Magreb: ¿Argelia después de Siria? / BHL abucheado en Túnez / Caos en Libia

https://i2.wp.com/directinfo.webmanagercenter.com/wp-content/uploads/2013/05/bouteflika11.jpg

Abdelaziz Buteflika

¿Argelia después de Siria?

Diario Unidad

El primer ministro argelino, Abdel Malik Sellal, dijo el lunes por la tarde que “su país ha sido escogido como objetivo de una campaña de desestabilización inmediatamente después de Siria” y señaló que los planes habían sido ya trazados y los papeles asignados y que sólo faltaba la fecha para la implementación de este plan.

Sin embargo, existen varios factores que impiden el éxito de un plan semejante contra Argelia:

Uno: los autores de este plan de desestabilización demuestran una clara ignorancia acerca de la opinión y las circunstancias de la nación argelina en los campos político, social e incluso psicológico. Argelia conserva un amargo recuerdo de la guerra civil acaecida en los años noventa del pasado siglo y que causó la muerte a 200.000 personas tras la intervención militar que impidió la llegada del Frente Islámico de Salvación (FIS) al poder después de los comicios de 1992.

Dos: la firmeza del gobierno sirio durante más de tres años de lucha frente a la oposición armada y financiada por los estados del Golfo y Turquía y que cuenta con el apoyo de algunas grandes potencias occidentales, como EEUU y Francia. A pesar de los miles de millones de dólares gastados y de los cientos de toneladas de armas enviadas, los grupos armados sirios se enfrentan a la derrota y han sido incapaces de cumplir el rol que les había sido asignado. El fracaso en Siria pesa, pues, sobre cualquier intento de reproducir dicha situación en Argelia.

Tres: el gobierno argelino ha llevado a cabo algunas reformas políticas y económicas y se ha visto ayudado por los elevados precios del gas y el petróleo hasta muy recientemente. Esto ha contribuido a reducir la deuda pública y a resolver parcialmente el problema del desempleo. En el país existen fenómenos como la corrupción o la represión policial contra ciertos grupos, pero esto no afecta al sentimiento general de respaldo al sistema argelino nacido de la larga guerra de independencia contra Francia (1954-1962).

Cuatro: los desastrosos resultados producidos por la así llamada “Primavera Árabe”, especialmente en Libia, Yemen, Siria y otros países. Ella ha llevado al colapso de Libia y a que se convierta en un estado fallido, donde existe en la actualidad una guerra civil entre milicias que luchan por el poder y un extenso tráfico de armas hacia los países vecinos. El pueblo argelino es consciente de esta realidad y no desea repetirla en modo alguno.

Quinto: el Ejército argelino es uno de los más fuertes de Oriente Medio y posee un extensa experiencia en la lucha antiterrorista y contrainsurgencia.

En lo que se refiere al plan para repetir el escenario de Siria en Argelia, el primer ministro citó los intentos de algunos canales de televisión, como Al Yazira, de sembrar la cizaña y la desestabilización siguiendo las pautas ya vistas durante la “Primavera Árabe”.

Cabe señalar también que la mayoría de estas revoluciones tuvieron lugar en países republicanos con una historia de convivencia entre etnias y confesiones distintas y que adoptaron posiciones fuertes contra los intentos occidentales e israelíes de buscar una hegemonía en la región.

Argelia es un país que ha trabajado dentro de la OPEP en favor de precios más justos y que ha participado, junto a otros países árabes, en las guerras lanzadas por Israel contra estos últimos. Asimismo, ha mantenido un rechazo consistente a cualquier relación con Israel y se ha opuesto a la guerra terrorista lanzada contra Siria.

En resumen, los planes contra Argelia pueden existir, pero la oportunidad de que tengan éxito es nula dada la correlación de fuerzas interna y externa en la región.

amn

+++

https://adversariometapolitico.files.wordpress.com/2014/11/ea836-bernard2bhenry2blevi2bcake.gif

Idéologo sionista francés abucheado en Túnez

http://www.voltairenet.org/article185786.html

El promotor de guerras francés Bernard-Henri Lévy, abucheado en Túnez.
Decenas de ciudadanos tunecinos acudieron la noche del viernes a expresar su repulsa por la presencia en su país del personaje mediático galo Bernard-Henri Lévy (BHL), promotor de guerras y conflictos sociales en Oriente Medio y Europa. Este personaje en Francia es considerado un «gran intelectual y humanista». La prensa comercial francesa lo cita, lo promueve y lo aplaude cada día.

“¡BHL, lárgate!” y “no a los intereses sionistas en suelo tunecino” fueron las consignas más coreadas en el Aeropuerto Internacional de Túnez-Cartago, después de que en las redes sociales se difundiera como la pólvora la alarmante noticia del viaje de Bernard-Henri Lévy a Túnez.

Según Slim Amamou, antiguo bloguero y ex secretario de Estado para el Deporte y la Juventud en el Túnez revolucionario de 2011, fueron otros viajeros embarcados en el avión quienes transmitieron la voz de alerta a sus compatriotas de la inminente llegada del multimillonario.

Con el francés ya en Túnez, el abogado Abdelaziz Essid anunció el sábado a través de la emisora local ShemsFM que reclamaría de manera oficial al procurador de la República una investigación sobre los responsables del viaje dado que, según Essid, Lévy “representa un peligro para la seguridad nacional” por “sus posiciones contra los intereses de los pueblos árabes”.

Essid recordó además el papel crucial de Lévy en la organización de los bombardeos de Libia en 2011 por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con su cabildeo ante el entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Túnez, Mojtar Chaouachi, ha declinado responder a la agencia de noticias francesa AFP sobre la visita o la manifestación de rechazo a la misma.

Lévy, heredero de una empresa de explotación de maderas preciosas en Costa de Marfil, Camerún y Gabón, ha defendido durante años distintas operaciones de desestabilización y golpe de Estado a cargo de los servicios de Inteligencia occidentales conocidas como “revoluciones de colores”.

En 2010, Lévy lanzó una operación internacional de difamación mediática contra Irán basada en falsedades, pretextando la defensa de una mujer adúltera y cómplice en el asesinato del padre de sus propios hijos.

Con ayuda de numerosos órganos de prensa y varias organizaciones de supuesta defensa de los derechos humanos, implicó en la operación a varios jefes de Estado.

Posteriormente, tras contribuir a sumir Libia en el caos desde 2011, el multimillonario ha tratado de promover un ataque militar declarado de las potencias occidentales a Siria, en colaboración objetiva con los distintos grupos terroristas que asolan a ese país árabe.

En diciembre de 2013, Lévy se desplazó a Kiev para participar en las algaradas que culminaron en el derrocamiento del presidente ucraniano Víctor Yanukóvich y en marzo pasado fue quien presentó al mandatario de Francia, François Hollande, a Petro Poroshenko -elegido como presidente de Ucrania dos meses después-.

El supuesto “filósofo” propaga la islamofobia argumentando que esta “no es un racismo”, que el velo islámico (Heyab) es “una incitación a la violación” y que la obra de su vida “será hacer reescribir el Corán por un judío”.

Caos en Libia deja al menos 130 muertos en últimos días

http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/10/26/caos-en-libia-deja-al-menos-130-muertos-en-ultimos-dias/#.VFobMMmRe24

Libios participan en una ceremonia para conmemorar el tercer aniversario de la declaración de liberación del régimen del ex líder Muammar Kaddafi tras su caída, en la Plaza de los Mártires, en Trípoli, en imagen del 23 de octubre. Foto Xinhua

El Ejército de Libia se enfrentó el domingo en duros combates con milicias islámicas, que al parecer intentaban retomar uno de sus principales campamentos en la ciudad oriental de Bengasi, dijeron funcionarios militares.

Al menos 130 personas han muerto en los diez últimos días en combates callejeros en la segunda mayor ciudad de Libia, como parte de un amplio escenario de caos en este importante productor de petróleo, tres años después del asesinato de Muammar Kaddafi.

El incipiente Ejército, apoyado por fuerzas de un ex general y jóvenes armados, lanzó a principios de este mes una ofensiva contra los islamitas en Bengasi, expulsándoles de una zona aeroportuaria y del campamento 17 de Febrero, uno de sus bastiones en la ciudad portuaria.

Pero los últimos combates entre el ejército y Ansar Sharia -señalado por Washington como responsable del ataque en 2012 contra el consulado de Estados Unidos en el que murió el embajador- estallaron en el campus universitario y en otras zonas próximas al campamento.

Las unidades militares también combatieron a los islamitas en otras partes de la ciudad, dijeron los residentes. Se pudo ver a familias empacando y huyendo, una imagen habitual en Bengasi, convertido en un campo de batalla desde que el ex general Khalifa Haftar declaró la guerra a los islamitas en mayo. Ahora se ha aliado con el Ejército.

El enfrentamiento forma parte de un conflicto más amplio en el estado norteafricano, donde los ex rebeldes usan sus armas para competir por el poder y una parte de los ingresos petroleros.

Libia está dividida entre tribus rivales y facciones políticas, con dos gobiernos en busca de legitimidad desde que un grupo armado de la ciudad occidental de Misrata capturó la capital, Trípoli, en agosto, obligando al primer ministro reconocido por la comunidad internacional, Abdullah Thinni, a trasladarse al este.

Las potencias occidentales y los vecinos de Libia temen que el conflicto esté arrastrando al país hacia una guerra civil.

La situación en Bengasi y otras partes de Libia es incierta, ya que el Ejército es incapaz de controlar a las milicias, que en muchas ocasiones tienen mejor armamento.

Las fuerzas de Haftar tienen aviones de la vetusta fuerza aérea libia, aunque sus rivales dicen que está apoyado por Egipto, que está preocupado por la extensión de los militantes. Haftar niega esta información.

La mayoría de las embajadas extranjeras retiró a su personal en el verano boreal, cuando las fuerzas procedentes de Misrata expulsaron de Trípoli a un grupo rival.

(Con información de Reuters)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en África, Noticias. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Magreb: ¿Argelia después de Siria? / BHL abucheado en Túnez / Caos en Libia

  1. Adversario dijo:

    In ricordo della Libia:

    1º settembre 1969 – 20 ottobre 2011

    R.I.P. Jamairihya e Gheddafi

  2. Pingback: L’ideologo sionista francese fischiato e sbeffeggiato a Tunisi | controinformazione.info | Quello che gli altri non dicono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s