Gábor Vona: “EEUU divulga una cultura inhumana”

https://i2.wp.com/www.pesterlloyd.net/assets/images/jobbipartei2.jpg

http://paginatransversal.wordpress.com/2013/09/16/gabor-vona-eeuu-divulga-una-cultura-inhumana/

por Valentin Mândrăşescu – En la entrevista exclusiva para La Voz de Rusia Gábor Vona, líder del partido húngaro Jobbik (Jobbik Magyarországért Mozgalom, Movimiento para una Hungría mejor) habló de la amenaza del “capitalismo global”, de la crisis de valores en la UE y del futuro de los países de Europa del Este.

La Voz de Rusia: Su partido se define a sí mismo como conservador, cristiano y “radicalmente patriota”. ¿Qué significa esto en el escenario político actual?

Gábor Vona: Ser conservador, cristiano y radicalmente patriota significa decir un “no” rotundo al mundo actual que nos rodea en la zona euro-atlántica. La realidad de este mundo puede presentarse atractiva: el bienestar para todos, la democracia, pronósticos optimistas del desarrollo, etc. Sin embargo estoy convencido de que por dentro este mundo está totalmente podrido. Europa y Occidente renegaron de sus valores históricos principales. La crisis económica nunca podrá ser resuelta a partir de la economía porque es sólo una manifestación de una crisis mucho más profunda, la de valores, que viene desarrollándose desde el siglo XVIII. Cuando el matrimonio homosexual centra la vida política es un problema grave. La mayoría de los partidos europeos intentan adaptarse a las tendencias aun si se dan cuenta de lo degradante de la situación. Creen que podrán “remendar” la sociedad. Nosotros no pensamos igual. No estamos de acuerdo con el estado actual de las cosas y, por lo tanto, tenemos que luchar contra el orden mundial. Como somos húngaros, empezaremos luchando en Hugría, aunque estoy seguro de que nuestra lucha no tardará en convertirse en una causa global.

LVR: Muchos políticos europeos defienden la idea de convertir la Unión Europea en un estado federal, al estilo de EEUU, con un gobierno central que asumirá la soberanía nacional de los miembros de la UE. ¿Qué opina de ello?

GV: Es un mal remedio para la enfermedad mal diagnosticada. Europa nunca podrá convertirse en un “superestado” federal. En EEUU fue necesario eliminar o encerrar en las reservas a los pueblos indígenas. Quizás alquien esté planeando la misma suerte para las naciones históricas de Europa. A nosotros nos quedaría ver, indiferentes, cómo esclavizan nuestros estados, o rebelarnos. Entonces nos aplastarían y anunciarían fuera de la ley. Esto, naturalmente, no quiere decir que con todo esto los defensores de una Europa federal consigan éxito. Como ya he dicho, toda esta teoría está construida sobre unos cimientos corroídos. Europa tiene que volver a sus raíces y desde ellas construirá la Europa de las Naciones, en otro caso se convertirá en una zona conflictiva que, al fin y al cabo, quedará dividida entre EEUU, Rusia, China y el mundo árabe.

LVR: Las tendencias anticristianas en la política de la Unión Europea resultan patentes. ¿Es complicado liderar un partido cristiano en estas condiciones y promocionar los valores cristianos?

GV: Cuando hablamos de los valores cristianos tenemos que aclarar unos detalles. No somos un partido misionero o clerical. Creemos que los valores cristianos son idénticos a los universales, como Dios, el orden, la jerarquía, la valentía, la santidad. Todos esto representa un “contrapeso” al individualismo, al vacío de valores, al liberalismo y las aberraciones, males tan extendidos hoy en día. Definimos nuestros valores como cristianos porque vivimos sumergidos en una cultura cristiana pero no tenemos ningún problema en aceptar otras culturas, sean musulmanas, budistas u otras si se basan en los mismos principios. En este sentido sí que nos cuesta promover nuestros valores políticos porque, a diferencia de los llamados demócrata-cristi anos, siempre queremos llegar a la raíz del problema y hablamos abiertamente de los temas que se consideran tabú.

LVR: En una de las entrevistas Usted dijo que la crisis financiera en Europa es la consecuencia de la crisis del “capitalismo global”. ¿Qué entiende por este término y por qué el “capitalismo global” es malo para los países como Hungría?

GV: El capitalismo global, el orden económico y político mundial controlado e impuesto por EEUU que dicta las reglas del juego (democracia liberal, mercado libre, capital transnacional, sistema bancario internacional, liberalismo cultural) al resto del mundo. No tiene nada de extraño: cualquier imperio lo hace. El problema es que los grandes imperios del pasado pretendían crear una cultura sana y productiva, aunque no siempre prosperaron. En cambio, el imperio estadounidense intenta divulgar un orden mundial pervertido e inviable, imposible de ser comparado, por ejemplo, al de la Roma Antigua, que a través de la expansión económica y militar llevaba a los pueblos una cultura enriquecedora y humana. EEUU divulga una cultura inhumana, sometida totalmente a los intereses económicos.

LVR: Uno de los argumentos predilectos de los políticos europeos es que los países de Europa del Este no son capaces de crear una economía fuerte sin la ayuda de la UE y, por lo tanto, la Unión Europea para ellos es, a pesar de los problemas existentes, el único camino hacia la prosperidad. ¿Qué alternativas ofrece su partido?

GV: Este argumento es falso. La realidad es absolutamente diferente. Hungría y otros países de Europa Oriental y Central no fueron aceptados en la UE en los términos de nuestro propio desarrollo. El objetivo era colonizarnos para utilizar nuestra mano de obra barata y apoderarse de nuestros mercados. Miren ahora los países de nuestra región: ¿acaso hemos avanzado mucho? Todo lo contrario. Nuestro retraso de las economías desarrolladas de Europa cada vez es más patente. Occidente sabía que esto pasaría, pero nos tenía que convencer. ¿Por qué Turquía no está en la UE? ¿Porque son musulmanes? Nada más lejos de la realidad. Es porque su economía es fuerte e independiente, su mercado está bien protegido, porque lo turcos no permitirían una colonización económica como hicimos nosotros. Creo que una buena alternativa sería la cooperación regional. Es una de las razones porque llamo a todos los pueblos de Europa Central y Oriental a unirse

LVR: Recientemente usted resultó envuelto en un escándalo diplomático rumano-húngaro a raíz de la situación en torno a la Tierra Székely, la parte este de Transilvania, Rumanía, habitada por la minoría húngara. El presidente rumano, Traian Basescu, llegó a amenazar con “poner a Budapest en su lugar” y las autoridades húngaras se vieron obligadas a reaccionar. ¿Qué piensa de este incidente?

GV: Un periodista me pregunto si la defensa de los intereses de la minoría magiar en Rumania vale un posible conflicto con Bucarest. Le dije que por supuesto que sí. Los medios lo presentaron como una declaración de guerra. Es un típico ejemplo de la manipulación mediática. Está claro que Basescu buscaba un escándalo porque se está preparando para renovar su imagen. Quería que le vieran en esta situación como un político duro que puede enfrentarse a los húngaros. Fue un espectáculo ridículo que dice mucho de él como persona.

LVR: ¿Qué quiere para la Tierra Székely?

GV: Creemos viable conseguir la autonomía para esta región. Tarde o temprano Rumanía lo aceptará. El papel histórico de la nación húngara en Transilvania es innegable. ¡Cuánto me gustaría que todo el mundo se diera cuenta de que tenemos que vivir en paz para luchar juntos contra el capitalismo global! Pero para ello necesitamos crear condiciones iguales para todos, para que nadie se sienta menospreciado. Esto todavía no es así, por eso sigue habiendo tensiones.

LVR: ¿Qué piensa del conflicto en Siria?

GV: Es un conflicto claramente internacional, mientras para Siria está reservado el papel de “teatro de guerra”. Israel y EEUU quieren romper el status quo. Espero que el conflicto se solucione cuanto antes porque su peso está soportando la población civil. Podría hablar más del tema pero la situación cambia muy de prisa. Lo más importante para el momento de hoy es abogar por la paz.

LVR: Si fuera primer ministro ¿como construiría las relaciones con China y Rusia?

GV: Considero a Rusia un país clave. Junto con Turquía, representa una fuerza euroasiática que podría impulsar un auténtico renacimiento político, económico y cultural. Es por eso que dirijo el grupo de amistad ruso-húngara en el parlamento de mi país. Por esta misma razón defiendo un afianzamiento de relaciones con Turquía. Sin embargo, no lo buscaría en caso de China: es una potencia que hay que tener en cuenta, pero creo que Pekín está más interesado en la región Asia-Pacífico que en Europa.

LVR: ¿Qué opina de la política exterior de Israel?

GV: Hay que obligar a Israel a reconocer el estado palestino independiente. Además Israel tienen que poner fin a sus intentos de colonizar Hungría. No soy adepto de la teoría de la conspiración, como lo intentan representar los medios de izquierda liberal: el propio presidente israelí Simon Peres declaró que “había comprado Hungría” en una reunión de negocios en Israel hace unos años. Si estas dos cosas se hacen realidad, mantendremos una relación correcta con Israel. (Nota de TM: Gábor Vona es muy ingenuo si realmente cree que eso es posible; y si no reconoce el carácter “particular” -el milenario fanatismo mesiánico, hoy secularizado bajo la denominación de “sionismo”- del supremacismo del “pueblo elegido”. Además, debería  tener claro que no es posible mantener “una relación correcta” con un estado pirata creado, desde el primer día, a base de terrorismo y limpieza étnica sistemática contra la población palestina autóctona. Queremos creer que el nacionalista magiar no ignora tales -tabuizadas- cosas y que en ésta entrevista ha preferido ser “diplomático” para no tener que explayarse en demasía.)

LVR: Tanto los medios húngaros como occidentales presentan una imagen claramente negativa de usted y su partido. Al mismo tiempo la popularidad de Jobbik aumenta. ¿Cuál es el secreto de éxito de un partido radical?

GV: Ahora Jobbik es el partido más popular entre los jóvenes húngaros. Tenemos dos secretos. El primero es que tenemos razón. El segundo, que no tenemos miedo.

Fuente:  La Voz de Rusia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s