La verdadera historia de Madaya

https://i1.wp.com/www.almanar.com.lb/spanish/edimg/2016/Middle_East/Syria/Madaya/jazeera_madaya_hezbollah00.jpg
 

La verdadera historia de Madaya

 http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?fromval=2&cid=67&frid=23&seccatid=67&eid=116521

La verdadera historia de Madaya, localidad siria próxima a la frontera con el Líbano, no tiene nada que ver con la publicada por las agencias de noticias y, sobre todo, con la difundida en las redes sociales.

La primera cosa que no fue mencionada por AFP es que esta localidad está ocupada por dos grupos terroristas takfiris: Ahrar al Sham y el Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaida, que representan entre los dos al 90% de los militantes en el lugar, cuyo número está estimado en casi 600.

Ellos afluyeron a Madaya después de haber huido de los combates de la localidad vecina de Zabadani contra el Ejército sirio y los combatientes de Hezbolá. Ellos se negaron a evacuar la localidad ni tampoco a permitir la salida de los habitantes de la misma. Esto empujó a los militares sirios y sus aliados a establecer un cerco a Madaya.

Desde entonces, los milicianos convirtieron a los habitantes de Madaya en rehenes y acapararon la ayuda humanitaria que envió la ONU. En lugar de distribuirla, ellos la vendieron.

El último cargamento data del mes de octubre pasado. Él debía bastar para alimentar a la población durante varios meses. El número de habitantes es del orden de 23.000 y no de 40.000, como señaló la ONU. La BBC, pro su parte, habló incluso de 300.000 habitantes.

No hubo muertos de hambre, como pretende el OSDH, con sede en Londres, que habló de 10 fallecidos por falta de medicinas y alimentos. Es cierto que las cifras de este organismo, compuesto de un solo hombre, su director Rami Abdurrahman, que pretende tener una amplia red de informantes en Siria, no tienen ninguna credibilidad desde hace mucho tiempo, salvo para alguna agencia como AFP.

Varias fotos de gentes enflaquecidas y hambrientas fueron publicadas en las redes sociales. Sin embargo, se trata de montajes o de fotos tomadas en otros lugares y que no tienen ningún vínculo con las gentes de Madaya.

Según Pawel Krzysiek, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, estas fotos no han podido ser verificadas. No hay tampoco constancia de muertos, dijo durante su entrevista con el canal Al Mayadin.

“Madaya no ha entrado en el conflicto y los terroristas lo han utilizado como centro a partir del cual han lanzado ataques contra el Ejército sirio y la resistencia en Zabadani, con el fin de intentar cambiar el curso de la batalla”, señaló una declaración del Departamento de Medios de la Resistencia.

Madaya forma parte también de la ecuación Zabadani, Fuaa-Kefraya. Estas dos últimas dos localidades lealistas de la provincia de Idleb han perdido más de 400 de sus habitantes en ataques con mortero de la milicia del Yaish al Fateh (El Ejército de la Conquista), formado por el Frente al Nusra y otros grupos terroristas.

Estas dos localidades sufren un asedio inhumano y jamás ningún país occidental se ha interesado por su suerte, como hizo el gobierno francés el miércoles con Madaya.

Sólo cuando estas dos localidades recibieron la garantía de poder recibir alimentos y medicinas fue que las autoridades sirias autorizaron el jueves a la ONU a enviar otro cargamento de ayuda a Madaya.

¿Quien robaron los alimentos y medicamentos en Madaya?

http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?eid=116653&cid=23&fromval=1&frid=23&seccatid=67&s1=1

Unos 600 terroristas han tomado como rehenes a 23.700 personas -16.700 residentes y unos 7.000 refugiados- en la ciudad siria de Madaya y les han impedido recibir alimentos. Sin embargo, algunos medios saudíes, qataríes y occidentales han lanzado una campaña contra Hezbolá acusándole de ser el responsable de la falta de alimentos en la ciudad cercada.

Madaya está cerca de Zabadani, una ciudad donde se libró recientemente una batalla entre Hezbolá y fuerzas del Ejército sirio contra los terroristas. Un gran número de terroristas de tres grupos huyeron de Zabadani y buscaron refugio en Madaya. El 60% de esos terroristas pertenecen a Ahrar al Sham, el 30% al Frente al Nusra y el resto son miembros del llamado Ejército Sirio Libre.

Los terroristas han impedido el reparto de alimentos y medicinas a la población en Madaya en un intento de incrementar la presión doméstica e internacional sobre el Ejército sirio y Hezbolá para que levanten el asedio y poder así huir de la ciudad. Esto fue aprovechado también por el régimen saudí para lanzar un ataque contra Hezbolá.

El 18 de octubre, decenas de camiones llenos de alimentos y medicinas entraron en Madaya. El convoy incluía decenas de camiones, lo cual era suficiente para abastecer a los 23.000 residentes durante varios meses.

Sin embargo, los terroristas se apoderaron de la mayor parte del cargamento tras distribuir una pequeña parte del mismo. Las personas que protestaron o mostraron su oposición fueron ejecutadas por aquellos. Los militantes impidieron también a los residentes abandonar la ciudad. Un grupo de 300 terroristas buscó asimismo un acuerdo con los militares sirios para rendirse, pero otros terroristas bloquearon su implementación.

El Ejército sirio ha elaborado una lista de los terroristas, principalmente el Frente al Nusra y Ahrar al Sham, que han robado los alimentos en Madaya en base a las denuncias de la población local. Estos alimentos se encuentran en los depósitos de Ahrar al Sham en la ciudad.

Una parte del cargamento fue repartido por el libanés Mustafa Ahmed Gabara, un líder del Ejército de la Conquista (Yaish al Fatah), entre los militantes de la coalición- que integra al Frente al Nusra y Ahrar al Sham- y sus líderes.

Lo mismo cabe decir de los medicamentos del cargamento, que han sido albergados en la vivienda del líder de Ahrar al Sham en Madaya, un tal Ziad Darwish. Ella está localizada cerca de la Mezquita de Buraq.

Los miembros del grupo han estado vendiendo esta ayuda humanitaria a los terroristas a precios exorbitantes. La madre de un líder del grupo, Mohammed Ibrahim Hashim, y dos comerciantes, Hassan Jaula y Jalid Mohammed Shehadeh, están implicados en esta venta. Un comandante del Ejército de la Conquista, Ahmed Hassan Nassif, ha estado comprando oro a las mujeres de la localidad a precios bajos y luego les entrega alguna comida en su poder a precios exorbitantes. Otro comandante del grupo, Mohammed Adib Zaitun, es también otro de los responsables del robo de comida y su reparto entre los terroristas de la localidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Siria, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s