Otros “refugiados”: Génesis y apogeo de la “mafia rusa”

https://i1.wp.com/www.norighttoleave.com/uploads/2/4/9/3/24937885/3430572_orig.jpg

Años setenta: Campaña a favor de la acogida de refugiados judíos soviéticos en EEUU

Otros “refugiados”: Génesis y apogeo de la “mafia rusa”

por Tribulaciones Metapolíticas

La crisis de los „refugiados“ que atraviesa Europa desde hace algo más de un año no es la primera de ese estilo que ha sido implementada desde las altas esferas. Los arquitectos del mundialismo son poco originales y repiten una y otra vez el mismo procedimiento.

Todos los que hayan visto la película “Scarface” (“El precio del poder”, 1983), dirigida por Brian De Palma y protagonizada por Al Pacino, recordarán que los personajes principales del film, Tony Montana y su amigo Manny, que se convierten en narcotraficantes de la cocaína en Miami, son “refugiados” cubanos. La trama de ese célebre largometraje, cuyo guionista es Oliver Stone, toma como punto de partida un acontecimiento real: El envío a EEUU por parte de Fidel Castro de miles de “disidentes” (entre los que se encontraban numerosos delincuentes comunes y psicópatas, pues para no tener que mantenerlos más y deshacerse de ellos Castro vació cárceles y manicomios y se los encasquetó a los gringos). Esa “jugada maestra”, sobre cuyas consecuencias  las altas instancias de Washington estaban sin duda al corriente, fue conocida como la “crisis de los marielitos”, pues esos “refugiados” cubanos partían en barcas desde el puerto de Mariel. Poco después de que los marielitos llegaran a Miami (entre ellos el ficticio Tony Montana de la película), la violencia callejera y el crimen crecieron allí exponencialmente.

Una década antes, medidas análogas de migraciones masivas organizadas ya habían sido diseñadas entre las dos potencias de la guerra fría: En EEUU se aprobó en 1974 el acuerdo Jackson-Vanik con la intención de fomentar la acogida de “disidentes” procedentes de la URSS y de otros países de la órbita soviética – Todo ello, como no podía ser de otra manera, bajo el pretexto de los “derechos humanos”. De ese acuerdo se beneficiaron numerosos judíos antisoviéticos, que aprovecharon para emigrar a los EEUU (Muchos de ellos haciendo antes la aliyá, para adquirir de paso la nacionalidad israelí). De éstos judíos politizados conocidos como “refuseniks”, y que eran de ideología mayoritariamente trotskista, se nutriría la tendencia “neo-con”. Richard Perle, uno de los “padrinos” de esa ideología y conocido como “el Príncipe de la Oscuridad”, era por cierto el principal asesor de Henry Jackson, co-promotor (junto a Charles Vanik) del tratado migratorio.

Además, las autoridades moscovitas aprovecharon para “concederles la salida” (o más bien desembarazarse de ellos) a una gran cantidad de delincuentes y presos de máxima peligrosidad con largas estancias en el gulag a sus espaldas. Entre los primeros “refugiados rusos” que llegaron a EEUU en aquellos años se encontraban Evsei Agron, Marat Balagula o Boris Nayfeld, hampones judíos dignos herederos de Meyer Lansky o Bugsy Siegel. Éstos tres y otros muchos más se instalaron mayoritariamente en Brighton Beach, Brooklyn. Ese barrio neoyorkino pasaría a ser conocido como Little Odessa.

Agron o Balagula (sobre los que se hablará más adelnate) son sólo dos exponentes primigenios de lo que se ha dado en llamar “mafia rusa”, una organización criminal internacional a día de hoy mucho más diversificada, poderosa e influyente de lo que la Cosa Nostra nunca fue – pero mucho menos conocida, y sobre la que apenas se han hecho películas.

https://i2.wp.com/images1.villagevoice.com/imager/u/original/6413026/1932819.0.jpg

El valiente reportero Robert Friedman, autor de “Red Mafiya”

El reportero de investigación Robert I. Friedman, él mismo de origen judío, escribió un esclarecedor libro titulado “Red Mafiya: How the Russian Mob Has Invaded America” (publicado en el año 2000) donde exponía y diseccionaba las características de ésta sociedad delictiva sin fronteras que se originó a partir del acuerdo Jackson-Vanik y que multiplicó exponencialmente su poder tras el colapso de la URSS y la caída del “telón de acero”.

Friedman murió en 2002, a los 51 años. Oficialmente a causa de un infarto. Pero el investigador había sido amenazado de muerte en numerosas ocasiones – Y no sólo por la “mafia rusa” sino también por extremistas judíos de la órbita del rabino Meir Kahane. Friedman, que como Norman Finkelstein o Gilad Atzmon era un judío crítico del sionismo, había publicado en 1990 “El falso profeta rabino Meir Kahane: De informador del FBI a miembro del Knesset”. También escribió el libro “Los zelotes de Sión” (1992), sobre los colonos fundamentalistas judíos en Cisjordania. Y, lógicamente, no fueron pocos los correligionarios suyos que se escandalizaron ante la relación que en “Red Mafiya” establecía Friedman entre la “mafia rusa”, los oligarcas postsoviéticos (Jodorkovsky, Berezovsky, etc) y los lobbys sionistas norteamericanos. En su libro sobre la “Mafia roja”, Friedman alude al prestigioso rabino Ronald Greenwald como nexo entre el gangster Marat Balagula y el espía internacional Shabtai Kalmanovitch en una red dedicada a la exportación clandestina de diamantes desde Sierra Leona (es decir, al saqueo de la riqueza natural de ese país africano).

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/0/0e/Rgandhk.JPG

Greenwald, a la izquierda, junto a Henry Kissinger (Foto: Wikipedia)

Greenwald, asesor de Nelson Rockefeller y estrecho colaborador de Henry Kissinger, era un rabino de altísimo rango e influencias, con un estatus casi diplomático, que más adelante ejercería de mediador en asuntos tan delicados como los del espía del Mossad Jonathan Pollard o la “activista” Lori Berenson, acusada de terrorismo en Perú.

Tras el derrumbe de la URSS, durante el periodo de Yeltsin, la “mafia rusa” casi llegó a suplantar al Estado. El caos económico y las privatizaciones masivas permitieron al crimen organizado adquirir el control de bancos y toda clase de industrias. Un puñado de individuos sumamente inteligentes, carentes de escrúpulos y sobre todo muy bien conectados, se hicieron multimillonarios de la noche a la mañana: Los oligarcas.

https://i.ytimg.com/vi/yKsC3mbVUmA/hqdefault.jpg

Al mismo tiempo, una nueva oleada de “refugiados rusos” llegó a los EEUU. Entre éstos se encontraba Ludwig “Lyosha” Fainstein, alias “Tarzan”. Éste personaje, que como Balagula o Agron años antes se instaló en Brighton Beach (Little Odessa), era natural de Ucrania y vivió gran parte de su vida en Israel, desempeñándose allí como militar. En Nueva York, sus principales fuentes de ingresos fueron la extorsión, el tráfico de drogas y el proxenetismo. Más adelante, Tarzán se desplazó a Miami; donde abrió un local de strip-tease llamado “Porky´s”. Desde allí continuó especializándose en la trata de blancas.

A principios de los noventa, el desmantelamiento de la URSS afectó también a su industria armamentística. La corrupción estaba tan extendida a todos los niveles que no fue demasiado difícil sobornar a los soldados que custodiaban los arsenales soviéticos. El tráfico de armas se convirtió así en un negocio sumamente lucrativo para la “mafia rusa”, y los millonarios ingresos eran blanqueados a través de los bancos de los oligarcas. Pero no sólo armas convencionales como fusiles Kalashnikov formaban parte de ésta clandestina compra-venta internacional: También material nuclear e incluso submarinos de gran tamaño.

Los contactos que Tarzán mantenía en Rusia le aseguraron que no habría inconvenientes en comprar uno de esos submarinos. Fainberg tenía un socio colombiano, el narcotraficante Juan Almeida, con el que planeó usar submarinos soviéticos para transportar a Miami toneladas de cocaína. La ambiciosa operación fue abortada por la DEA en 1995. Para evitar una larga estancia en prisión, Tarzán decidió colaborar con las autoridades, delatando todo lo que sabía sobre los negocios de su socio Almeida. Así, pese a la gravedad de sus crímenes, sólo fue condenado a poco más de dos años de prisión. Tras cumplir su condena, fue deportado a Israel.

A continuación ofrecemos un pequeño dossier sobre algunas de las principales figuras relacionadas con la “mafia rusa” desde el acuerdo Jackson-Vanik hasta los años noventa, incluyendo extractos traducidos al español del libro de Robert Friedman “Red Mafiya: How the Russian Mob invaded America”.

https://i2.wp.com/channel.nationalgeographic.com/exposure/content/photo/photo/7795_4552_inside_brooklyns_russian_gangsters-01_04700300_qfzh4jyeg47qazfc4e357d3alyoxpy7q62c4u66siw3t6qwph3oq_757x567.jpg

Boris Nayfeld

Alias “Biba” y original de Gomel, Bielorrusia, llegó a EEUU a finales de los años setenta como refugiado judío soviético en el marco del acuerdo Jackson-Vanik. Se convirtió en el chófer y guardaespaldas de Evsei Agron, jefe del hampa de Brighton Beach. Tras el asesinato de Agron en 1985, Nayfeld pasó a trabajar para su sucesor Marat Balagula. Más adelante, formaría su propia banda.

Junto a su socio italo-polaco Richard Franchini, Nayfeld organizó una red de tráfico de heroína directamente desde Tailandia a los EEUU. La droga iba de Tailandia a Singapur y una vez allí se ocultaba dentro de aparatos de televisión que se enviaban a Bélgica pasando por Polonia, a través de una compañía de importación-exportación con sede en Antwerp, Holanda. Desde allí los televisores repletos de heroína eran enviados a Nueva York. Una vez en Brighton Beach, la droga se vendía a las familias de la Cosa Nostra o a organizaciones dominicanas y puertorriqueñas. La red, sumamente sofisticada, tenía una envergadura parangonable a la célebre “French Connection” de los gangsters marselleses en los años sesenta o a la “Pizza Connection” de la Cosa Nostra una década después. Pero Nayfeld y su banda controlaban prácticamente todas las fases de la cadena: Desde la producción a la disribución en las calles.

(Fuente “Red Mafiya” y wikipedia)

http://www.haaretz.com/polopoly_fs/1.623924!/image/1436670627.jpg_gen/derivatives/headline_609x343/1436670627.jpg

Shabtai Kalmanovitch

Nacido en Lituania en 1947. En su juventud fue reclutado por el KGB. En 1971 se trasladó a Israel con su familia, donde trabajó para el Partido Laborista y como ayudante en el Knesset. El KGB financió allí unas inversiones que le permitieron a Kalmanovitch convertirse en hombre de negocios. Se enriqueció explotando a los trabajadores del bantustán sudafricano de Bophuthatswana. El rabino Greenwald tenía relaciones diplomáticas con ese bantustán. Después, Kalmanovich se trasladó a Sierra Leona, haciendo allí una fortuna en el saqueo de minas de diamantes. Marat Balagula era uno de sus principales socios.

Entre sus amistades destacaban miembros de los servicios de inteligencia y del ejército de Israel, como el general Dov Tamari. En 1987, Kalmanovich fue arrestado en Londres por haber falsificado cheques por valor de dos millones de dólares. Como esos cheques habían sido enviados a los EEUU, fue extraditado a ese país. Pero tras pagar una fianza, se le permitió regresar a Israel. Una vez allí, fue acusado por el Shin Beth de espionaje para la URSS. Circula la teoría de que Kalmanovich fue un chivo expiatorio en una maniobra de distracción para intentar proteger a Jonathan Pollard, quien en aquel momento proporcionaba datos confidenciales sobre EEUU a Israel.

Uri Lubrani, coordinador de las actividades de Israel en el Líbano, intercedió ante las autoridades de la entidad sionista para lograr la excarcelación de Kalmanovich, alegando supuestos problemas de salud del reo. Kalmanovich tenía importantes relaciones de negocios con Jamil Saidi, un libanés establecido en Sierra Leona que era pariente de Nabih Berri, fundador del movimiento Amal. Al maniobrar en su favor, Lubrani pretendía que  Kalmanovich mediara para obtener la liberación de Ron Arad, un piloto israelí que en aquel momento era rehén de Amal en el Líbano.

Tras cumplir su condena por espionaje, Kalmanovich regresó a Rusia y se convirtió en el presidente de varios equipos de baloncesto. También fue promotor de conciertos para estrellas como Michael Jackson, José Carreras o Liza Minelli.

Kalmanovich tenía conexiones con toda clase de “hombres de negocios” en Rusia, entre ellos el sanguinario vor v zakonye Vyacheslav Ivankov alias “Yaponchik” (“Japonesito”) – quien a su vez tenía intereses en EEUU, operando durante años desde Brighton Beach, epicentro de la “mafia rusa” al otro lado del océano.

Kalmanovich era considerado un “filántropo”. El millonario espía hizo inmensas donaciones a la sinagoga de Kaunas (Lituania). En 1999 fue condecorado por el gobierno lituano con la Orden del Gran Duque Gedimnas.

https://sovereignukraine.files.wordpress.com/2015/04/kalmanovich-dead.jpg?w=640

El 2 de noviembre de 2009, Kalmanovich fue asesinado por sicarios que le acribillaron a balazos cuando se encontraba en el interior de su coche circulando por las calles de Moscú. Vladimir Markin, del comité investigativo del procurador de Rusia, señaló que se trató de un “asesinato a sueldo ejecutado por profesionales” y que el crimen estaba probablemente ligado a “las actividades de negocios” del finado.

(Fuente “Red Mafiya” y wikipedia)

http://vignette4.wikia.nocookie.net/mafia/images/2/24/1335114787_252329_1335115791_noticia_normal.jpg/revision/latest?cb=20150129125026

Tarzán, a la derecha, con dos de sus socios colombianos en Miami

Ludwig Fainberg, alias Tarzán

Nacido en 1958 en Odessa, Ucrania, en el seno de una familia judía. En 1972 los Fainberg se trasladan a Israel. Ludwig se enroló en el ejército israelí (IDF), pero no logró pasar las pruebas para convertirse en soldado de élite. En 1980 se traslada a Berlín oriental. Allí conoce al judío soviético Efim Laskin, un gangster que vendía armas a las Brigadas Rojas y a otras organizaciones subversivas a nivel europeo en el marco de la “estrategia de la tensión” (GLADIO). Tarzán se inicia en el crimen organizado en la banda de Laskin, participando en diversas extorsiones y fraudes con tarjetas de crédito.

Al entrar en conflicto con otros grupos delictivos que operaban en Berlín oriental, Tarzán emigra a EEUU. Se instala en Nueva York, y allí entra en contacto con otro “refugiado ruso”, Grigori Roizes (alias “Grisha el Caníbal”). Ambos se dedican al tráfico de drogas como socios de la Cosa Nostra italoamericana. Más adelante, Tarzán se muda a Miami, donde abre el local de strip-tease y prostíbulo “Porky´s”. Sus métodos como proxeneta son particularmente brutales (a una chica le estampa repetidas veces la cara contra el capó de un Mercedes, a otra la obliga a tragar piedras).

Tarzán mantenía contactos con funcionarios y militares corruptos de la ex-Unión Soviética. Aprovechando esas conexiones, se mete de lleno en el tráfico de armas a gran escala. Material bélico como los obsoletos tanques T-62 y T-72 son vendidos por mediación suya a países africanos como Eritrea, Etiopía, Ruanda o Somalia.

Al mismo tiempo, Fainberg se había asociado al narco colombiano Juan Almeida; quien operaba en Miami. En 1993, Tarzán le vende a Almeida seis helicópteros soviéticos Mil Mi-8 por un total de 6 millones de dólares. Además, ambos idean una ruta para envíos de droga mediante submarinos. Tarzán y Almeida acuerdan la compra de un submarino soviético diesel-eléctrico por un precio de 5,5 millones de dólares. Pero a última hora, la adquisición del aparato es evitada por un agente infiltrado.

Tras delatar a su socio, Tarzán cumple una pena reducida de 33 meses y es expulsado a Israel, donde reside actualmente en libertad.

(Fuente: “Red Mafiya” y wikipedia)

https://i1.wp.com/cdn.shopify.com/s/files/1/0192/9670/products/red_mafiya_large.jpg

Extractos del libro:

“Durante los primeros años setenta, cuando el líder de la URSS Leonid Brezhnev aceptó permitir la emigración de judíos soviéticos, miles de criminales irrecuperables, muchos de los cuales habían sido liberados de los gulags por el KGB, se aprovecharon de su condición nominal de judíos para venir en masa a los EEUU (…) Sólo entre 1972 y 1973, más de 66.000 judíos rusos emigraron; en 1969 sólo habían sido 2.808”

https://wideawakegentile.files.wordpress.com/2014/02/monya-elson.jpg?w=640

Monya Elson

“Cuando Elson llegó a Nueva York en 1978, en un vuelo pagado por el gobierno estadounidense, se sentía como un niño de 9 años que acababa de ganar una entrada a Disneylandia: “Por fin era libre! Podía robar impunemente, podía hacer lo que me diera la gana! (…) En los ´70, más de 40.000 judíos rusos se instalaron en Brighton Beach”.

“Elson entro en conflicto con Evsei Agron, el gangster más poderoso de Brighton Beach. Frustrado, se marchó a las junglas de Sudamérica en 1984 para organizar una red de tráfico de cocaína. “Me fuí a Perú, a Bolivia… No estaba interesado en un kilo o dos, sino en cantidades importantes” dijo Elson, quien también tenía negocios en Europa e Israel.”

https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcT7zaUX5-koRjei1KQhG-Aa2o6bIGkSAHZkYnaYgNN3HrTfwH6gxQ

Evsei Agron

“De baja estatura y aspecto apacible, Evsei Agron no atrajo la atención de los controladores de aduanas cuando llegó al aeropuerto neoyorkino JFK en 1975. Era uno de los 5200 judíos soviéticos que entraron en EEUU ese año, muchos de ellos delincuentes curtidos en los gulags que fueron enviados desde la URSS por el KGB (…) Tras dejar Rusia en 1971, Agron había montado una red de prostitución y juego en Hamburgo, Alemania occidental”

Sobre los “refugiados”: “Su enorme desconfianza hacia las autoridades, se la llevaron consigo (desde la URSS) a los EEUU. Al gobierno norteamericano, que los había acogido generosamente y con los brazos abiertos, seguían considerándolo un enemigo”

“Agron llegó a comprar un periódico en lengua rusa que se editaba en Brighton Beach, para que la comunidad de emigrados pudiera leer las noticias que le convenían (…) La carrera criminal de Evsei Agron fue impulsada por dos potentes aliados: La familia Genovese de la Mafia y Ronald Greenwald, rabino judío ortodoxo muy bien conectado en círculos políticos”

Benny Mangano, miembro de los Genovese que en su día había trabajado para Lucky Luciano, dijo que le gustaba rodearse de socios judíos (como Agron) “porque los judíos son mucho más astutos en asuntos financieros que nosotros los italianos (…) Los Genovese apreciaban a Agron y su banda porque eran “trabajadores, implacables, y sobre todo, tenían conexiones globales”.

“El rabino Ronald Greenwald hizo tanto por la carrera de Agron (a nivel global) como habían hecho los mafiosos italianos (a nivel neoyorkino): En los setenta, el rabino ayudó a una nueva generación de gangsters judíos rusos a penetrar en países del Tercer Mundo con gobiernos corruptos para saquear sus recursos naturales.”

“Evsei Agron fue encontrado en un charco de sangre cosido a balazos. Su chófer y guardaespaldas, Boris Nayfeld, pasó a trabajar para el hombre que más se beneficiaba de ese asesinato: Marat Balagula, el nuevo padrino de Brighton Beach”.

http://vignette3.wikia.nocookie.net/mafia/images/5/57/Balagula.png/revision/latest?cb=20140224213430

Marat Balagula

“Marat Balagula había intentado comprar una isla de Sudáfrica para blanquear dinero, rodeaba Manhattan con sus yates de lujo, donde organizaba orgías de sexo y drogas, se movía por la ciudad en una limusina inmaculadamente blanca, conducida por un chófer con librea negra y equipada con minibar donde no faltaban las botellas del mejor vodka. “Marat arroja diamantes con la misma facilidad que nosotros  billetes de un dólar” dijo con envidia Joe Galizia, un miembro de la familia Genovese, en una conversación registrada por el FBI”.

“Antes de emigrar a los EEUU, Balagula ya era un hombre rico en la URSS: Con la complicidad de autoridades corruptas se dedicaba al contrabando en el mercado negro. Cuando cumplió treinta años (en 1973), montó una fiesta en su dacha de la soleada Crimea a la que acudieron exponentes de la élite regional: Entre ellos un cierto burócrata del PCUS llamado Mijail Gorbachov…”

“En la URSS, nunca percibí antisemitismo” dice hoy Balagula, quien se considera sólo nominalmente como judío, pues nunca le interesaron las sinagogas, ni la historia judía ni su religión. “Los judíos tenían algunas de las mejores posiciones en el país, eran artistas, músicos, tenían mucho dinero”. Aunque reconoce que en la URSS no había hostilidad institucional contra los judíos, Balagula admite que puso el “antisemitismo” como excusa cuando decidió pedir un visado para emigrar a los EEUU”

“Balagula no llevaba todavía un año en Nueva York cuando se había hecho con el control de 14 gasolineras. Junto con Boris Nayfeld, y gracias a la cobertura de las familias de la Cosa Nostra, Balagula organizó un gigantesco fraude fiscal que le permitió embolsarse millones de dólares de impuestos en la distribución de gasolina.”

“Desde Brighton Beach, Balagula y sus socios manejaban de facto el pequeño estado africano de Sierra Leona. El presidente de ese país, Joseph Momoh, permitió a los gangsters rusos organizar allí una red global de contrabando de diamantes y blanqueo de dinero, a cambio de un porcentaje. Los diamantes de Sierra Leona (además de a los EEUU) eran transportados a Tailandia, donde se los usaba para pagar heroína que a su vez era exportada a Europa. Allí se encargaba de distribuir la droga Efim Laskin (quien más adelante sería el mentor de Tarzán Fainberg). Laskin, gran amigo de Balagula, sería arrestado en Milán por vender armas y explosivos a las Brigadas Rojas italianas.”

https://i0.wp.com/www.banknoteworld.it/images/SIERRA%20LEONE/S_LEONE-15F-1988.jpg

“Momoh, el presidente de Sierra Leona, no era más que el títere de Balagula y Shabtai Kalmanovich. Éste último era el contacto más importante del “padrino de Brighton Beach” en el pais africano. Además de saquear diamantes, ambos acordaron nuevos negocios en Sierra Leona como importar allí gasolina y whisky. Para ello serviría como mediador el rabino Greenwald. Los dos obtuvieron incluso un contrato para imprimir el papel-moneda sierra-leonés en una fábrica de Londres. Kalmanovich era el encargado de la seguridad del presidente Momoh. El espía y empresario era el jefe de los guardianes del palacio presidencial, adiestrados en Israel. En 1986 impidieron un golpe de estado contra Momoh. A cambio, el gobernante africano le dió a Kalmanovich mayores concesiones mineras, y la dirección de la compañia estatal de autobuses.”

“El rabino Greenwald era quien les ofreció a Kalmanovich y Balagula la oportunidad de hacer dinero en África. En 1980, el presidente del bantustán sudafricano de Bophuthatswana le pidió al rabino Greenwald que fuera su consejero económico con el rango de embajador en Nueva York y Washington. “Pero como aquí (en los EEUU) hay una gran población negra y una opinión general de que los bantustanes no son más que una extension del apartheid” dijo Greenwald, “le sugerí a Mangope que negociara directamente con Israel, que no tiene las restricciones que tiene EEUU a la hora de tratar con Sudáfrica. Le propuse que contratara a Shabtai”. Kalmatovich era un socio y amigo de Greenwald.”

“Después de unos pocos años de haber sido presentado a Mangope, Kalmatovich era millonario. A través de una compañía llamada Liat se hizo con lucrativos contratos para construír un estadio de fútbol en Bophutatswana e importó especialistas israelíes para entrenar a la policía y las fuerzas de seguridad del bantustán. En febrero de 1987, cuando un grupo insurgente organizó una rebelión contra Mangope, Kalmanovich se fue a Sierra Leona con su considerable fortuna; usando los contactos que tenía Greenwald con el gobierno de ese país.”

“En general, los cuerpos policiales federales no tenían demasiado interés en investigar y perseguir a los gangsters rusos. Dedicaban sus energías a la tarea más clásica de combatir a los mafiosos italianos. Y como la mayoría de los gangsters rusos eran judíos, investigar a las bandas procedentes de la URSS era una patata caliente en el ámbito político. Especialmente en el área de Nueva York, donde la gran mayoría de los refugiados contaban con la cobertura de organizaciones judías de la beneficencia.”

“Richard Campanella, del NYPD, creó una sección para dedicarse a las bandas rusas (la Russian Mob Unit). Pero pronto, ese departamento fue cancelado ante la protesta del establishment judío, que se quejó de la publicidad adversa que generaría la caza de criminales rusos judíos, algo que fomentaría el antisemitismo y que podría obstaculizar el flujo migratorio de judíos soviéticos hacia occidente o Israel.”

“La mafia rusa era la organización criminal que para los cuerpos policiales tenía la mínima prioridad” admitió el portavoz del FBI Joe Valiquette en una entrevista de 1992.”

“Las bandas rusas son grupos criminales emergentes” dijo el fiscal del Departamento de Justicia Patrick J. Cotter en 1992 “Hacen mucho dinero, asesinan a gente, son internacionales, mueven toneladas de drogas, pero no tenemos una sola unidad en el FBI que esté dedicada a perseguirlos. Tenemos una unidad contra los Bonanno, una unidad contra los Genovese, pero ni una sola contra los rusos”.

https://i1.wp.com/gdb.rferl.org/3283CC85-FB15-44F7-B324-B2F550BC2E1B_mw800_s.jpg

Ivankov, alias Yaponchik

“En el verano de 1994, Vyacheslav „Yaponchik“ Ivankov presidió al menos dos cónclaves de gangsters en el hotel Dan de Tel Aviv para discutir sus inversiones en el estado judío, según fuentes de la inteligencia de EEUU e Israel.”

“Israel es buena para el blanqueo de dinero”, dice el general Uzi Leder, agregado de la policía israelí en Washington. “Israel es un país que anima a la gente a venir e invertir dinero. No hay mecanismos para rastrear el origen de ese dinero“.

“Sólo dos años después de la caída del comunismo, billones de rublos, oro y material bélico habían desaparecido de la antigua URSS.”

https://sovereignukraine.files.wordpress.com/2015/04/khodorkovsky-and-berezovsky.jpg?w=500&h=501

Los oligarcas Jodorkovsky y Berezovsky

“En 1994, Jodorkovsky fundó discretamente el European Union Bank (EUB) en la isla caribeña de Antigua. No era una casualidad que el EUB tuviera su sede en Antigua, el punto neurálgico del blanqueo de capitales en el Caribe. Aunque en toda la isla sólo viven unas 66.000 personas, Antigua cuenta con más de 50 bancos.”

“Edmond Safra, banquero judío sefardita nacido en el Líbano y perteneciente a una dinastía de comerciantes de Alepo. Multimillonario y “filántropo”. Sus bancos fueron investigados por la DEA y por la policía suiza por blanqueo de dinero para los carteles de la droga colombianos y turcos.”

(En 1999, Safra murió en su residencia de Mónaco en un extraño incendio, con toda seguridad provocado).

https://yt3.ggpht.com/-x5ty-nroWf0/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAAAA/vpEeRCEvhWw/s900-c-k-no/photo.jpg

Semion Mogilevich, el rey del crimen

“El enigmático líder de la Mafia Roja es un judío ucraniano llamado Semion Mogilevich (…) “Es el gangster más poderoso del mundo” dijo Monya Elson, uno de sus asociados “No podéis imaginar la clase de poder que tiene, es más poderoso que Yeltsin”.

“Mogilevich trafica con material nuclear, drogas, prostitutas, gemas preciosas y arte robado. Sus asesinos a sueldo operan libremente por EEUU y Europa. Está licenciado en ciencias económicas por la Universidad de Lvov, Ucrania.”

“Acusado de blanqueo de dinero, Mogilevich afirma (con mucha chutzpah): “El único dinero que he lavado en mi vida fue un billete de cinco dólares que me olvidé en el bolsillo de mi camisa al meterla a la lavadora”.

“Junto a sus principales lugartenientes, Mogilevich se estableció en Israel, donde adquirió la nacionalidad. En Israel, país que no extradita a sus ciudadanos, Mogilevich prefirió mantener un perfil bajo para así tener al estado judío como un lugar en el que poder moverse sin restricciones, descansar o refugiarse en tiempos problemáticos.”

“Mogilevich se hizo con el control de un banco que tenía sucursales en Chipre, Moscú y Tel Aviv. A través de esa institución reciclaba dinero sucio procedente del narcotráfico colombiano y las bandas rusas.”

“Mogilevich también desarrolló importantes conexiones políticas, especialmente en Israel. Allí, la ficha sobre Mogilevich y sus actividades que se guardaba en el Ministerio del Interior  desapareció misteriosamente. (…) En Francia, Mogilevich contactó a Alfred Cahen, un diplomatico belga de alto rango que había sido embajador en el Congo. Cahen acababa de ser nombrado en París secretario de la North Atlantic Treaty Association, una organización sucursal de la OTAN.”

(Véase también “El golpista Turchinov encubrió a jefe internacional del crimen organizado”, entrada de TM en febrero de 2014, sobre la relación de Mogilevich con los promotores del Maidan)

“A su amigo y consejero Igor Fisherman, Mogilevich lo nombró coordinador de sus actividades criminales en Ucrania, Rusia, EEUU, Reino Unido, República Checa y Hungría; según documentos del FBI. Previamente, Fisherman había trabajado para el Chase Manhattan  Bank de Nueva York.”

“El departamento de Estado de los EEUU le identificó como a uno de los gangsters rusos más peligrosos, denegándole el visado. Pero eso no le impidió a Mogilevich entrar varias veces en el país bajo nombres falsos, y con visados de turista emitidos en Tel Aviv.”

“Las admistraciones de Bush y de Clinton fomentaron el crecimiento de la mafia rusa y la enorme corrupción post-soviética (…) La administración Clinton envió billones de dólares en “ayudas” a Rusia sin ninguna contabilidad. Con el vigoroso apoyo de los EEUU, 20 billones de dólares en préstamos del Fondo Monetario Internacional han sido depositados en el Banco Central de Rusia desde 1992. El establishment político norteamericano no quiere ni oír hablar de la corrupción en Rusia. El gobierno de los EEUU dice estar promoviendo el desarrollo en  la ex-URSS, pero lo cierto es que Rusia está regida por bandidos que invierten todo ese dinero en sus operaciones criminales globales”

(Nótese que Robert I. Friedman escribió ésto antes de la llegada al poder de Putin, quien dió un giro de 180 grados al caótico sistema de los años noventa, frenando la rapiña galopante y poniendo a los oligarcas en su sitio. Sin embargo, “extrañamente” es ahora cuando el establishment político de los EEUU, tanto los neo-cons de la órbita de Bush como los progre-liberales clintonianos, protestan contra la “corrupción” o los “atropellos a los derechos humanos” en Rusia).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crimen organizado, Rusia, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Otros “refugiados”: Génesis y apogeo de la “mafia rusa”

  1. Yago dijo:

    La conclusión que saco al leer este artículo es que si quieres ocultar un elefante , la mejor manera es poniéndolo con otros cien mil elefantes. Es decir, si lo que se está es boicoteando el control policial europeo sobre el tráfico de drogas en la comunidad europea la mejor manera de evitar ese control es metiendo junto con los narcotraficantes de oriente medio unos cientos de miles más de indocumentados, de modo que sean difíciles de identificar mientras establecen las nuevas redes. Eso con el apoyo encubierto de los gobiernos de cada país, que por lo visto van camino de ser también narcoestados, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s