarías del régimen sionista contra la población civil Palestina, donde además usaron fosforo blanco contra ellos, y demostrado cuando por equivocación, un edificio de la ONU, fue bombardeado por esta arma química.

Aunque esto es solo una parte de las atrocidades cometidas en los últimos 2000 años, y con mayor intensidad desde la creación del sionismo,  llegando a matar a un 1.500.000 de Palestinos desde el comienzo del siglo XX hasta la fecha, nos obliga a preguntarnos, ¿porque? La respuesta la podemos encontrar en un poema de Yaakov Cohen titulado “Habiryonim” y usado por el grupo terrorista Hashomer, el que decía: “A sangre y fuego Judea cayó, a sangre y fuego Judea se levantará otra vez”.

Esta esta es su filosofía, y es este el combustible que les enciende sus corazones.

© 2005-2012 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA.ir y el autor.

Esta entrada fue publicada en Historia, Judaísmo, Sionismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s