El régimen nacional-socialista de Bashar al-Assad

https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/535877_590515227661952_1942698534_n.jpg

El régimen nacional-socialista de Bashar al-Assad

http://nacional-revolucionario.blogspot.de/2013/09/el-regimen-nacional-socialista-de.html

Damasco nacional-socialista. Como lo oyen. Las palabras del sionista John Kerry acusando a Bashar al-Assad de ser “igual que Hitler” no se reducen sólo a la habitual demagogia antifascista. El filósofo y escritor Gabriel Albiac, comentarista televisivo y profesor universitario, conocido autor del clásico La sinagoga vacía (1987), caracterizaba así al régimen sirio a principios de 2011:

El Baaz es un partido laico. Tomó el poder en Siria el año 1963 y en Irak en 1968. Instauró, en ambos casos, regímenes de partido único. Nada extraño, si se considera la filiación hitleriana de sus fundadores y la ideología nacional-socialista de sus estatutos. Es el siguiente peón del Gran Juego que está teniendo lugar en torno a la península arábiga. Y el más decisivo.

Nos interesa ahora, sobre todo, esa “ideología nacional-socialista de sus estatutos” denostada por Albiac. ¿En qué consiste realmente la ofensa de Bashar el-Assad a los poderes oligárquicos? Adrián Salbuchi ha resumido la cuestión en ocho puntos al hilo de la exposición de una joven siria. (Ver aquí – TM)

Siria, concluye Salbuchi, es hoy el frente de lucha contra el N.O.M. (Nuevo Orden Mundial); en esta batalla se decide la libertad de las naciones.

Hitler no mentía, por tanto, cuando caracterizó a las “democracias plutocráticas” como dictaduras del capital financiero. Los hechos han demostrado hasta la náusea, al menos en este punto, la veracidad de los pronósticos “nazis” (v.g.: Gottfried Feder) al respecto.

El planeta entero va a ser sometido al dominio del Gran Parásito, una secta asesina, racista e irracional de extrema derecha que nada tiene que ver, en realidad, con los “derechos humanos” (aunque los utilice para sus fines) y sí mucho con el anatema, es decir, el exterminio étnico ordenado por Yahvé.

Pero este proyecto de dominación preténdese articular, y hasta ahora lo ha conseguido con éxito asombroso, a través del monopolio capitalista de la emisión de moneda y sus consecuencias inevitables, a saber, el control de la economía productiva, la política, los Estados, los medios de comunicación, la ciencia y la cultura… La aplicación del poder militar a posibles obstáculos o adversarios es sólo el último eslabón de un mecanismo que viene precedido por la colonización ideológica de las mentes y la succión vampírica de la soberanía nacional dondequiera que la oligarquía occidental introduzca sus sucios tentáculos. Sin embargo, y este dato es decisivo: el primer eslabón político del dispositivo de opresión hay que localizarlo en los bancos centrales.

Quien cuestione el dogma usurario, pasa a convertirse automáticamente en “nazi”.

El patético artículo de Gabriel Albiac es incapaz de explicar la alianza de Estados Unidos con Arabia Saudí y el papel de la yihad en la “justificación propagandística” de las intervenciones militares de Washington. El filósofo sólo podría comprender eso si su cerebro de filosionista “de buena fe” estallara en mil pedazos ante la evidencia de que los famosos terroristas no son más que la coartada militar de un supremacismo racial expansionista y colonialista enemigo de la humanidad. El mismo que, en su delirio bíblico-apocalíptico, nos arrastra a una Tercera Guerra Mundial que debería supuestamente preceder a la llegada del Mesías (imperio universal de Jerusalén).

Esta “guerra interminable” de la logia racial no se libra contra regímenes integristas islámicos, sino contra el nacionalismo revolucionario, contra el socialismo nacional, identitario, la única vía auténtica hacia la independencia, la libertad y soberanía de los pueblos. Porque el individuo solo, nada puede. Por ello “fascismo” significa, para el sionismo, el mal absoluto y, en este aspecto, tiene más sentido del que parece “estigmatizar” a Damasco -John Kerry dixit– como régimen “nacionalsocialista”.

Jaume Farrerons
9 de septiembre de 2013

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Siria. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El régimen nacional-socialista de Bashar al-Assad

  1. Adversario dijo:

    Hoy, 11 de septiembre, es el cumpleaños de Bashar al-Assad. Felicidades, señor Presidente! Siria Resiste!

  2. Adversario dijo:

    Delirios jehovítico-mesiánicos: Israel ya tiene sacerdotes levitas dispuestos a hacer sacrificios para el Tercer Templo

    http://codigosecretos.com.ar/israel-ya-tiene-sacerdotes-levitas-dispuestos-a-hacer-sacrificios-para-el-tercer-templo#sthash.Cg9lee4E.dpuf

  3. Matthew Barrionuevo dijo:

    Esos sionístas hijos de puta!
    ¡¿Cuándo será el día en el que ellos no estén perturbándo la paz de los pueblos a causa de sus intereses privados?!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s