Dietas, testosterona y Nuevo Orden Mundial

DIETAS, TESTOSTERONA Y NUEVO ORDEN MUNDIAL<br><span style='color:#006EAF;font-size:12px;'>Por Luis Antonio V.</span>

DIETAS, TESTOSTERONA Y NUEVO ORDEN MUNDIAL
Por Luis Antonio V.

http://democracianacional.org/dn/dietas-testosterona-y-nuevo-orden-mundial/

Vamos a tratar unos temas que, en principio, no parece que tengan ninguna relación entre sí, pero la tienen y más de lo que nos pensamos. Son muchas las personas que se dejan llevar por las modas que normalmente promueven empresas o entidades con claros intereses económicos. Modas que te hacen cambiar de medios de consumo, de imagen o de hábitos, y entre estos hábitos se encuentran los hábitos alimenticios. Sé que muchos vegetarianos no van a estar de acuerdo con lo que se va a comentar en este articulo. Como ya sabemos todos (o deberíamos saberlo) el Nuevo Orden Mundial o las élites financieras Mundiales (que viene a ser lo mismo), tienen como meta el control total de la población, y qué mejor para ello que convertir a esta población en pacíficos y mansos rebaños de ovejas.

Y aquí es donde van a entrar en juego las dietas alimenticias; ¿pero qué interés puede tener el Nuevo Orden Mundial en modificar nuestros hábitos alimenticios?, pues aparte de convertirnos en pacificas “ovejas”, el control de nuestra reproducción y también el económico, por supuesto. Con unos pequeños conocimientos de cómo funcionan algunas de nuestras hormonas podremos entender esos intereses. La testosterona pertenece al grupo de los andrógenos, cuya función principal es estimular los caracteres sexuales en el hombre: virilidad, aumento de masa muscular, crecimiento del vello…esto a nivel físico, a nivel cerebral se la relaciona con el buen estado de ánimo, la agresividad, y la libido (las mujeres también producen pequeñas cantidades de testosterona, pero en cantidades bastante menores comparado con los hombres).

Ahora ya sabemos qué características o funciones tiene la testosterona, ¿pero cómo se produce esta hormona?, para desconocimiento de muchos la fabricación de la testosterona está directamente relacionada con el colesterol, del que aquí vamos a romper muchos falsos mitos. La ingesta de carnes rojas o grasas saturadas de origen animal es fundamental para la fabricación de colesterol. Sin colesterol no hay testosterona. La ingesta de grasas de origen animal también es importante para mantener una buena salud mental; tenemos que recordar que la mayor evolución del cerebro del hombre tuvo lugar cuando empezó a consumir mayores cantidades de carne. Ahora viene una pregunta que todos nos hacemos, ¿entonces las grasas de origen vegetal no producen colesterol?, no de igual modo ni en la misma cantidad. Las grasas de origen animal son fundamentales, ¿pero no dicen que el colesterol es malo?, en realidad lo que es malo es la proporción entre el colesterol “malo” y los triglicéridos.

Digamos que tenemos dos tipos de colesterol, el HDL que seria el “bueno” y el LDL que es el “malo”. Sobre el mito del colesterol vamos a explicar algunas cosas que creemos importantes. Se le achaca que es el principal culpable de los infartos y las enfermedades cardiovasculares, sobre esto hay estudios científicos que lo contradicen. Los primeros estudios, más que científicos, fueron “políticos”, y fueron realizados por el bioquímico Ancel Keys, el padre de la hipótesis de que los lípidos son los culpables de las enfermedades cardiovasculares, apoyado en sus dos “teorías” básicas: las grasas saturadas elevan el colesterol y el colesterol elevado obstruye las arterias. Estas afirmaciones se están demostrando que son falsas. Pongamos algunos ejemplos de esos estudios contradictorios que han sido ocultados por los monopolios de la alimentación. En 1965 en Gran Bretaña se publicó un estudio con tres grupos de hombres que ya habían sufrido un infarto. El primer grupo tuvo una base de alimentación lípida con aceite de maíz (una grasa polisaturada) el segundo grupo con aceite de oliva (una grasa monosaturada), y el tercer grupo su base de alimentación fue con grasas saturadas animales. Después de algunos años, curiosamente, el grupo del que más hombres sobrevivieron fue del tercero, del que se alimentaron con grasas saturadas de origen animal.

En 1969 un estudio coronario de Minnesota se realizo con dos grupos, el primero de los grupos siguió una dieta baja en grasas, con muy pocas grasas saturadas y rica en verduras, el segundo grupo se alimentó de forma tradicional comiendo de todo. Después de un largo seguimiento, el grupo que sufrió más infartos fue el primero. Pero el estudio mas amplio se realizó por el instituto de salud nacional de EEUU en 1970, donde un grupo siguió una dieta normal y el otro una dieta baja en grasas, sin consumo de carnes rojas y restringiendo el consumo de colesterol, al igual que los estudios mencionados anteriormente el grupo que sufrió mas infartos fue el que tuvo la dieta baja en grasas. En la década de los 70 se crea un comité del senado de EEUU que lo dirige el senador George McGoverm con el fin de promocionar los planes nutricionales de todo el país, planes que después fueron “exportados” al resto del mundo, dicho comité a pesar de tener conocimientos de los estudios antes mencionados prefirieron seguir las tesis del bioquímico Ángel Keys, que hacia responsable de las enfermedades cardiovasculares a los lípidos (en realidad fue una decisión política por intereses económicos que luego comentaremos). En base a estas tesis, dicho comité creó la primera pirámide nutricional moderna de la USDA, pirámide que también se ha impuesto al resto del mundo ¿Pero qué es la USDA? casualmente el Departamento de Agricultura de EEUU, que promociona los productos agrícolas americanos. Ahora se puede entender por qué en la base de esta pirámide está como alimentación básica el consumo de granos y cereales. Recordemos que EEUU es el mayor exportador de cereales del Mundo, un sector del cual algunas empresas estaban en manos de los senadores que crearon el comité que apoyaba las tesis de Ancel Keys.

piramide-de-alimentos-3-728

A dicha pirámide nutricional enseguida le salieron algunos detractores, que aseguraban que sólo se seguían intereses económicos de multinacionales de la alimentación. Pero es que además tampoco iba a servir para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Algunos científicos como John Yudkin llegaron a afirmar que la verdadera causa de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares tenían su origen en los azúcares y los hidratos de carbono refinados, justo precisamente lo que está en la base de la pirámide alimenticia creada por el comité de senadores. En 1977 el científico George Mann también escribió en el New England Journal que la hipótesis de que los lípidos eran los causantes de las enfermedades cardiovasculares era el timo científico mas grande del siglo XX. Igualmente, el doctor Peter McColley, de la Universidad de Harvard escribió: “algo distinto al colesterol tiene que estar causando las enfermedades cardiovasculares”. Esto le costó su puesto de trabajo en la universidad y, según él mismo decía, había sido incluido en una lista negra de científicos que no querían doblegarse ante los intereses políticos de seguir las tesis de que el colesterol es lo que producía las enfermedades cardiovasculares. También hay un informe de la Universidad de Stanford en la que se asegura que las dietas altas en grasas y bajas en carbohidratos muestran una reducción de la presión sanguínea, triglicéridos, y colesterol pequeño y denso del tipo LDL, mientras que el colesterol HDL (bueno) aumentó en un 23%,

148022756

Y a todo esto… ¿qué opinión tiene de este asunto la OMS? Sabiendo que los padres fundadores de la Organización Mundial de la Salud fueron Rockefeller y Rothschild no nos va a pillar por sorpresa la posición por la que se inclina. Recordemos que, recientemente, en 2015 realizó unas declaraciones recomendando la reducción del consumo de carnes y embutidos procesados. La OMS es además la organización que suele poner los baremos máximos recomendados del colesterol, que va reduciendo cada vez más. Hace unos años la cantidad máxima recomendada era de aproximadamente 240 mg/dl, actualmente es de 200 mg/dl y ya se está empezando a recomendar bajarla a 180 mg/dl o menos. Algunas instituciones médicas dependientes de esta organización incluso recomiendan un máximo de 150 mg/dl, cifras tan bajas que algunos científicos las consideran incluso peligrosas.

La doctora Ghislaine Lanctot en su libro “la mafia médica”, llama a la OMS “la mafia de las mafias” una organización que controla la industria farmacéutica a nivel mundial, así como a autoridades políticas, colegios médicos y la política de salud de casi todos los países del mundo. Es uno de los tentáculos del llamado Nuevo Orden Mundial, junto a la ONU. Como es de suponer, la edición de ese libro le ha costado la expulsión del colegio de médicos y la retirada de su licencia para ejercer la medicina.

Visto todo esto llegamos a la conclusión de que el mito del colesterol es una pantalla para encubrir los intereses de grupos de poder con los siguientes objetivos: A) Intereses económicos de grandes multinacionales de la alimentación y empresas farmacéuticas que están muy relacionadas entre sí, las primeras te venden alimentos que te provocan enfermedades y las segundas te venden medicamentos para “solucionar” los problemas que te han provocado las primeras. B) Intereses en reducir los niveles de colesterol para así reducir los niveles de testosterona en la población, ESTO ES MÁS IMPORTANTE DE LO QUE PARECE. Como ya se ha comentado al principio de este articulo es la forma que tiene el N.O.M. de convertir a los ciudadanos en pacificas ovejitas que no van a luchar ni se van a rebelar y, al igual que ellas, quieren convertirnos en herbívoros poco a poco. En resumen, al N.O.M. le conviene que todo el mundo se haga vegetariano, saben que desde el principio de los tiempos los pueblos y tribus que han sido “carnívoros” siempre fueron mas guerreros, agresivos y difíciles de dominar. En los animales, los depredadores que están en lo alto de la cadena trófica también suelen ser los carnívoros: leones, tigres, felinos, osos, que suelen ser mas ágiles, fuertes y astutos.

C) Además, bajando los niveles de testosterona se reduce también considerablemente la fertilidad, cosa que también afecta a las mujeres y por consiguiente se reduce la reproducción (curiosamente esta política de reducir los niveles de testosterona no se aplica en los países tercermundistas). Al aumentar la infertilidad es fácil adivinar que la reducción de las familias tradicionales (pilar básico de nuestra sociedad) será cada vez mayor, en beneficio de colectivos que no suelen tener hijos o no quieren (colectivo gay, transgénero, etc.), todos sabemos del apoyo del N.O.M. a estos colectivos y sus intenciones de destruir la familia tradicional.

067ce79369dc0243007ed6b003eaa32a

La reducción de la cantidad de espermatozoides es cada vez mayor incluso entre los jóvenes. El equipo dirigido por el profesor Niets Skakkebaek del Rigshospital de Copenhague, reconoce que la cantidad de espermatozoides en hombres sanos se ha reducido en un 50% en los últimos 40 años. Además, otro estudio realizado en la clínica de fertilidad de Aberdeen, Escocia, revela que en el año 1989 la media era de 87 millones por mililitro, pasando a 62 millones en el año 2002, una reducción muy importante en tan poco tiempo. Hay quien achaca estas reducciones a la contaminación ambiental, pero es muy posible que la alimentación influya mucho más.

Como podemos ver, llevan años engañándonos con que los responsables de las enfermedades diabéticas y cardiovasculares son el colesterol y las grasas animales, cuando va a resultar que lo que produce estas enfermedades es precisamente lo que ellos nos recomiendan: consumir en mayor cantidad los hidratos de carbono refinados y los azucares. Pero ¿queremos decir que sólo debemos consumir carne?, nada de eso, si bien se debe de perder el miedo al consumo de carne, se debe de comer de todo, además los vegetales y frutas son muy buenos en combinación con la carne y el pescado por el tema de la alcalinidad de la sangre. Una vez expuestos todos estos datos del artículo, que cada uno siga su propio instinto y no se deje llevar ni engañar por las modas y dietas impuestas casi siempre con ayuda de los medios de comunicación al servicio de las élites financieras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dietas, testosterona y Nuevo Orden Mundial

  1. Mª Luisa dijo:

    Reconozco el interés del artículo y espero que de veras esté apoyado por indagaciones científicas, aunque personalmente pienso que el hecho de que el NWO imponga modas para sacar rédito no otorga en sí mismo a esas modas la condición de nefastas. Me explico. A lo largo de la historia muchas personalidades de elevada condición moral han sido vegetarianos por piedad hacia los animales no humanos y eso no los ha convertido en personas menos peligrosas ni agresivas; véase el caso de Hitler. Tampoco es para pensar que las lechuguitas son el camino hacia el Nirvana, porque el vegetarianismo puede ayudar a completar determinadas experiencias, pero no representa nada en sí mismo. En definitiva, no creo de veras que la abstinencia de carne nos haga mejores ni peores -a pesar de todo lo dicho en el artículo- pero por propia experiencia te aporta limpieza de conciencia al saber que tú no colaboras con los que meten a las gallinas en cajas de por vida, cortándoles incluso los picos para que no den problemas, martirizan a los cerdos de tal modo que la muerte para esos animales es una bendición, etc. etc.
    Estaría de acuerdo con que la gente comiese carne una vez en semana como mucho, para que los animales que fuesen a ser sacrificados pudiesen vivir con dignidad. Además, hay una contradicción ¿y la exportación de la moda yanqui de hamburguesas y hot dog que ha inundado el mundo? Para servir a esa industria se necesitan cantidades enormes de animales viviendo en condiciones horribles, siendo trasladados para el sacrificio por carreteras interminables de modo que algunos llegan ya muertos; todo por las enormes cantidades que exige esa industria alimentaria que en los países mediterráneos, grandes consumidores de cereales y verduras de toda la vida, ya se ha abandonado en parte la dieta.
    Y ¿qué me dicen de los romanos adoradores de Marte? ¿eran ovejitas? Porque deben saber que hasta época republicana puede decirse que eran prácticamente vegetarianos…….

  2. templario dijo:

    Bueno, no creo que Hitler se hiciera vegetariano solo para no hacer daño a los animalitos, por otra parte el NWO si impone una moda es porque le conviene a sus intereses, les importa poco si es nefasta o no. EEUU gana mas dinero vendiendo cereales que carne segun las estadisticas, el que el articulo recomiende comer mas carne no quiere decir que solo hay que comer carne, lee el articulo entero. ¿que los romanos eran vegetarianos? tengo bastantes dudas, no obstante siguiendo tu teoria los Bárbaros fueron quienes terminaron con el imperio Romano, y los Bárbaros no eran precisamente muy vegetarianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s