Sangre en la Maidan/Los vecinos de Ucrania buscan repartir sus territorios

https://i2.wp.com/orientalreview.org/wp-content/uploads/2012/03/color.jpg
Sangre en la Maidan
por Mark Hackard, 1 de febrero 2014
Traducción TM
https://i2.wp.com/i2.mirror.co.uk/incoming/article3051013.ece/ALTERNATES/s615/Ukraine-Riots-3051013.jpg
Ucrania se tambalea al borde de la guerra civil y los medios de comunicación occidentales no han sido hasta ahora particularmente útiles en el esclarecimiento de la convulsa situación. Aparte de las fotos que sugieren enfrentamientos entre las formaciones de policías antidisturbios Berkut y los ultranacionalistas en la Maidan Nezalezhnosti ( Plaza de la Independencia ), todo lo que podemos esperar de los medios de comunicación de masas es el siguiente relato fantasioso:
++++
– Cuando el corrupto presidente de Ucrania Viktor Yanukovych desechó el Acuerdo de Asociación con la UE que debía ser firmado en noviembre de 2013 , “protestas pacíficas” fueron lanzados por los pro- occidentales kievanos que anhelaban un futuro europeo.
-La ira popular se intensificó cuando Yanukovich acordó un tratado de cooperación económica de amplio alcance con la Rusia de Vladimir Putin el 17 de diciembre. La pobre Ucrania, amante de la libertad, estaba siendo arrastrada hacia la órbita oscura de Moscú. Sólo los manifestantes valientes podrían detener este proceso.
– La batalla por Kiev continúa mientras el régimen promulga leyes draconianas que limitan la libertad de reunión en un intento por mantenerse en el poder. Ucrania es el nuevo frente en la lucha por la democracia, los Big Macs geneticamente modificados, y la guerra psicológica a través de Disney y MTV.
+++
Las realidades estratégicas, sin embargo, rara vez se ajustan al televisivo guión de una fábula moralista. La historia detrás de la escena consiste en un intento por los Estados Unidos de cortocircuitar el resurgimiento de Rusia donde más importa: en Ucrania. Comentaristas de política exterior de Estados Unidos prefieren desviar la atención de los hechos que desacreditan su trama preferida, la primera de ellas es la activación en Washington de una plantilla mejorada para llevar a cabo un golpe de Estado en Kiev. Durante más de una década , el público estadounidense ha sido manipulado para creer que las sucesivas oleadas de “poder popular” se han levantado para derrocar a los gobernantes opresivos a través de Eurasia y el Oriente Medio , todos los cuales “casualmente” contradecían los intereses estadounidenses. Nada de esto fue accidental , desde Belgrado y Tbilisi a Minsk y Chisinau, la CIA y el Departamento de Estado han llevado a cabo operaciones de cambio de régimen  con diversos grados de éxito. La “revolución naranja” del favorito de occidente Viktor Yushchenko en 2004 se desinfló ignominiosamente, pero la valiosa posición geográfica de Ucrania y sus fisuras étnicas y culturales se han convertido de nuevo, en el objetivo de la acción encubierta de EE.UU.El tema de la integración europea sólo entregó un pretexto necesario para hacer estallar esta última ronda del Gran Juego. Lo que “cabezas parlantes” y columnistas del Upper East Side también omiten decir a sus audiencias es la naturaleza de la potencial “asociación” de Kiev con la UE – el país se habría convertido en una colonia económica de los intereses corporativos occidentales, con el destripamiento de la capacidad de fabricación ucraniana y una trituradora “austeridad” impuesta por los banqueros ya familiar para los residentes actuales de la UE. El acuerdo en sí fue inicialmente promovido por la elite oligárquica de la nación, el verdadero poder detrás de cualquier presidencia en Kiev. Bruselas trató de adquirir Ucrania a precio barato , ofreciendo menos de $ 1 billón para cubrir sus $ 17 billones en obligaciones de deuda , además de los enormes daños que se realizaría a la economía de Ucrania iniciando ese proceso. Rusia, por el contrario, profundizó la alianza con su vecino mediante la asignación de 15 billones de dólares de la deuda de Ucrania , formando sociedades mixtas en las industrias pesadas clave y estabilizando los precios del gas por debajo del valor de mercado [ i].Desde la declaración oficial de la independencia de Ucrania en 1991, la corrupción y la malversación de cualquier administración presidencial nunca ha sido un asunto digno de debate . Sin embargo, los partidarios de Yanukovich y sus apoyos tales como Rinat Akhmetov , finalmente, llegaron a entender que el Acuerdo de Asociación en sí sería una receta segura para la ruina económica y la catástrofe política, aunque los funcionarios europeos presentaron públicamente el acuerdo para Ucrania de ” elegir Europa ” por encima de Rusia . Al ver pocos beneficios tangibles de este arreglo notoriamente desigual, el gobierno de Kiev encontró más aceptables las negociaciones con el Kremlin de Putin que con aquellos en el bando de la canciller Angela Merkel y la baronesa Catherine Ashton.

Los principales aliados de Occidente para impedir una relación ruso-ucraniana más estrecha son los grupos de la oposición que  pululan por Kiev y se dedican actualmente al combate urbano con la policía, además de apoderarse de las capitales regionales . Pero muchos de estos “manifestantes” tan apoyados por los políticos estadounidenses, son en realidad ultranacionalistas que provienen principalmente de Galitzia, integrada por tres provincias en el lejano oeste de Ucrania. De población a menudo católica y anteriormente bajo siglos de dominio polaco y del imperio austro -húngaro, los ucranianos de Galitzia suelen tener una fuerte animadversión hacia el este y el sur (Crimea) ortodoxos orientados hacia Rusia.

Los últimos antepasados ​​de luchadores de hoy en el Maidan, una vez llenaron las filas de toda una división de las Waffen -SS, y ahora grupos ​​como Batkivschyna “Patria “, y Svoboda, ” Libertad”, se ven como el avance de la causa de de sus antepasados para la independencia del “odiado yugo de Moscú”. Es una certeza que Washington no sólo está proporcionando a la oposición ucraniana cobertura diplomática vocal (incluidas las amenazas de sanciones al gobierno) y una amplia coordinación y logística de ayuda a través de una serie de organizaciones no gubernamentales como Freedom House y la NED. Redes de inteligencia de Estados Unidos, junto con los aliados de MI6 (Gran Bretaña), BND (Alemania) y el servicio secreto polaco, han estado apoyando activamente a los “nacionalistas”, que son llamados “manifestantes pacíficos” de la misma manera que los mercenarios yihadistas que han devastado Libia y Siria son “luchadores por la libertad ” y los partidarios de la desviación se hacen llamar “activistas por los derechos”. Cualesquiera que sean sus aspiraciones, los ultras son en última instancia peones en un juego geopolítico más amplio.

Las tierras sobre el Dnepr y el Don no sólo son el corazón histórico de la civilización eslava oriental, sino que constituyen la piedra angular de una postura de seguridad de Rusia de cara a Europa. Para una adecuada comprensión de los objetivos de la política exterior de EE.UU. en Ucrania , vale la pena recordar el análisis de Zbigniew Brzezinski, el estratega emérito de las élites financieras internacionales:

“Sin Ucrania, Rusia deja de ser un imperio euroasiático … Sin embargo, si Moscú recupera el control sobre Ucrania , con sus [ 46 millones ] de personas y grandes recursos, así como su acceso al Mar Negro, Rusia recupera automáticamente los medios para convertirse en un poderoso estado imperial, abarcando Europa y Asia”.

Brzezinski también habla a menudo de sus esperanzas para la imposición de la democracia liberal en Rusia – sin duda debido a su tremendo afecto filantrópico para el pueblo ruso. Las únicas cosas que él desprecia constantemente sobre esa nación son su soberanía, su identidad y el cristianismo ortodoxo.

Es precisamente una Rusia soberana la que impide a los EEUU controlados por los banksters realizar plenamente el sueño inhumano de un panóptico planetario, por lo que Brzezinski y sus acólitos en el aparato de seguridad nacional de EE.UU. han planeado para su gran enemigo programas de subversión y desmembramiento. Junto con el permanente respaldo no oficial de EE.UU. a los movimientos separatistas islámicos en el Cáucaso, la coreografía de una revolución en Ucrania es un método bastante barato de desestabilizar la periferia sur de Rusia. No sólo  los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 se verían ensombrecidos, sino los grandes proyectos de energía como South Stream también podría ser lanzados en el caos. Al igual que en Kosovo, desatar el caos con el acompañamiento de la retórica liberal humanitaria puede aportar una útil excusa para la introducción de fuerzas de la OTAN en la región.

Después del éxito de Putin en 2013 en la disuasión de un ataque contra Siria y el fortalecimiento de la posición del Kremlin en el Mediterráneo Oriental , Washington está canalizando sus esfuerzos para socavar cualquier consolidación del poder de Rusia en Eurasia. Su gran oportunidad se encuentra en la explotación de los cismas en la sociedad ucraniana para instalar otro gobierno pro-occidental en Kiev y sentar las bases para una presencia militar estadounidense a pocos cientos de kilómetros de Moscú . Sin embargo, Rusia parece apreciar las lecciones que aprendió de la Revolución Naranja de la última década y no está de humor para entretener a tales nociones .

Con la esperanza de evitar una guerra civil, existe en Ucrania la clara posibilidad de una futura partición que vería el este industrial y el litoral del Mar Negro litoral bajo protección rusa, mientras que los occidentales cumplen su destino europeo [ ii ]. Así que dejemos que los ultras de Galitzia sean homenajeados por sus benefactores con desfiles en París, Londres y Berlín, los diplomáticos estadounidenses y los eurócratas difícilmente sabrán lo que les golpeó.

[i ] La ayuda de Moscú está congelada en éste momento , debido a la renuncia del primer ministro Mykola Azarov. Será reanudada cuando en Kiev se forme un nuevo gobierno y hagan honor a su lado de los acuerdos.

[ ii ] En caso de que una partición tenga lugar , no se puede descartar respectivas reclamaciones territoriales en Rutenia y Bucovina por Hungría y Rumania.

++++

Los vecinos de Ucrania buscan repartir sus territorios

http://spanish.ruvr.ru/2014_01_31/vecinos-Ucrania-politica-territorios/

Los vecinos de Ucrania buscan repartir sus territorios

© Fotо: blogspot.com

Mientras que las autoridades ucranianas y la oposición proestadounidense se enfrentan en las calles de Kiev, los vecinos de Ucrania se preparan a repartir sus territorios y este proceso ya ha provocado discrepancias entre ellos.

A día de hoy, existen tres fuerzas que en mayor o menor medida confeccionan planes para revisar sus fronteras con Ucrania. La fuerza principal es una alianza improvisada de los miembros del Grupo Visegrad – Polonia, Hungría y Eslovaquia. Los acontecimientos que se desarrollan en Ucrania ponen a los líderes de estos países en una situación incómoda. Por un lado, éstos deberían apoyar la revuelta proestadounidense, por otro, pueden afrontar serios problemas en el ámbito de la política interior, porque los actores principales de los disturbios ucranianos son los xenófobos y neonazis. Los electores patriotas de Polonia, Hungría y Eslovaquia no entienden por qué los mandatarios de sus países apoyan a las fuerzas políticas que no disimulan su odio hacia los polacos, húngaros y eslovacos que viven en Ucrania. En esta coyuntura, parece lógico el encuentro de los diplomáticos de estos países con el fin de elaborar de una estrategia común, en caso de que el desarrollo de los acontecimientos en Ucrania salga fuera de control.

La élite política de Rumanía mantiene una postura agresiva también. La prensa rumana baraja activamente cómo se podría aprovechar la crisis ucraniana para devolver a Rumanía las regiones de Besarabia y el norte de Bucovina anexadas a la Unión Soviética en 1940. Los expertos le aconsejan al presidente rumano, Traian Basescu, a ir a Kiev y ofrecer a la oposición ucraniana “un apoyo completo del rumbo proeuropeo de Ucrania” a cambio de concesiones territoriales. Es fácil adivinar qué quiere decir “el apoyo completo”, en vista de que ya se ha hecho todos los pasos diplomáticos para apoyar la revuelta proestadounidense en Ucrania.

Aprovechando la crisis ucraniana, Bucarest puede activizar los esfuerzos dirigidos a anexar a Moldavia, lo que confirmó de manera indirecta el embajador de Rumanía en Chisinau, Marius Lazurcă, al declarar que Rumanía puede hacer a Moldavia una “oferta política”, en caso de que su rumbo proeuropeo esté bajo amenaza. Tomando en consideración que el presidente Basescu considera el anexo de Moldavia como el “proyecto nacional más importante”, es evidente qué “oferta” hará Rumanía a Moldavia.

La coyuntura actual preocupa a Bulgaria. La organización Búlgaros de Ucrania que representa los intereses de la minoría búlgara en el territorio ucraniano ya reaccionó a los planes de los revisionistas rumanos: “Rechazamos todas las reclamaciones territoriales por parte de Rumanía y exigimos el mantenimiento de la condición política territorial actual”.

La crisis ucraniana puede propagarse por toda la región y convertirse en un conflicto armado multilateral. La inestabilidad en Kiev aumenta cada vez más las posibilidades de los vecinos de Ucrania a repartir sus territorios y anexárselas.

ek/kg

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ucrania. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sangre en la Maidan/Los vecinos de Ucrania buscan repartir sus territorios

  1. Adversario dijo:

    (…)

    “El exprimer ministro de Luxemburgo Jean Claude Juncker había advertido, ya en marzo del año pasado, del peligro real de una candente “primavera europea”. Juncker comparaba la actual radicalización de los ánimos en Europa con los años de 1930, y alertó que “los demonios no habían sido expulsado, y que simplemente dormían”. Agregó que, “comete posiblemente un error garrafal todo el que considere que el sempiterno problema de la guerra y de la paz está enterrado definitivamente en Europa”.

    (…)

    http://spanish.ruvr.ru/2014_01_31/Ucrania-Europa-OTAN-seguridad/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s