El 12 de octubre y la hipocresía del separatismo catalán

El 12 de octubre y la hipocresía del separatismo catalán<br><span style='color:#006EAF;font-size:12px;'>¿CELEBRAN LOS SEPARATISTAS UN GENOCIDIO?</span>

El 12 de octubre y la hipocresía del separatismo catalán

http://democracianacional.org/dn/el-12-de-octubre-y-la-hipocresia-del-separatismo-catalan/

Otro año más, los separatistas catalanes, con ese aire de superioridad tan cansino que suelen emplear, han declarado que no piensan celebrar el 12 de octubre. Los portavoces de Convergencia, de Esquerra, de Compromís…declaran que la fiesta es “franquista” (aunque su primera celebración fue en 1911 en Barcelona), “vieja y desfasada” y que recuerda el genocidio de los indígenas, etc, etc. También la filo-separatista Ada Colau usó argumentos parecidos el año pasado. No digamos los batasunos de las CUP, que directamente piden retirar la estatua de Colón en Barcelona y sustituirla por un monumento de “homenaje a los pueblos indígenas”. Los separatistas catalanes, ya se sabe, siempre tan sensibles a las injusticias y a los “genocidios culturales” por parte de España.

Pero no todo es lo que parece. Todos sabemos que el rey Jaime I de Aragón es uno de los principales referentes del separatismo catalán. Para ellos, este rey “catalán” conquistó en el siglo XIII las Islas Baleares y el Reino de Valencia, incorporando esos territorios a la “catalanidad”. Pero ¿cómo fueron esas conquistas? primero fue la de Baleares. En otoño de 1229, las tropas de Jaime I asediaron Mallorca, musulmana por aquel entonces. Los musulmanes retenían a cristianos como rehenes. La respuesta de Jaime I fue cortarle la cabeza a 400 musulmanes y catapultarlas dentro de la ciudad a modo de aviso. Finalmente, el 31 de diciembre de 1229 la ciudad fue tomada, incendiada y toda la población directamente masacrada. Cuentan las crónicas que la matanza fue tan grande que miles de cadáveres no pudieron ser enterrados, por lo que poco después las tropas cristianas resultaron diezmadas por una epidemia de peste producida por la putrefacción de los cuerpos. Según la crónica de Jaime I, (exagerada seguramente), resultaron muertos 20.000 musulmanes, mientras otros 30.000 abandonaron la ciudad. Muchos otros huyeron a las montañas, pero finalmente fueron capturados por los cristianos y muchos convertidos en esclavos.

Hoy en día, la fecha del 31 de diciembre se celebra en Mallorca como La Fiesta del Estandarte y, por supuesto, todos los años acude a dicha celebración un buen número de separatistas catalanes, incluido Joan Tardá, de ERC, el mismo que tanto reniega del “genocidio indígena americano”, pero al que, por lo visto, le gusta celebrar el genocidio musulmán de Mallorca (Palma celebra la Fiesta del Estandarte sin la tensión de los últimos años)

De la misma forma, otra fiesta que los separatistas catalanes nunca se pierden es la del 9 de octubre, fiesta regional valenciana en la que se recuerda la toma de Valencia por las tropas de Jaime I el 9 de octubre de 1238. La toma de Valencia no fue tan violenta como la de Mallorca, pero también tuvo su dosis de sangre. Es cierto que, en un principio, Jaime I pacta con la población musulmana local que puedan seguir viviendo en sus casas y practicando su religión, pero poco duró la “tolerancia multicultural”. Tras una revuelta musulmana, y tras ver que la fidelidad que algunos musulmanes le habían prometido no era tal, el 6 de enero de 1248, desde la misma catedral de Valencia, Jaime I decretó la expulsión de todos los musulmanes del Reino, con estas palabras:”En verdad que mucho nos place, pues el único motivo por el que no arrojábamos a los sarracenos del país era sólo porque así se lo habíamos prometido en los tratados; más ya que dan motivo para que de él los saquemos, a Dios ha de placer y a Nos muchísimo que allí donde tan latamente es pronunciado e invocado el nombre de Mahoma sea desde hoy solamente proclamado el de Jesucristo

La orden no se pudo ejecutar en su totalidad y siguió habiendo musulmanes en Valencia hasta 1609, pero miles y miles de musulmanes fueron expulsados de sus casas, exiliados o forzados a marcharse. En algunos casos hubo expulsiones colectivas de los vecinos musulmanes, como les ocurrió a gran parte de la zona norte de Castellón, de Sagunto, Onda o Jàtiva, además de gran parte de la comarca de l’Horta Nord. En la misma Valencia capital hubo muchos musulmanes deportados y sus casas y tierras entregadas a colonos cristianos.

A grandes rasgos, siguiendo el mismo razonamiento que los separatistas catalanes hacen con el 12 de octubre, esto es lo que ellos celebran cada 31 de diciembre y cada 9 de octubre: la masacre y la deportación en masa de decenas de miles de musulmanes. Y teniendo en cuenta que, para el separatismo catalán, ambos sucesos, las conquistas de Mallorca y de Valencia, fueron llevadas a cabo por catalanes, les preguntamos ¿por qué no hay “nada que celebrar” y es tan horrible la conquista española de América y en cambio se puede celebrar como si nada las conquistas de Mallorca y Valencia? Alguien podrá argumentar que los musulmanes estaban siendo expulsados de territorios de los que ellos previamente habían expulsado a hispanos cristianos, pero hay que tener en cuenta que los separatistas catalanes más críticos con el 12 de octubre son anticristianos, pro-musulmanes y defensores del multiculturalismo, así que ese es un argumento que precisamente ellos no pueden defender. Además, que en América los indígenas no eran un todo homogéneo que vivía en un paraíso de paz sino que el terrorífico Imperio Azteca tenía sometidas a infinidad de tribus cuyos miembros eran víctimas de miles de sacrificios humanos cada año.

Igual podría hablarse del doble rasero separatista con la celebración de la Toma de Granada. Se pueden establecer semejanzas entre la conquista de Granada y la de Valencia. En ambas hubo una entrega pactada de la ciudad y en ambas se permitió en un principio la presencia musulmana. Pero poco a poco esa posición inicial fue cambiando hacia una mayor hostilidad entre cristianos y musulmanes que acabó con el tiempo con la marcha de éstos últimos. Entonces ¿por qué es mala la toma de Granada y es buena la de Valencia? esperamos respuesta de los separatistas.

Quizá algún separatista, al conocer estos datos, reniegue del islamófobo y racista Jaime I de Aragón y deje de reivindicar la conquista de Valencia y Mallorca. Un Rey Jaime que si se levantara de la tumba pasaría a cuchillo a todos los separatistas catalanistas por inundar la antigua Corona de Aragón de “sarracenos”. Desde luego, en DN no vamos a renegar del Rey Jaime. Mientras sea legal (pronto las “leyes contra el odio” lo prohibirán) seguiremos homenajeando a Jaime I, uno de los principales reyes de la historia de España, gracias al cual hoy, todavía, Valencia, Mallorca y toda España son territorios españoles, cristianos y occidentales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en España, Hispanidad, Historia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El 12 de octubre y la hipocresía del separatismo catalán

  1. Adversario dijo:

    Puigdemont apuesta por Israel y Margallo bloquea el consulado honorario en Cataluña

    Puigdemont invitó a cenar en secreto al embajador de Israel y un sector dinámico de la comunidad judía de Barcelona se moviliza a favor de la independencia

    http://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2016-10-11/cataluna-consul-honorario-israel-puigdemont-margallo_1273305/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s