Invasión uigur en Siria: La “ruta de la seda” del terrorismo

https://36s81n24kn0c1i9se62v6acw-wpengine.netdna-ssl.com/wp-content/uploads/2018/09/Uyghur_Syria.jpg

De Idlib a Xinjiang: Combatientes uigures entrenados para el terrorismo

Por Steven Sahiounie
21st Century Wire

Traducción del inglés: TM

Versión original: https://21stcenturywire.com/2018/09/26/from-idlib-to-xinjiang-uyghur-fighters-trained-for-terror/

Todo comenzó en 1995, cuando Recep Tayyip Erdogan, que entonces era alcalde de Estambul, nombró una sección del Parque Sultan Ahmet en honor a Alptekin. En la apertura oficial del parque declaró, “el Turquestán Oriental no es solo el hogar original de los pueblos turcos sino también la cuna de la historia, la civilización y la cultura turca. Olvidar eso llevaría a la ignorancia de nuestra propia historia, civilización y cultura. Los mártires del Turquestán Oriental son nuestros mártires”.

Estas personas son conocidas con el nombre de uigures, y viven en la lejana provincia de Xinjiang, en la China occidental. Son ciudadanos chinos, pero de una minoría étnica. En 2009 estalló una terrible violencia allí; sin embargo, las autoridades chinas mencionaron en 2002 que un grupo terrorista islámico radical, que contaba con el apoyo de fuentes extranjeras y bajo la cobertura de Al Qaeda, había estado perpetrando ataques terroristas en China.

¿Quiénes son estos terroristas y cómo se las arreglaron para formar una base de operaciones en Idlib, Siria?

La ‘Ruta de la Seda’ del terrorismo

El Movimiento Islámico del Turquestán Oriental (ETIM) opera como el Partido Islámico de Turquestán (TIP por sus siglas en inglés), que también se conoce como “Katibat Turkistani”. Osama Bin Laden prometió su apoyo al grupo durante una reunión de 1999 en Afganistán. Sus miembros se han entrenado con Al-Qaeda y los talibanes tanto en Afganistán como en Pakistán. El Departamento de Estado de los EE. UU. Etiquetó a ETIM como una organización terrorista. El 28 de julio de 2016, TIP se convirtió en una facción oficial de Jabhat Al Nusra, que es la sucursal de al-Qaeda en Siria.

Además del rol de Turquía que facilitó la formación de ejércitos militantes en el sur de Turquía hace siete años, el presidente Erdogan respaldó firmemente las operaciones encubiertas de Estados Unidos durante los ataques terroristas en Siria a partir de 2011. Turquía se convirtió oficialmente en el punto de tránsito de todos los terroristas internacionales con destino final a Siria. Los recientes escándalos revelan la sofisticación de los grupos organizados de contrabando que se ejecutan dentro y fuera de Siria a través de Turquía. Las líneas aéreas y los aeropuertos turcos estaban llenos de pasajeros yendo a la yihad. Las empresas turcas estaban haciendo dinero a espuertas con todo ello, desde taxis, habitaciones de hotel y comida; hasta el tráfico de órganos, de los donantes sirios no voluntarios que fueron sacrificados.

Otro plan fue ideado por las autoridades turcas, que arreglaron la emisión de pasaportes turcos para decenas de uigures, los cuales saldrían de China en vuelos internacionales con destino a Estambul, Turquía. Durante el viaje, algunos uigures fueron retenidos para ser interrogados en las correspondientes escalas de los vuelos, en Indonesia y en otros lugares. Las autoridades sospecharon al ver sus pasaportes turcos, que estaban en manos de personas que parecían chinos. Los uigures insistieron en que eran ciudadanos turcos que viajaban como turistas por Asia. Los funcionarios indonesios llamaron a la Embajada de Turquía y, sorprendentemente, allí les confirmaron que eran turcos. Los empleados turcos de inmigración en el aeropuerto fueron entrenados para identificar estos pasaportes especiales y confiscarlos. Por lo tanto, una vez dentro, los uigures no podrían salir de Turquía, garantizando que estarían atrapados en Idlib, Siria, para la yihad mientras que, indirectamente, estaban bajo el control del gobierno turco.

El “Segundo Estado Islámico” de Turquía en Idlib

Basado en el proceso de los eventos, parece que el plan de Erdogan consiste en alterar la demografía siria; repoblando la provincia de Idlib con yihadistas chinos, que atacan a los propietarios y granjeros sirios, provocando que huyan y, por lo tanto, abandonen sus propiedades a los invasores extranjeros. El presidente turco tiene una visión colonialista, para anexar el norte de Siria a Turquía.

Mucho se ha escrito sobre el ejército mercenario uigur del presidente Erdogan, activo en Idlib durante años. La mentalidad uigur no se ajusta al estereotipo de sus compañeros de armas del ISIS y Al Qaeda. Los uigures insisten en vivir en su orden familiar tradicional. No invadieron Siria solos: vinieron con esposas, hijos y padres. Familias multigeneracionales completas de uigures viven ilegalmente en la provincia de Idlib. Establecieron escuelas para sus hijos, que donde enseñan el idioma túrquico, que es la raíz original de la lengua turca moderna. Ocuparon casas y granjas que son propiedad de familias sirias, convertidas a su vez en personas sin hogar a causa de estos yihadistas chinos.

Zanbaqi es un pueblo situado cerca de Jisr al-Shughur, justo a las afueras de Idlib. Los residentes de la pequeña aldea eran solo 752 en el censo nacional sirio realizado en 2004. Sin embargo, hoy hay alrededor de 3.500 militantes del Partido Islámico Turco Uyghur (TIP) y sus familias que viven allí, con sus campamentos militares entrenando a cientos de niños de estas familias. El TIP capacita no solo a los niños uigures, sino también a los niños locales que quedan para que sean “pequeños yihadistas”. Zanbaqi ahora se parece más a China que a Damasco. Katibat al Ghuraba, o Katibat al Ghuraba al Turkistan (KGT) salió a la palestra en julio de 2017, cuando se cargaron sus videos de combates en YouTube, que muestran el uso de armas y un campamento de entrenamiento/escuela para niños.

Lamentablemente, hay muchos informes sobre terroristas extranjeros, incluidos uzbekos (también un pueblo túrquico, NdT), que preparan a los niños para la próxima generación de yihadistas.

El embajador de Siria en Pekín, Imad Moustapha, declaró que hasta 5.000 personas de etnia uigur procedentes de China estaban en Siria combatiendo junto con yihadistas armados en mayo de 2017. Cualquiera que haya seguido la información real sobre el terreno en Siria, sabrá que los uigures están entre los más violentos de todos los diversos grupos combatientes en Siria. El solo hecho de que están junto a Jabhat al Nusra es contundente, ya que se los considera los terroristas más temidos.

El 10 de junio de 2015 se llevó a cabo la masacre de Qalb Loze, donde los uigures participaron mano a mano con sus hermanos de armas, matando civiles. Las iglesias de Idlib fueron destruídas y los cristianos locales pasados a cuchillo, o forzados a escapar. Sacerdotes fueron decapitados. El riesgo de secuestro es grande.

En la 6ª ronda de las conversaciones de Astana, con el propósito de encontrar una solución política al conflicto sirio, los 3 países participantes (Rusia, Irán y Turquía), acordaron una zona de desescalada que incluía a Idlib, en septiembre de 2017. Sin embargo, el ISIS y los grupos terroristas afiliados a Al Qaeda nunca fueron incluidos. La resolución 2254 de la ONU establece claramente que todos los estados miembros de la ONU deben luchar contra grupos terroristas, como ISIS, Al Qaeda, Jibhat al Nusra y otros yihadistas armados radicales. Porque Idlib ha sido el hogar de miles de yihadistas extranjeros, así como del “Ejército Sirio Libre” (ESL), a cuyos integrantes la ONU, EE. UU. Y la OTAN llaman “rebeldes moderados”. La “Guerra contra el Terror” iniciada por el presidente George W. Bush se llevó a cabo en el limbo. La posición de Rusia, Siria e Irán era seguir el derecho internacional, y la carta de la ONU 2254, que deja en claro que luchar contra el ISIS y Al Qaeda, y sus afiliados, es la única forma de avanzar en el camino hacia la restauración de la paz y seguridad a Idlib.

A principios de este mes, el enviado especial de Rusia en Siria, Alexander Lavrentiev, dijo a los periodistas después de las conversaciones en Ginebra con el enviado de la ONU Staffan de Mistura, que depende de Turquía separar a los militantes islamistas de la oposición moderada en Idlib. Tal y como están ahora las cosas, Rusia y Turquía han negociado una solución pacífica que, si se mantiene, puede evitar lo que sin duda sería una batalla final de proporciones dantescas.

Lo que sucede en Idlib se oculta en los medios convencionales. ¿Por qué no se habla de los millones de rehenes civiles y escudos humanos desde que comenzó la ocupación terrorista en 2013? ¿Qué hay de los hombres a los que se les impidió irse, de los residentes amenazados de muerte si no se quedaban para luchar en la batalla final? Nótese que a medida que se acercaba la última batalla en Idlib, muchos civiles informaron que los terroristas no les permitían partir. ¿Y las mujeres usadas como esclavas por los terroristas y los invasores extranjeros? ¿Qué pasa con los niños a los que se les impide acceder a una educación normal y son forzados a la servidumbre por los terroristas? Esas historias eventualmente serán contadas por los supervivientes.

De todos modos, la realidad sobre Idlib saldrá a la luz; aunque ello disguste a los medios de propaganda como CNN y otros que se han dado dedicado a ser los “relaciones públicas” de Al Qaeda en Idlib.

Actualmente vemos a uigures residentes en Estados Unidos siendo entrevistados en los principales medios occidentales. Son expertos en transmitir su mensaje a las audiencias occidentales, que simpatizan con la difícil situación de los “oprimidos”, y “luchadores por la libertad” tan queridos por los mitos culturales revolucionarios estadounidenses.

Ello resultó patente con la proverbial ‘ola uigúrica’ que proliferó en los medios de comunicación occidentales y del Golfo, con reconocidos comentaristas que se unieron (al mismo tiempo) con palabras de solidaridad para los uigures en China (que además tienen una fuerte tendencia separatista, NdT), y no es sorprendente que ninguno de ellos mencionaron los violentos excesos de este ejército terrorista acampado en Idlib bajo el amparo de Occidente y el Golfo.

Así se genera una simpatía en la opinión pública para facilitar el apoyo árabe, musulmán y occidental a los uigures, en su inminente enfrentamiento con China. Eurasia será el campo de batalla, y la interrupción del proyecto “Belt and Road” parece ser el motivo de ese esfuerzo. Los occidentales deben preguntarse si les gustaría tener a los terroristas armados junto a ellos. Pero si aterrorizan a las personas en Siria o China, eso es útil en lo que respecta a la política dominante occidental. En esa realidad invertida por los medios dominantes, el terrorista se convierte en víctima.

El 1 de agosto de 2018, el embajador chino en Damasco, Qi Qianjin, dijo que los militares chinos estarían dispuestos a participar en la batalla en Idlib, mientras que lamenta que los uigures chinos estuvieran involucrados como terroristas. Teniendo todo esto en cuenta, en realidad no debería sorprendernos que China y Rusia se hayan unido para organizar el mayor ejercicio militar en la historia de esos dos países.

Cuando todo está dicho y hecho, la historia puede mirar hacia atrás en Siria mientras otro régimen occidental cambia la debacle. Pero incluso si eso es cierto, como con Afganistán y Kosovo, sus muyahidines simplemente serán reubicados en un nuevo escenario.

Entonces, cabe hacerse la pregunta: ¿Terminará algún día la Operación Ciclón?

***

El colaborador especial de 21WIRE Steven Sahiounie es un ciudadano de EEUU nacido en Fresno, California. Ha estado viviendo permanentemente en Latakia, la ciudad de procedencia de su padre. Es un reportero freelance especializado en asuntos sirios, y un estudiante universitario de literatura inglesa. Pueden verse más trabajos de Steven aquí.

 

Esta entrada fue publicada en China, Geopolítica, Siria, Terrorismo, Turquía, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s