República Srpska rechaza integración de Bosnia en la OTAN / Cataluña no es Kosovo, pero… podría serlo

https://s2.qwant.com/thumbr/0x0/6/4/bbffd91269d8c2da185978f5e901b3/b_1_q_0_p_0.jpg?u=https%3A%2F%2Fwww.zapadnisrbi.com%2Fimages%2Frepublika_srpska.JPG&q=0&b=1&p=0&a=1

República Serbia de Bosnia rechaza la integración de Bosnia-Herzegovina en la OTAN

http://spanish.almanar.com.lb/138030

La República Serbia de Bosnia se ha declarado militarmente neutral en un acto que su presidente, Milorad Dodik, dijo que era el primer paso hacia un referéndum sobre la OTAN, una alianza impopular entre los serbobosnios.

La República Serbia es una de las dos regiones autónomas creadas en Bosnia después de la guerra de la década de 1990 producida tras la ruptura de la ex Yugoslavia. Ella está vinculada a la Federación Bosniaco-Croata a través de un gobierno central débil, que tiene a cargo los asuntos militares.

Pero los serbobosnios se inclinan hacia lazos más estrechos con Rusia, alineando su política con la de su aliada Serbia, que fue objeto de una campaña de bombardeos de la OTAN en 1999 para expulsar a las fuerzas serbias de Kosovo. Los serbiobosnios fueron objeto también de ataques aéreos de la Alianza Atlántica previamente en Bosnia en 1995.

https://berlinconfidencial.files.wordpress.com/2017/10/kosovoalkaida.jpg

Cataluña no es Kosovo, pero…podría serlo

Cataluña no es Kosovo, pero…podría serlo

Extraído de Berlinconfidencial.com

(…) Esa analogía infecta y mentirosa que se permitió lanzar el pedante Borrell a cuenta del “procés” separatista, mencionando a Kosovo como ejemplo de Estado militarizado y ocupado, es una falacia desvergonzada que se autodestruye echando mano de lo que fue el holocausto perpetrado por Occidente contra la Yugoslavia de Slobodan Milosevic. Cualquiera que haya estudiado el conflicto yugoslavo de finales de los años 90, al margen de las mentiras y patrañas oficiales de EEUU y sus mariachis-propagandistas europeos, sabe que el objetivo de Occidente fue destruir Yugoslavia y despedazarla en varios Estados clientes de la OTAN. Se trataba de acabar con un Estado que era un potencial aliado de Rusia para luego recolonizarlo a través de sus mini-Estados y servir como lanzadera imperialista hacia Moscú y el Cáucaso.

Occidente, en particular EEUU y Alemania, más la OTAN comandada entonces por el criminal de guerra socialista Javier Solana (compañero, por tanto, de Borrell), aplicaron en Yugoslavia el más feroz separatismo organizando, a través de la CIA y el BND (la inteligencia alemana) grupos terroristas de extrema derecha y combatientes islámicos de AlQaeda, para utilizarlos sobre todo en Bosnia, Kosovo y Croacia, y de este modo propagar el caos étnico y la división en aquellas regiones. Este fue el peso específico que acabó desmembrando el ejemplar estado unitario de Yugoslavia, no las bombas de uranio empobrecido, gases tóxicos y minas antipersona lanzadas deliberadamente contra la población civil yugoslava por la criminal OTAN, que también hicieron lo suyo.

(…)

 

https://berlinconfidencial.files.wordpress.com/2017/10/22142859-a688-425a-b5fd-9184ec0b0c21_mw1024_s.jpg?w=760&h=428

KOSOVO, UN ESTADO MAFIOSO TERRORISTA “INDEPENDIENTE” ROBADO A SERBIA CON EL BENEPLÁCITO DE LA OTAN

Desde que Yugoslavia fue invadida por la OTAN en 1999, el Estado-farsa de Kosovo ha sido siempre un territorio bajo control militar-jurisdiccional de EEUU y la Alianza Atlántica. El actual gobierno está dirigido por, Hashim Thaci, ex Primer Ministro y miembro terrorista del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), organización criminal conocida por tener estrechos vínculos con los sindicatos del crimen albaneses y europeos. La CIA apoyó directamente, a mediados de los años noventa, al ELK así como los servicios de inteligencia alemanes (el nazi BND), para ser utilizado como frente de guerra en 1999.

Kosovo, recordemos, decretó su independencia unilateral en 2008 con el apoyo total de EEUU y otros estados vasallos. España, a pesar de no respaldarla, si lo hizo con el resto de Yugoslavia, pero el “alabado” Josep Borrell dijo ayer que Kosovo era un Estado “oprimido” y, por tanto, reconoció su derecho a “independizarse” en contra del criterio del entonces gobierno “socialista” español de Zapatero. Este es, a grandes rasgos, el Kosovo, de Josep Borrell y los constitucionalistas del 8-O.

Veamos ahora un retrato sórdido del actual presidente de Kosovo, Hashim Thaci. Fundador del Partido “Democrático” de Kosovo, Thaci es conocido por pertenecer a un sindicato del crimen organizado implicado en el tráfico de drogas y la prostitución.. En los años noventa Thaci fundó el llamado “Grupo Drenica”, un sindicato criminal con base en Kosovo y relacionado con las mafias albanesas, macedonias e italianas. Los barones de la droga en Kosovo, Albania y Macedonia (que mantenían relaciones con la mafia italiana) se habían convertido en los años noventa en las nuevas elites económicas, asociadas con frecuencia a los intereses de los negocios de multinacionales occidentales. La recaudación financiera del tráfico de drogas y de armas se recicló a otras actividades ilícitas (y viceversa), incluyendo una vasta red de prostitución entre Albania e Italia. Los grupos criminales albanos que operaban en Milán, dijo Michel Collon, “se habían convertido en redes de prostitución tan poderosas que incluso habían desbancado a los calabreses en fuerza e influencia”

Durante la administración Clinton Hashim Thaci fue un protegido de la secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright y tanto la Interpol como el Congreso estadounidense estaban al tanto de las relaciones de Thaci con sindicatos criminales, pero hicieron la conveniente vista gorda. El Partido Democrático de Kosovo, sucesor del ELK, se constituyó como una fachada política que estaba formada por ex-miembros de una organización terrorista que había mantenido (y mantiene) relaciones con el crimen organizado. De hecho, gran parte del espectro político de Kosovo hoy día está dominado por ex-miembros del ELK. Esta organización, con el apoyo imprescindible de la CIA, el BND y la OTAN, tuvo estrechas relaciones con mercenarios de AlQaeda para ejecutar incontables actos terroristas y crímenes durante la guerra de Yugoslavia.

La “agenda oculta” del presidente alemán Helmut Kohl y el norteamericano Bill Clinton de cara a destruir Yugoslavia, consistió en fomentar y armar a los movimientos nacionalistas de liberación en Bosnia y el Kosovo de Hashim Thaci con el propósito, en última instancia, de provocar violencia étnica y masacres para luego atribuírselas a la Yugoslavia o Serbia del “rebelde” Milosevic. Mercenarios financiados por Arabia Saudí y Kuwait habían estado combatiendo en Bosnia y el modelo bosnio se copió a rajatabla en Kosovo: mercenarios yihadistas procedentes de diferentes países islámicos lucharon en Kosovo junto con el ELK e instructores alemanes, turcos y afganos adiestraron a los terroristas kosovares en tácticas de guerrilla y de extorsión.

La contraprestación de la “independencia” unilateral de Kosovo ha consistido en que la mafia terrorista gobernante se ha dedicado a apoyar los intereses de las compañías petrolíferas y contratistas de Defensa de Occidente, sin olvidar el tráfico multibillonario de heroína procedente desde Afganistán que tan bien ha manejado y maneja la CIA para financiar a opositores políticos de países “enemigos” o a la subversión en otras partes del mundo, según la doctrina Gladio. Geoestrategia de manual. Pero, sobre todo, Kosovo sirvió para acantonar en su territorio bases militares estadounidenses y tropas de la OTAN ya que los Balcanes constituían la perfecta puerta de entrada hacia Eurasia con la que cercar con tenazas a Rusia.

El profesor canadiense Michel Chossudovsky señala que la base militar norteamericana kosovar de Camp Bondsteel no fue el producto de una “guerra justa” o humanitaria en defensa de los albano kosovares. La construcción de Camp Bondsteel se había planificado mucho antes de los bombardeos e invasión de Kosovo en 1999. Los planes para construir Camp Bondsteel bajo un lucrativo contrato multibillonario del Departamento de Defensa estadounidense con la subsidiaria de la empresa Halliburton basada en Texas, KBR, se formuló cuando Dick Cheney era presidente de Halliburton. La construcción de Camp Bondsteel se empezó poco después de la invasión de 1999 bajo la administración Clinton. Se acabó de construir durante la administración Bush, después de que Dick Cheney dimitiera de su puesto como presidente de Halliburton. Antes de 1999 Estados Unidos y la OTAN habían presentado los planes para bombardear Yugoslavia y ahora muchos creen que Estados Unidos utilizó deliberadamente el bombardeo de Yugoslavia para establecer la base militar de Camp Bondsteel en Kosovo.

Kosovo es el resultado de un fraude jurídico internacional que se ha cristalizado en un Estado títere conformado por terroristas y que es sostenido por EEUU y sus acólitos de la OTAN, donde a un país soberano, primero Yugoslavia, luego Serbia, se le sustrajo ilegalmente una parte de su territorio para satisfacer los intereses geopolíticos de Occidente. Kosovo está gobernado por gángsters y es respaldado internacionalmente por otros de su misma calaña. Algo que el premeditadamente amnésico Borrell ha olvidado en su discurso entre demagógico y trilero.

 

TRADUCCIÓN PATRICK THURSFELD: BERLINCONFIDENCIAL

REFERENCIAS: MICHEL COLLON, MICHEL CHOSSUDOVSKY

Esta entrada fue publicada en Balcanes, España, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s