Sobre embutidos y fiambres

https://tribunadeeuropadotnet.files.wordpress.com/2015/10/595_445_1295373.jpg?w=640

Sobre embutidos y fiambres

http://tribunadeeuropa.net/2015/10/27/sobre-embutidos-y-fiambres/

El consumo de embutidos y fiambres es cancerígeno y el de carnes rojas “probablemente” también, indicó este lunes la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la OMS. Evidentemente esto ha hecho correr el miedo entre los consumidores, claro está.

En su informe, la agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), apunta que basa sus conclusiones en “literatura científica acumulada” y examinada por “un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países”.

“La carne transformada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, en base a indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal”, indicó la IARC.

Precisa que ello incluye “la carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación”.

Tomemos nota de “salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación.” Evidentemente no entrarían los productos elaborados de forma artesanal, lo de “toda la vida” hablando coloquialmente. Es decir, que si te comes un chorizo hecho por tu abuela, a la antigua usanza, estás comiendo algo sano, que no te dañará.

La mayoría de las carnes transformadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclara la IARC.

¿Porqué son peores al llevar sangre?

Ya te lo explico yo. Los animales que industrialmente se destinan al consumo humano, son engordados con piensos especiales para acelerar su engorde, son hormonados, toman antibióticos por sistema, todo ello pasa al torrente sanguíneo, y es lógico que todo ese cóctel químico siga permanente no sólo en su sangre (en mayor medida) también en su carne. Vuelve a darte cuenta que, si comes carne o un producto con sangre animal, criado naturalmente, sin hormonas ni piensos no naturales, no te pasara absolutamente nada malo.

Como ejemplo de carnes transformada citan hot-dogs o salchichas de Frankfurt, jamón, chorizos, carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes. Prácticamente todo es comida basura, lo que usan los restaurantes de comida rápida, excepto el jamón y chorizo.

Carnes rojas

Por otro lado, las carnes rojas fueron clasificadas como “probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer”.

Por “carnes rojas” el informe apunta que debe entenderse que son “todos los tipos de carne provenientes de tejidos musculares” de mamíferos, incluyendo la carne vacuna, porcina, ovina, equina y caprina.

Conclusión

El informe habla de alimentos procesados, NO NATURALES, sino industrializados. El chorizo de la abuela, la panceta, todos esos embutidos con los que hemos crecido todos la mar de sanos no llevaban conservantes ni porquerías químicas con las que ahora saturan nuestro organismo los que nos venden envasados en las grandes superficies. Con la carne exactamente igual, son los antibióticos y hormonas que les inoculan durante su vida lo que hace que su carne nos dañe, si el animal estuviera criado como toda la vida han sido criados, respetando sus tiempos, sus ciclos, su naturaleza, su ingesta respetaría nuestra propia naturaleza (carne ecológica). Pero preferimos jugar a ser Dios o a llenarnos los bolsillos sin mirar al futuro. ¿De verdad crees que los poderosos comen carnes que no sean ecológicas y de producción lo más cercana posible? ¿Qué comen lo mismo que tú o que yo?

Sin duda los alimentos  propios de la dieta mediterránea, son un buenísimo alimento como lo ha venido siendo durante siglos, siempre que nos ciñamos a lo natural y nos alejemos de lo industrial. Es NUESTRA ACTUAL SOCIEDAD Y EL CAPITALISMO lo que produce cáncer y nos está matando. Y si quieren buscar chorizos dañinos, pueden encontrar unos cuantos pululando allá en la Moncloa y en otros lugares del globo de la misma ralea.

Acercarse a una carnicería de barrio, que prepare sus propios embutidos es muy sano y patriota, es beneficioso para la salud y para el bolsillo, pero no sólo el tuyo, el de todos. A ver si tomamos nota y no dejamos de abandonar nuestras tradiciones hasta en la mesa.

Aurora

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sobre embutidos y fiambres

  1. Krissaor dijo:

    Buenas!

    A mí me parece que esta noticia hay que enlazarla con ésta otra:
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/13/actualidad/1368457967_724617.html

    Y con ésta:
    http://www.lavanguardia.com/vida/20151028/54438445782/parlamento-europeo-aprueba-regulacion-insectos.html

    También, estoy seguro, favorecerá a la industria de los transgénicos vegetales.

    Saludos!

  2. Mequetrefe dijo:

    “El chorizo de la abuela, la panceta, todos esos embutidos con los que hemos crecido” : El problema es que eso pertenece AL PASADO, eso YA NO LO VEREMOS MÁS. ¿¿En verdad creéis que una niñata de las de hoy se afanará preparando guisos?? JA-JA-JA. Esperad bien sentaditos, pues nos aguardan siglos y siglos de fast food.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s