Divide y vencerás: Para desestabilizar Rusia, los atlantistas inventan el “nacionalismo siberiano”

https://i2.wp.com/www.shokhirev.com/nikolai/projects/sib/Siberia.gif

La propaganda occidental alentando el separatismo en todas las latitudes. Intenta inventarse un nacionalismo siberiano

EL ESPÍA DIGITAL

Es frecuente en los últimos tiempos que en los medios occidentales se realicen predicciones sobre el inminente colapso de Rusia. Aunque las teorías conspirativas varían, las causas son a menudo las mismas: la separación de Siberia a causa de un nacionalismo antiruso o la invasión china. En su último artículo en RT Bryan MacDonald critica a los pseudo-analistas que especulan sobre la separación de las regiones orientales de Rusia.

“La separación de Texas de EE.UU. es mucho más probable que la de Siberia respecto de Rusia”, afirma MacDonald’s. El analista, que critica un artículo reciente sobre el supuesto secesionismo siberiano en la revista británica ‘The Economist’, señala que este tipo de especulaciones hacen a los medios occidentales parecer “aún más ridículos de lo que eran antes”.

Según MacDonald, el autor anónimo del artículo sobre el inexistente separatismo basa su falso analisis en meras suposiciones que no están avaladas con datos. Por ejemplo, la idea de que las ciudades principales del Lejano Oriente, Vladivostok y Khabarovsk, están “económicamente más integradas con China y Corea del Sur de lo que están con la parte europea de Rusia” es totalmente errónea. Las estadísticas dicen lo contrario.

Precisamente el problema del Lejano Oriente ruso es que sus urbes no están lo suficientemente integradas con el este de Asia y son demasiado dependientes de Europa y el resto de Rusia. Reconociendo el problema, el Kremlin ha decretado recientemente “zonas económicas especiales” en el Lejano Oriente para fomentar sus relaciones comerciales con China.

Un artículo semejante al de ‘The Economist’ apareció este mes en el ‘Wilson Trimestral’, la revista editada por el Wilson Centre, un ‘think tank’ controlado por Washington. La autora del artículo sobre “la ola de separatismo” basa toda su argumentación en datos del año 2011, cuando en la ciudad de Novosibirsk se produjo una protesta con el lema “dejamos de alimentar a Moscú”. Esta contó con la presencia de 100 personas. Novosibirsk cuenta con una población de 1,5 millones de habitantes. No se registraron manifestaciones similares ni antes ni después.

Estos artículos son ejemplos de los intentos de Occidente de crear un nacionalismo siberiano, que ni existe ni ha existido nunca, recuerda Bryan MacDonald. La población del Lejano Oriente ruso es casi totalmente eslava (95 por ciento) y la mayoría de los siberianos son cristianos ortodoxos. Los lazos culturales y económicos entre Siberia y el resto de Rusia son tan fuertes que no existe la menor posibilidad de la secesión de las regiones orientales respecto del resto del país. Tampoco hubo nunca ningún debate público sobre este tema, concluye MacDonald. “Siberia es tan rusa como la balalaica”, añade.

Rusia protesta ante Noruega por limitar el acceso a la isla de Spitsbergen

El Ministerio ruso de Exteriores protestó este lunes por la decisión de Noruega de deportar del archipiélago de Spitsbergen a los individuos sujetos a las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU y otras “restricciones internacionales”, como las sanciones de la UE contra Rusia.

“La actuación de Noruega no responde al espíritu de la cooperación internacional en Spitsbergen que se basa en el Tratado de 1920”, destaca la Cancillería en un comentario.

Exteriores “protesta en términos enérgicos contra este paso inamistoso y exige revisar de inmediato las restricciones impuestas”.

El comunicado ministerial repara también en que la medida de Oslo “afecta los intereses no solo de Rusia sino también de los demás signatarios del Tratado de 1920, sin cuyo consentimiento Noruega no tiene de derecho de imponer reglas que limitan el régimen de libre acceso al archipiélago establecido por dicho acuerdo internacional”.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la crisis en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia en marzo de 2014.

EEUU y la Unión Europea aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia, que en agosto de 2014 respondió con una limitación a las importaciones agroalimentarias de EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

El 25 de junio pasado, Rusia prolongó el embargo hasta el 5 de agosto de 2016 en respuesta a la prórroga de las sanciones de la UE hasta el 31 de enero del mismo año.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Geopolítica, Globalismo, Manipulación, Noticias, Rusia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s