Rusia responde a la perfidia británica

https://scontent-lga3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/29343009_1884385538238144_429111232680931387_n.jpg?oh=9ce3c8123c95c77ddf93069e3ba8f825&oe=5B4750BE

Caso Skripal: Las “pruebas”

Rusia responde a la perfidia británica expulsando 23 diplomáticos y clausurando el British Council

EL ESPÍA DIGITAL

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Rusia declaró personas non grata a 23 diplomáticos de la Embajada del Reino Unido en Moscú, según el comunicado de la Cancillería.

“Se declaran personas non grata 23 empleados diplomáticos de la Embajada del Reino Unido en Moscú, deben abandonar el país en el plazo de una semana”, dice la nota.

Añade que “dada la disparidad en el número de instituciones consulares de los dos países, se revoca el consentimiento de Rusia para la apertura del Consulado General del Reino Unido en San Petersburgo”.

También se suspende la actividad del British Council en Rusia “debido a su estatus irregulado”.

Se señala que los procedimientos relevantes se implementarán conforme a la práctica legal internacional.

“Los plazos para el cierre del Consulado General del Reino Unido en San Petersburgo se determinarán de conformidad con las normas del derecho internacional, a la parte británica se le dará el tiempo necesario para concluir el trabajo de la institución”, reza el texto.

La parte británica fue advertida de que Rusia se reserva el derecho de tomar medidas de retorsión adicionales si Londres emprende más pasos hostiles contra Rusia.

La tensión diplomática entre Rusia y Reino Unido se produce por el caso de Serguéi Skripal, un exagente de seguridad ruso residente en el Reino Unido que fue envenenado en Salisbury junto con su hija, Yulia.

Anteriormente la primera ministra británica, Theresa May, responsabilizó a Moscú de lo ocurrido en Salisbury —que calificó de intento de asesinato— y anunció, como represalia, la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países.

Rusia rechaza las acusaciones por infundadas y propone al Reino Unido investigar conjuntamente ese incidente.

Se suspende la actividad del British Council en Rusia

Moscú suspende la actividad del British Council en Rusia, afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ruisa.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia afirmó que Moscú suspende la actividad del British Council en Rusia “debido a su estatus irregulado”.

Hay que tener la cara muy dura… Scotland Yard: la investigación del caso Skripal llevará “semanas o incluso meses”

LONDRES (Sputnik) — La Policía Metropolitana de Londres comunicó que la investigación del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija en Salisbury podría llevar varios meses.

“Hasta la fecha los detectives han recuperado 762 pruebas y están examinando unas 4.000 horas de grabaciones de cámaras de vigilancia, avanzan bien en esta investigación minuciosa que probablemente continuará semanas o incluso meses”, dijo el comisionado adjunto de la Policía Metropolitana de Londres, Neil Basu.

El oficial añadió que unas 400 personas ya han prestado sus testimonios y cientos más lo harán en los próximos días.

Dijo también que es una investigación excepcionalmente compleja que de momento involucra a unos 250 expertos de unidades antiterroristas.

La Policía también publicó la imagen del coche en el que se desplazaba Skripal y pidió asistencia de aquellos que vieron el vehículo el día del accidente.

Director del servicio de inteligencia ruso acusa a May de falta de competencia profesional

MOSCÚ (Sputnik) — El director del servicio de inteligencia ruso, Serguéi Narishkin, acusó de falta de profesionalidad a la primera ministra británica, Theresa May.

El 14 de marzo, May anunció la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido, al señalar que este hecho socavará la actividad de la inteligencia rusa en el país.

“Esa declaración es una mezcla de simplicidad infantil y la falta de la competencia profesional”, comentó Narishkin en declaraciones al director general de la agencia Rossiya Segodnya, Dmitri Kiseliov.

La expulsión de diplomáticos rusos es una de las medidas que toma Londres contra Moscú por la intoxicación del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia, que tuvo lugar el pasado 4 de marzo.

May había acusado a Rusia de estar implicada en el caso Skripal, hecho que Moscú rechaza y considera infundado.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró el 15 de marzo a Sputnik que Rusia expulsará a diplomáticos británicos en respuesta a la misma medida adoptada por el Reino Unido.

El Kremlin declaró el 15 de marzo que considera inadmisibles las acusaciones infundadas y los ultimátums en relación con el envenenamiento de la familia Skripal, ya que Moscú “no tiene nada que ver con el incidente”.

Rusia había expresado también su disposición a colaborar con el Reino Unido en la investigación del caso.

El energúmeno Boris Johnson: “Es probable que la decisión de Putin estuviera detrás del ataque contra Skripal”

El portavoz del presidente ruso, DmitriPeskov, ha tachado la alusión a Putin por parte del canciller británico de “escandalosa e imperdonable”.

El secretario de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, ha calificado de “muy probable” que detrás del ataque contra Serguéi Skripal estuviera una decisión del presidente ruso, Vladímir Putin.

Durante una visita a un museo de Londres junto con su homólogo polaco, JacekCzaputowicz, Johnson ha comentado que “no tenemos nada contra los rusos”. “Nuestra disputa es con el Kremlin de Putin y con su decisión -y creemos que es extremadamente probable que fuera su decisión- de ordenar el uso de un agente neurotóxico en las calles del Reino Unido, en las calles de Europa por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial”, ha afirmado el ministro.

El portavoz del presidente ruso, DmitriPeskov, ha tachado la alusión a Putin por parte del canciller británico de “escandalosa e imperdonable”.

Rusia ha insistido en varias ocasiones que no tiene nada que ver con el caso Skripal y ha denunciado el carácter infundado de las acusaciones en su contra. Asimismo, ha subrayado que está “abierta a colaborar” en el caso y pedido acceso a los materiales de la investigación. No obstante, Londres se lo ha denegado sin explicar claramente los motivos.

El Reino Unido ni siquiera ha aceptado a colaborar con Rusia a través de los intermediarios, denunció el representante permanente de Rusia ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), AlexánderShulguín.

Al mismo tiempo, Londres tampoco entregó ningún tipo de información del caso a la OPAQ, a pesar de que Moscú le solicitó que lo hiciera. “Es obvio que se está ocultando la verdad”, criticó la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

“Ellos temen un debate profesional”

A su vez, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, cuestionó la decisión de Londres de convocar de urgencia al Consejo de Seguridad para tratar el caso.

“¿Por qué el Reino Unido ha llevado este caso al Consejo de Seguridad de la ONU en lugar de llevarlo a organizaciones pertinentes? La respuesta es obvia: los británicos saben que sus argumentos no convencerán a los expertos. Ellos temen un debate profesional sobre este tema. Moscú considera absolutamente inaceptables las acusaciones infundadas de la primera ministra TheresaMay”, dijo Nebenzia.

Las mentiras son “parte del repertorio” de la política exterior del Reino Unido

El renombrado político alemán Willy Wimmer comentó en un artículo exclusivo para Sputnik Deutschland el desarrollo y el trasfondo del caso del envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal.

“Si desde la guerra de Yugoslavia —es decir, desde hace 20 años— los Gobiernos del Reino Unido y otros países de la OTAN y de la Unión Europea no hubieran mentido a sus conciudadanos y no hubieran involucrado a sus países en más y más guerras, entonces podríamos creer en las últimas acusaciones de [la primera ministra británica] Theresa May contra Rusia”, consideró Wimmer.

Según Wimmer, desde los tiempos de Tony Blair —primer ministro del Reino Unido de 1997 a 2007—, en Europa todos saben que las mentiras son parte del “repertorio” estándar cuando se habla de la “la próxima guerra”.

“Los Gobiernos de los países de la OTAN hace mucho que dejaron de ser convincentes. Sin embargo, en los países de la OTAN y la UE, todos hemos entendido desde hace tiempo que a nuestros Gobiernos eso no les importa. Tienen poder y pueden organizar más y más guerras, y lo están haciendo”, consideró el político alemán.

Wimmer apuntó que en vez de mostrar pruebas de la supuesta participación de Rusia en el envenenamiento de Skripal y su hija, May “rápidamente presentó al mundo una lista completa de los ‘pecados’ cometidos por los rusos, tratando de dar credibilidad a sus acciones en relación con el crimen”. Por su parte, el ministro de Defensa del Reino Unido, Gavin Williamson, recomendó a Rusia “apartarse y callarse” en respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del territorio británico.

“Ellos, actuando en concierto con Estados Unidos y Francia, se consideran con derecho a decirle al mundo entero cómo comportarse de acuerdo con sus caprichos”, destacó Wimmer.

Para Wimmer, si alguien se atreve a interponerse en el camino de Londres y señalar las normas legales internacionales, entonces este ‘alguien’ inmediatamente se convierte en una “amenaza para el mundo” a los ojos británicos.

El político comentó que, al parecer, la primera ministra británica cree que ella no necesita ‘exponer’ los hechos para convencer a la OTAN y la UE de apoyarla. Wimmer cuestionó la falta de acción de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y de la comunidad mundial en general en relación al caso del supuesto ataque a Skripal en la ciudad de Salisbury.

“¿Por qué May no señaló que, de acuerdo con el New York Times, en 1999 Estados Unidos obtuvo acceso a la planta más grande del mundo para la producción de esta y otras sustancias venenosas en [la ciudad uzbeka] Nukus?”, apuntó Wimmer al hablar de la sustancia Novichok, un neuroparalizante creado en la URSS, supuestamente usado para intoxicar a Skripal

Wimmer subrayó que cualquiera podría haber tenido acceso a dicha planta después de la disolución de la Unión Soviética. Destacó, además, que este veneno podría ser producido por especialistas en cualquier laboratorio del mundo, una vez que su fórmula ya ha sido publicada por su inventor, quien ahora vive en EEUU.

“Pero, ¿por qué la primera ministra británica, al hablar casi histéricamente en el Parlamento, se calló acerca de esto? ¿O de que los militares, al tratar esta sustancia, necesariamente deben protegerse con un equipo de ‘protección química’ que, por cierto, no fue usado en Salisbury?”, subrayó Wimmer.

El verdadero trasfondo detrás de las acusaciones del Reino Unido a Rusia

Tras las recientes acusaciones del Reino Unido contra Rusia respecto al envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal, el profesor Piers Robinson de la Universidad de Sheffield habló con Sputnik sobre los propósitos políticos de tales actos.

De manera general, distintos expertos consideran que el repentino aumento del sentimiento antirruso por parte del Gobierno y de los medios de comunicación británicos está relacionado con los objetivos de la política exterior del Reino Unido. Tales actos crean la imagen de un “enemigo ruso”, lo que justificaría un intervencionismo continuo y creciente en todo el mundo, en un momento en que las intervenciones occidentales han sido cada vez menos exitosas en los últimos años.

Contexto global

Robinson, quien ocupa el cargo máximo en la cátedra de Política y Sociedad y Periodismo Político de la universidad británica, consideró que la situación en Siria desempeña un importante papel en las actuales relaciones británico-rusas.

“Creo que hay un fracaso estratégico desde el punto de vista de Occidente en Siria. En ese contexto, el impulso político para aumentar la presión contra Rusia se ha intensificado. (…) Podrían estár buscando una escalada en Siria”, consideró el profesor.

En un panorama más amplio, en términos geopolíticos, es posible observar una “campaña para demonizar a Rusia” con el fin de alcanzar los objetivos globales occidentales. Durante los últimos 17 años, Occidente ha estado involucrado en una estrategia de cambio de regímenes bastante agresiva, principalmente en Oriente Medio, apuntó.

Para Robinson, la posición del Reino Unido puede ser percibida, históricamente, como una respuesta a las preocupaciones acerca de la emergencia de China y el posible resurgimiento de Rusia en el escenario internacional.

“La posición de Occidente en este momento es relativamente débil. Si fracasan en Siria, ese será el primero de los países que han intentado derrocar donde han fallado. Existe un gran incentivo en representar a Rusia como un villano para distraer la atención de la creciente conciencia del público occidental sobre lo que Occidente ha estado haciendo durante los últimos 17 años”, detalló.

Contexto interno

El 14 de marzo, el líder laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió pruebas de la procedencia del gas nervioso empleado en el ataque a Skripal después de que la primera ministra, Theresa May, lo denunciara como “acto ilícito de fuerza del Estado ruso contra el Reino Unido”.

Los medios de comunicación británicos dedicaron especial atención a lo que consideraron el aislamiento de Corbyn debido a su posición. El profesor Robinson agregó que la “narración de la subversión rusa” está cumpliendo cada vez más una función nacional de marginar las voces disidentes en las democracias occidentales.

“Es más exacto entenderlo como una constelación de actores e intereses políticos que se unen en un momento particular, que tienen objetivos muy similares y, luego, trabajan y actúan en una misma dirección. Ciertamente, en el contexto de la política interna del Reino Unido, es posible verlo, ver el intento de utilizar la rusofobia como una forma de arrinconar a Corbyn. Eso se ve muy claro en este momento”, apuntó el experto.

Robinson considera que este es un punto en el que muchas voces ya sean de la izquierda, de la derecha o contrarias al ‘establishment’, han señalado que los que critican la economía o política exterior, son cada vez más catalogados como “defensores de Putin” o “títeres del Kremlin”, entre otros calificativos.

“El cuestionamiento y la disidencia se ven marginados por el uso del ‘si no estás con nosotros, entonces estás con los rusos'”, concluyó.

Análisis: Los científicos británicos no identificararon el gas nervioso como de fabricación rusa, pero han sucumbido a la presión

Craig Murray

Ahora recibí confirmación de una fuente de FCO (Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido) que los científicos de Porton Down (laboratorio de ciencia del Ministerio de Defensa) no pueden identificar el gas nervioso como de fabricación rusa, y han resentido la presión que se está ejerciendo en ellos para hacerlo.

Porton Down solo se suscribiría a la formulación «de un tipo desarrollado por Rusia» después de una reunión bastante difícil donde se acordó como una fórmula de compromiso. Los rusos supuestamente investigaban, en el programa «Novichok», una generación de agentes nerviosos que podrían producirse a partir de precursores disponibles comercialmente, como insecticidas y fertilizantes. Esta sustancia es un «novichok» en ese sentido. Es de ese tipo. Así como estoy escribiendo en una computadora portátil de un tipo desarrollado por los Estados Unidos, aunque este fue hecho en China.

Para cualquiera que tenga antecedentes en Whitehall (gobierno) esto ha sido obvio por varios días. El gobierno nunca ha dicho que el agente neurotóxico se haya fabricado en Rusia o que solo se pueda fabricar en Rusia. La formulación exacta «de un tipo desarrollado por Rusia» fue utilizada por Theresa May en el parlamento, utilizada por el Reino Unido en el Consejo de Seguridad de la ONU, utilizada por Boris Johnson en la BBC ayer y, lo más revelador de todo, «de un tipo desarrollado por Rusia «es la frase precisa utilizada en el comunicado conjunto emitido por el Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Alemania ayer:

Este uso de un agente nervioso de grado militar, de un tipo desarrollado por Rusia, constituye el primer uso ofensivo de un agente nervioso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Cuando el mismo fraseo extremadamente cuidadoso nunca se desvía, usted sabe que es el resultado de un compromiso muy delicado de Whitehall. Mi fuente de FCO, como yo, recuerda la extrema presión ejercida sobre el personal de FCO y otros funcionarios para firmar el expediente sucio sobre las armas de destrucción masiva iraquíes, algo de lo cual presiono para contarlo en mi libro Murder in Samarkand. Ella ofreció voluntariamente la comparación de lo que está sucediendo ahora, particularmente en Porton Down, sin que yo le haya pedido nada.

Por separado, escribí a la oficina de prensa de la OPAQ para pedirles que confirmen que nunca ha habido ninguna evidencia física de la existencia de Novichoks rusos, y el programa de inspección y destrucción de armas químicas rusas se completó el año pasado.

¿Sabías estos hechos interesantes?

Los inspectores de la OPCW han tenido pleno acceso a todas las instalaciones rusas de armas químicas conocidas durante más de una década, incluidas las identificadas por el denunciante «Novichok» Mirzayanov, y el año pasado los inspectores de la OPAQ completaron la destrucción de las últimas 40,000 toneladas de armas químicas rusas

Por el contrario, el programa de destrucción de las existencias de armas químicas de los Estados Unidos aún tiene cinco años por delante

Israel posee grandes existencias de armas químicas, pero siempre se ha negado a declararlas a la OPAQ. Israel no es parte en la Convención sobre armas químicas ni miembro de la OPAQ. Israel firmó en 1993 pero se negó a ratificar, ya que esto significaría la inspección y destrucción de sus armas químicas. Israel, sin duda, tiene tanta capacidad técnica como cualquier estado para sintetizar «Novichoks».

Hasta esta semana, la creencia casi universal entre los expertos en armas químicas, y la posición oficial de la OPCW, era que los «Novichoks» eran a lo sumo un programa de investigación teórico que los rusos nunca habían logrado sintetizar y fabricar. Es por eso que no están en la lista de armas químicas prohibidas de la OPAQ.

Porton Down aún no está seguro de que sean los rusos los que aparentemente hayan sintetizado un «Novichok». De ahí «De un tipo desarrollado por Rusia». Nota desarrollada, no hecha, producida o fabricada.

Es una propaganda muy cuidadosamente redactada. De un tipo desarrollado por mentirosos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rusia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s