Con Suárez España estaba en el campo de los enemigos del sionismo

https://scontent-a-lhr.xx.fbcdn.net/hphotos-ash3/t1.0-9/1975060_223484914512588_880789840_n.jpg

12/02/1980 El Eco de Canarias

Suárez, responsable del no reconocimiento inmediato de Israel

Diario El País, 16 de octubre de 1979

http://elpais.com/diario/1979/10/16/internacional/308876403_850215.html

  • Según los judíos norteamericanos

Por Juan González Yuste

La conferencia de presidentes de organizaciones judías norteamericanas discutió la semana pasada la adopción de posibles medidas contra el Gobierno español, en represalia por la visita a Madrid del líder de la OLP, Yasser Arafat, y por el no reconocimiento diplomático de Israel por parte de España. En un comunicado de prensa distribuido ayer a los corresponsales españoles se da cuenta de esta reunión, a la que asistieron los miembros de la organización que trabajan en agencias de viajes al extranjero. Varias de estas organizaciones, según el comunicado, informaron de un descenso en las reservas de viajes a España desde la visita de Arafat.

El presidente de la conferencia de organizaciones judías norteamericanas, Theodore Mann, informó de su reciente entrevista, en Nueva York, con el ministro español de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja. Según el comunicado de prensa, el ministro dijo que Madrid reconocerá a Israel en el futuro, pero no antes de que Espana sea miembro de pleno derecho de la Comunidad Económica Europea, entre 1981 y 1983.

El señor Mann, confirma el comunicado, se declaró «totalmente insatisfecho» ante esta respuesta y abandonó la sala donde se celebraba la entrevista. En la reunión de la semana pasada con líderes judíos, el presidente de la organización discutió qué acciones tomar después de lo que el comunicado de prensa llama una «confrontación» con Marcelino Oreja.

En la reunión citada de organizaciones judías, añade el comunicado distribuido ayer, «se centró la atención en el papel jugado por el primer ministro español, al recibir a que se considera como el principal oponente de un temprano reconocimiento de Israel».

Theodore Mann es citado en el comunicado de prensa diciendo que era «hipócrita», por parte del primer ministro español, al recibir a Arafat, «bienvenido con tal entusiasmo a Madrid», mientras el ministro de Asuntos Exteriores deploraba el terrorismo en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

 

Adolfo Suárez inicia hoy una visita oficial a Irak y Jordania

Diario El País, 10 de febrero de 1980

http://elpais.com/diario/1980/02/10/espana/318985207_850215.html

  • El presidente no hará de mediador en el Oriente Próximo

por Pablo Sebastián

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, inicia hoy en Bagdad una gira oficial por el Oriente Próximo, en la que tiene previsto visitar, en una primera etapa, Irak y Jordania. Las relaciones bilaterales de España con los países árabes de esta zona del mundo, en sus planos político y económico, y las crisis políticas y militares de Irán, Afganistán y Oriente Próximo, serán los temas esenciales de las conversaciones que el presidente Suárez mantendrá con las primeras autoridades iraquíes y jordanas al inicio de este periplo, que se espera continuará en los próximos meses con desplazamientos a Siria y Arabia Saudí.

El presidente Suárez no viaja a Irak y Jordania como mediador oficial en la crisis del Oriente Próximo, según se ha informado de fuentes oficiales españolas, donde se precisó que ni Estados Unidos ni los países árabes afectados por el conflicto árabe-israelí han pedido a España formalmente que desempeñe esta misión. Otra cosa es que, dadas las buenas relaciones que el Gobierno de Madrid mantiene con las naciones árabes a raíz de su posición oficial ante esta crisis y por la ausencia de relaciones diplomáticas entre España e Israel, que el presidente Suárez aborde en sus conversaciones a nivel informativo el problema del Oriente Próximo, como lo hizo en la Casa Blanca con el presidente Carter a mediados del pasado mes de enero. En dicha ocasión, el jefe del Ejecutivo español expuso al presidente Carter la óptica hispana del conflicto, que fue apreciada con interés por la Administración americana, según se vio en el comunicado oficial que al término del viaje a Washington emitió la Casa Blanca. En síntesis, España considera que la solución del problema palestino, la creación de un Estado para el pueblo de Palestina, constituye la clave para la solución pacífica de la crisis. Piensan también las autoridades españolas que esta solución debe pasar a través de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), y muy concretamente, por su dirigente Yasser Arafat como principal interlocutor válido de Occidente. Se añade, finalmente, que el diálogo con Arafat y la búsqueda del Estado palestino permitirá a Estados Unidos y a Europa occidental reanudar unas nuevas relaciones con los países árabes, que ayudarán al establecimiento de unos precios adecuados y estables para el petróleo y al reforzamiento de la presencia política occidental en la zona, en menoscabo de la influencia de la Unión Soviética y de sus aliados, hoy en franca decadencia con motivo de la invasión de Afganistán por el Ejército soviético.

https://adversariometapolitico.files.wordpress.com/2012/11/suarezhafez.jpg

Suárez en Damasco con Hafez al-Assad (1980)

Yasser Arafat es, pues, pieza clave en el complicado tablero del área. Por ello, no se descarta que el presidente Suárez vuelva a encontrarse con el líder palestino durante su periplo por Oriente Próximo, aunque en Madrid se creía ayer sábado que la oportunidad de la entrevista no parecía presentarse en este viaje. Quizá se celebre más adelante y posiblemente en Damasco, cuando Suárez visite al presidente El Asad, amigo y aliado de Arafat en la ofensiva contra Israel. En todo caso, y desde la visita a Madrid del líder de la OLP, parece detectarse en Occidente un deshielo frente a esta organización palestina y en los países árabes un interés creciente de que España, país candidato al ingreso en la CEE, refuerce sus relaciones con las naciones europeas.

Conferencia de no alineados

Otro tema de interés, que ha de surgir en el diálogo que Suárez mantendrá en Bagdad y Amman, será el de la distensión y la crisis actual de las relaciones internacionales. El caso de los rehenes americanos en Irán y la invasión de Afganistán saltarán de una u otra manera al tapete de las discusiones. Aquí se espera que España informe sobre los preparativos y perspectivas de la Conferencia de Seguridad y Cooperación de Madrid y que, al menos los iraquíes, aborden la preparación de la próxima convocatoria del grupo de países no alineados, que se ha de celebrar en Bagdad a nivel de cumbre en el otoño de 1982, y cuyas reuniones preparatorias han de pasar por la capital iraquí. España, como se recordará, fue país «invitado» en la sexta cumbre de los no alineados celebrada en La Habana.

El presidente Suárez, que viajará a bordo de un DC-8 con un séquito de unas treinta personas, está acompañado en su desplazamiento por los ministros de Asuntos Exteriores y Comercio, Marcelino Oreja y Juan Antonio García Díez. La presencia del ministro de Comercio está más que justificada, dado el alto nivel de intercambios comerciales existente entre España e Irak. Aquí, donde el déficit español es enorme, prima el problema del petróleo. Suárez intentará conseguir en Bagdad un mayor nivel en los aprovisionamientos españoles de crudos y ofrecer como contrapartida nuevas aportaciones tecnológicas españolas, así como la cooperación en los terrenos militar, la construcción, sector eléctrico y transportes.

Programa

El presidente tiene prevista su llegada hoy domingo, a las cuatro y media de la tarde. Este mismo día participará en una comida con el presidente Sadam Hussein, con quien mantendrá conversaciones políticas mañana lunes, mientras los ministros que le acompañan establecerán contactos con sus homólogos iraquíes.

El martes por la mañana el avión presidencial despegará de Bagdad con destino a Jordania. En Amman, el presidente Suárez se entrevistará con el rey Hussein. En este país serán los temas políticos, los que ocupen el centro del diálogo. Jordania es nación considerada dentro del llamado grupo de países «moderados», en la crisis de Oriente Próximo. Por ello, la visita equilibra, en parte, la escala política en Irak, país del frente de rechazo a los acuerdos de Camp David, firmados entre Egipto e Israel. Jordania es, por último, país clave en toda solución del problema palestino.

En la capital jordana está previsto, por último, que el presidente Suárez se reúna con todos los embajadores españoles acreditados en los países árabes de Oriente Próximo

https://i0.wp.com/www.smh.com.au/ffximage/2008/04/24/Izzat_Ibrahim_al_Duri_narrowweb__300x420,0.jpg

Izzat Ibrahim al-Douri, lugarteniente de Saddam, vicepresidente de Iraq y en la actualidad prófugo, jefe del partido Baath iraquí clandestino y de la resistencia iraquí

El mediador

Diario El País, 12 de febrero de 1980

http://elpais.com/diario/1980/02/12/opinion/319158001_850215.html

Editorial

VOCES OFICIOSAS han subrayado que el viaje del presidente Suárez a Irak y Jordania tiene un carácter que duplica el expresado en los comentarios directamente oficiales: el de mediador, más allá de las relaciones bilaterales -que son, evidentemente, de gran importancia-. No debe extrañar, después del comunicado emitido por la Casa Blanca para informar de la visita de Suárez a Carter, en el que se resaltaba la capacidad de aquél en dos temas especiales: los países árabes y los países latinoamericanos. Y había ya indicios de la confianza en Suárez como mediador en la visita que hizo a Madrid Yasser Arafat, quien así fue por primera vez recibido por un jefe de Gobierno europeo en calidad de tal, y en los continuos contactos, en diversos viajes entre España y América, con jefes de Gobierno latinoamericanos. En este caso, la privilegiada posición de Suárez se recalca con la recepción en Bagdad, en la que el vicepresidente iraquí, Izzat Ibrahim, le ha llamado «nuestro hermano», apelativo que suele limitarse a las relaciones entre islámicos; la explicación aparece en una frase posterior, en la que, tras exaltar el «legado conjunto e histórico» común, se destaca a la noble postura que España ha adoptado y adopta contra nuestro enemigo principal: el sionismo». España comete, evidentemente, la anomalía de no mantener relaciones diplomáticas con el Estado de Israel; se ha esperado siempre que esta irregularidad se corrija -hay también un legado conjunto e histórico común con los judíos-, pero todo parece indicar que no va a suceder esa reparación por ahora, en tanto en cuanto la diplomacia española cree que impediría ese papel mediador (lo que parece una apreciación dudosa) y el acceso a los posibles beneficios del intercambio económico con los árabes del petróleo.

¿En qué puede mediar España? No, evidentemente, en el conflicto general con Israel, si España aparece definida en el campo de los enemigos del sionismo. Puede hacerlo, sin embargo, en favor de las ideas de Camp David, y también -son conjeturas- en el problema interior del islamismo con respecto al mundo. Requiere, desde luego, una difícil dialéctica justificar la veracidad y la profundidad de la revolución musulmana en Afganistán y rebatir simultáneamente la misma revolución en Irán, pero viene haciéndose así simultáneamente en las notas y declaraciones de algunos países. Podrá también tratar de explicar las dificultades del diálogo Norte-Sur y las de una división en compartimentos estancos de los conflictos internacionales, como pretende Francia -que se neutraliza-. O la conveniencia de considerar el mundo como un todo, según la doctrina Kissinger, que adopta ahora Carter, con el corolario de que cualquier postura que perjudique a Occidente -incluidos los precios del petróleo- redundará en favor de la URSS en esta «guerra fría».

Todo esto son conjeturas, basadas únicamente en las medias palabras que de cuando en cuando emite el Gobierno: la única apoyatura posible para la interpretación, a falta de otras declaraciones sobre política exterior. Esperemos que tenga éxito. Por el oriente árabe pasan todos los días grandes viajantes de la mediación, contando entre ellos los sucesivos secretarios generales de las Naciones Unidas y sus misiones ad hoc; y hasta los enviados directos de Carter aparecen como mediadores. Sería admirable que Suárez consiguiera por lo menos el principio de un arreglo en una zona tan empecinada en no arreglarse.

Pero confiemos, sobre todo, en que este papel mediador no incida en el principal: el de utilizar los privilegios reconocidos de la posición política española en los países árabes para obtener unos acuerdos ventajosos para España, tanto en garantías de suministro y facilidad de pagos y precios del petróleo como de intercambio de inversiones y de técnicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en España, Sionismo, Socialismo árabe. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Con Suárez España estaba en el campo de los enemigos del sionismo

  1. Insula dijo:

    Menuda frikada, tronco. Aznar y Felipe también se reunieron con Arafat, con las consiguientes protestas judías. Eso no califica a Suárez de antisionista ni de anti nada. Suárez hereda una política y se tiene que mantener en ella, entre otras razones porque ni los propios judíos querrían otra cosa, pero ya apuntaba al cambio. Por cierto, mira lo que dice Suárez en uno de los enlaces que anteriormente citaste sólo de manera parcial:

    “¿Por qué no se manifestó abiertamente contra la OTAN?
    Por sentido de la responsabilidad, yo no podía encabezar la manifestación del No. Después de ser presidente del Gobierno, uno no vuelve a ser el que era antes.
    […]
    ¿No quiso ir contracorriente?
    Eso es. La mayoría del Parlamento era favorable a la permanencia de España en la Alianza Atlántica, con matices. Por tanto, una oposición a esa política era ir contracorriente. Le mandé una carta al presidente González diciéndole que nunca encabezaría la manifestación del No.

    Eso creó gran confusión.
    No dejé libertad de voto. Lo lógico es que el presidente del Gobierno no hubiera convocado el referéndum, que hubiera disuelto las cámaras y que convocara elecciones. La negociación se hizo mal y eso creó un sentimiento antiOTAN. Ahora estamos pagándolo en la negociación del tratado con Estados Unidos.”

    Joder, ¡menudo guerrero anti-OTAN!

    Pero nada, todo sea por sumarse a la canonización de Suárez y de cuanto traidor encontremos por el camino. El último en ser rehabilitado por lo visto es López Rega; esperemos que mañana no se rehabilite también a Zapatero como luchador antimperialista, a Aznar, o vaya usted a saber quién. O eres muy joven o de verdad no me lo explico, adversario metapolítico…

    Veo, eso sí, que tomas nota de la resistencia que en la actualidad encabeza Al Douri contra el ocupante estadounidense-iraní. ¿Qué opinas de que la guerilla de Al Douri combata en la actualidad junto con Al Qaeda? Porque eso rompe un poco tu visión de blanco y negro sobre estos conflicto. Me interesa tu opinión.

    • Adversario dijo:

      Puede que Arafat también visitara a Felipe González y a Aznar, pero ellos, a diferencia de Suárez, no tenían “problemas con la banca” ni fueron obligados a dimitir, ya que cumplieron a rajatabla las órdenes que emanaban “de arriba”. (Revisar la hemeroteca es útil para comprender por qué derrocaron a Suárez,y NO FUE SÓLO por recibir a Arafat…)

      Lo de que la España de Suárez estaba en el campo de los enemigos del sionismo no lo digo yo, lo dijo en 1980 Izzat Ibrahim. Y eso de que Izzat “actualmente combata junto a al-qaeda” no tiene ni pies ni cabeza; primero porque “al qaeda”, como organización NO EXISTE; lo que existe son bandas terroristas wahabitas (siempre funcionales a los intereses del imperialismo sionista); y segundo porque Izzat es SUFI. Los wahabitas del entorno de “al-qaeda” consideran, no sólo herejes sino incluso paganos (kuffar) a los sufis… Izzat pertenece a la tariqa (órden) Naqshbandiyya (una de las dos grandes subdivisiones del sufismo, la otra es la Qadiriyya); y es el jefe de ésta organización:

      http://en.wikipedia.org/wiki/Army_of_the_Men_of_the_Naqshbandi_Order

      Lo que sí es cierto (y muy anacrónico y lamentable) es que, debido a sus posiciones anti-iraníes, Izzat haya elogiado en algunos de sus mensajes al reyezuelo de Arabia saudí… que es de donde procede el wahabismo! Hay incoherencias en torno a Izzat, pero de ahí a decir que combata junto a “al qaeda”…

      Por cierto, a mí también me interesa tu opinión sobre el hecho de que “Pravy Sektor” haya dicho abiertamente (ya han caído las máscaras) que están dispuestos a colaborar con la OTAN. Eso no me lo invento yo, ni es “propaganda de RT” sino que lo dice el propio Yarosh en su página oficial, concretamente en el punto 10 “Nuevos principios de política exterior”:

      http://pravyysektor.info/slider/prohrama-kandydata-u-prezydenty-ukrajiny-yarosha-dmytra-anatolijovycha/

      “10. Нові засади зовнішньої політики
      (…)
      (…)
      Взаємодія з НАТО та іншими структурами міжнародної безпеки з метою запобігання зовнішнім загрозам“

      (“cooperación con la OTAN y otros organismos internacionales para evitar amenazas externas”)

      Para evitar “amenazas externas”… quiere colaborar con la OTAN!!!! Ese sí que es un gran nacional-revolucionario!

  2. submarino dijo:

    Hola. Nunca intervine aqui hasta ahora, pero me gusta mucho la informacion que das.
    Con respecto a Suarez no estoy de acuerdo, lo que el queria era ser presidente de la ONU, o de la Union Europea, de ahi que tratase con tanto extranjero, aparte de que aqui no lo queria nadie. Eso lo deja claro Antonio Herrero en su libro hagiografico cotillero sobre Suarez. Y fue su policia quien si no mato directamente, que no lo se , si que permitio el asesinato de Juan Ignacio, que si que era nacional revolucionario. Persiguio y encarcelo a los falangistas y otras muchas cosas que todos sabemos. Suarez era un enchufado, de tal manera que cuando tuvo que organizar algo el solito todo se le llenaba de conspiradores y traidores. Mientras fue util al sistema estuvo y cuando dejo de serlo se lo quiteron de enmedio. Un pobre hombre.

  3. Vladimir dijo:

    No se puede comparar el Arafat que se reunió con Aznar con el Arafat del año 79 cuando era mundialmente considerado un TERRORISTA, me parece de una ignorancia supina. Fue Suárez el primer estadista occidental en recibir al líder de la OLP. Comparar semejante gesto, con una de tantas reuniones que pudo celebrar o no un ya enfermo y decrépito Arafat que pasó sus últimos días aislado en su palacio de la Mukata hasta por último ser envenenado… en fin…y eso por no hablar que el mundo entonces estaba dividido en dos bloques mientras que durante el gobierno Aznar estábamos en pleno apogeo del Imperio Americano de la mano de los halcones sionistas.
    Pero nada, el rencor del facherio hacia Suárez les ciega, pero los jóvenes que sólo hemos vivido desde los tiempos de Felipe González hasta hoy vemos meridianamente claro el abismo que separa al primer presidente de sus “sucesores” en el cargo. Por no hablar de las últimas revelaciones sobre el golpe del 23 F que apuntan al Rey como cerebro del mismo, como medio radical para terminar con el suarismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s