Las profecías de los Gaddafi

https://www.icc-cpi.int/libya/gaddafi/Accused/SaifAlIslamGaddafi.jpg

Saif al-Islam en marzo de 2011

Profecías de los Gaddafi: “Libia se convertirá en otro Afganistán y los terroristas llenarán Europa”

https://actualidad.rt.com/opinion/henry-pinto/240349-profecias-gaddafi-libia-afganistan-terrorismo-europa

Henry Pinto

A inicios del 2011 Muammar Gaddafi hablaba alto y claro sobre las consecuencias que tendrían su caída y el triunfo de los alzados en armas en Libia, pero los que antes se fotografiaban con él e incluso recibieron su dinero para sus campañas electorales no quisieron escucharle.

Cada vez que hay un atentado en el Reino Unido, Francia, Bélgica, Siria, Turquía, Túnez y otros países hay que volver la vista atrás y recordar a los enemigos de Occidente derrocados, integrantes del denominado ‘eje del mal’ como eran Saddam Hussein primero, Muammar Gaddafi, después y a los esfuerzos que aúnan muchos para que caiga el tercero: Bashar al Assad.

Occidente no aprende de sus errores y al igual que ocurrió en Irak, la caída del líder libio condenó a su país y la mezcla de lo hecho en Irak, Libia y después en Siria tienen en jaque a la sensación de seguridad de los países occidentales.

Las profecías de Muammar Gaddafi y su hijo

Occidente a través de la OTAN se empeñó en el 2011 en acabar de una vez con todas con Gaddafi y cobrar de paso viejas facturas. Las advertencias del líder libio en marzo de ese año a través de una entrevista concedida a RT cayeron en saco roto: “Yo personalmente juego un papel estabilizador en la región de África. Si la situación en Libia es desestabilizada, Al Qaeda mandará aquí. Libia se convertirá en el segundo Afganistán y los terroristas llenarán Europa“.

“Habrá millones de negros que llegarán al Mediterráneo para cruzar Francia e Italia y Libia juega un papel en la seguridad en el Mediterráneo“, aseguró el exlíder libio en su entrevista a la cadena de televisión France 24 meses antes de ser asesinado. “Libia puede convertirse en la Somalia del norte de África”, aseguró.

El segundo hijo de Gaddafi, Saif al Islam, también lanzó diversas advertencias: “Veremos a los piratas atacando en Sicilia, en Creta, en Lampedusa”. “Ustedes verán a millones de inmigrantes ilegales. El terror está a la vuelta de la esquina”, dijo en marzo del 2011 citado por ‘New York Daily News’.

Las consecuencias

Los terroristas en el norte de África no solo han aumentado sus arsenales con las armas del derrocado régimen de Gaddafi, sino que también han desplegado una red de campos de entrenamiento para insurgentes.

Tal y como afirmaba el derrocado Gaddafi, el Reino Unido, Francia, Bélgica y Alemania, entre otros, son escenario de una sucesión de atentados: así, el nivel de la amenaza terrorista en dichos países es máximo. Tras los atentados en Londres, Mánchester, París, Niza, Bruselas y Berlín aeropuertos, estaciones de trenes, eventos de diversa índole y otros lugares públicos están totalmente tomados por las fuerzas de seguridad. Las alertas y evacuaciones por paquetes sospechosos o por simple pánico están a la orden del día.

Si a lo anterior sumamos lo ocurrido en Siria y las ‘primaveras árabes’, apoyadas por Occidente y las intervenciones militares lideradas por Estados Unidos en Oriente Medio, nos encontramos con una mezcla que ha provocado el éxodo masivo de miles de personas y entre ellas se camuflan muchos terroristas, amén de residentes en Londres, Bruselas y París que fueron a Siria e Irak, atendiendo la llamada del califato (el Estado Islámico). Estos, ahora con instrucción militar gracias en parte a esas armas que estaban en poder del gobierno libio o sirio, las recibidas de las petromonarquías del Golfo y otras cedidas alegremente por Occidente, cometen atentados indiscriminados o preparan a otros jóvenes fáciles de manipular, por lo que parece que lo ocurrido en el Puente de Londres, el mercado de Borough y el Manchester Arena, lamentablemente es el principio de muchos días de terror.

¿Y ante eso qué se puede hacer? La Policía Metropolitana de Londres decía la noche del sábado y la madrugada del domingo: “Corran, huyan lo más lejos que puedan”. La irresponsabilidad de unos y el fanatismo e ignorancia de otros  tienen en jaque a la sociedad occidental, mientras en Kabul, Damasco, Beirut, Bagdad, Trípoli, Bengasi y Estambul ya llevan años padeciéndolo.

Publicado en Libia | 2 comentarios

Atentado en Irán: la desesperación del terrorismo

https://i1.wp.com/cdn.hispantv.com/hispanmedia/files/images/thumbnail/20170608/10284813_xl.jpg

Atentado en Irán: la desesperación del terrorismo

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/343843/atentados-teheran-desesperacion-terrorismo-daesh

El doble atentado terrorista en Teherán, muestra la angustia de los terroristas por salvarse del cerco que implementan las fuerzas soberanas contra dicho flagelo promovido por reinos árabes y el Occidente.

El atentado terrorista de este miércoles en Teherán, afectando materialmente y con vidas las instalaciones parlamentarias y el mausoleo del Imam Jomeini (el fundador de la República Islámica de Irán), es un mensaje que denota la angustia de los grupos takfiríes por salvarse del cerco que implementan las fuerzas soberanas contra dicho flagelo promovido por reinos del Golfo Pérsico y potencias occidentales, entre otros.

En ese sentido, hay que analizar objetivamente las declaraciones que se han producido inmediatamente después de la infamia dando a cada una de ellas su justa interpretación, es decir, que en su contenido deben portar tanto una palabra de consternación y otra de acción coherente.

Por ejemplo, Arabia Saudí a través de su canciller Adel al-Yubeir, descartó la vinculación de ciudadanos saudíes pues no existía prueba alguna de ello y ni siquiera conocían a los implicados, además de condenar estos actos donde se produzcan. Sin embargo,  horas antes de los ataques de Teherán, Al-Yubeir había dicho que la República Islámica de Irán debía ser “castigada” por lo que consideró “interferencia” en la región, afirmando que es el principal apoyo del terrorismo en el mundo. Si se conecta con sus declaraciones un mes atrás, exponiendo que el conflicto con Irak y Siria debía extenderse a Irán, evidencia una relación que no puede ser desechada.

Daesh ha reivindicado la tragedia ensalzando a sus “combatientes”, manifestando que responde castigando las políticas infieles, aunque su modus operandi deja serias dudas sobre quien organiza pese a dicha reivindicación supuesta, por la forma, conexión de datos y grupos operativos clandestinos, según el experto en asuntos del Oriente Medio, Moisés Garduño. Se puede comprender, entonces, como una operación ya planificada la cual puede ser atribuida al problema con Catar por favorecer el diálogo con Irán o ya definida para realizarse con antelación básicamente.

El Departamento de Estado de EE.UU. no sólo ha condenado los dos atentados, sino que los ha calificado como “depravación del terrorismo” sin lugar en el mundo. Lo paradójico es que, pese a lamentar lo sucedido, no existe concordancia entre palabras y hechos pues pese a luchar la nación persa contra el extremismo y ser objeto de ésta, el Senado de USA ha aprobado este miércoles, con 92 votos a favor, el proyecto para imponer nuevas sanciones a la República Islámica de Irán. El proyecto de ley ratifica las sanciones a personas involucradas en el programa de misiles balísticos de Irán y a cualquiera que haga negocios con ellas. Asimismo, se aplicaría un embargo de armas contra el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), además del arsenal inmenso de bloqueos ya existente.

Lo que se puede afirmar con certeza es que el gobierno presidido por el presidente Hasan Rohani no actuará impulsivamente, cayendo en la trampa de involucrarse en una batalla contra otros países, pues daría la oportunidad a Donald Trump de iniciar la guerra que las empresas multinacionales requieren con urgencia. Por el contrario, en vez de debilitar al gobierno y a la ciudadanía, dichas acciones invitan a unirse mucho más al pueblo, a estar alertas y defenderse de modo cohesionado. Obviamente desestabilizar a Irán favorecería a EE.UU., lo que no se logrará ni por estos medios ni por otros lesivos a la vida de sus habitantes, tal como lo ha planteado Juan Aguilar, director de El Espía Digital y el analista Angel Molina.

Solidarizarse con Irán es la responsabilidad ética de quien se considera amante de la paz, compartiendo la idea que esta acción no podrá afectar a la tranquilidad de la nación. De allí que la conclusión más importante es que el terrorismo impulsado por actores foráneos no tiene futuro con Daesh ni Al Qaeda ya que pronto serán derrotados y, además, delatarán a sus patrocinadores como lo han estado haciendo aquellos mercenarios que han sido capturados. Parece que el atentado es la única forma de expresar la frustración, lo que indica que la batalla por la dominación la están perdiendo irremediablemente y frenar la influencia o diálogos de convergencia en la región será imposible. Así será.

Publicado en Irán, Terrorismo, Uncategorized | 1 Comentario

El enfrentamiento qataro-saudí en el contexto de Bilderberg

https://www.commondreams.org/sites/default/files/views-article/saudi_trump.jpg

Trump con Mohamed bin Salman, hijo del rey saudí

Enfrentamiento en Bilderberg 2017

http://www.voltairenet.org/article196627.html

Cuando el presidente Trump parece haber resuelto, más o menos, sus problemas de autoridad interna, el conflicto se desplaza al seno de la OTAN. Washington quiere que se abandone la manipulación del terrorismo pero Londres no tiene intenciones de renunciar al instrumento que tan eficaz le ha resultado para imponer su influencia. Inicialmente organizado como caja de resonancia de la alianza atlántica, el Grupo de Bilderberg acaba de ser escenario de un enconado debate entre partidarios y adversarios del uso imperialista del terrorismo islamista en el Medio Oriente.

 

| Damasco (Siria) | 6 de junio de 2017

El Grupo de Bilderberg fue creado en 1954, por la CIA y el MI6, para respaldar a la OTAN. ¿Objetivo? Crear un marco para el encuentro de personalidades del mundo económico y del mundo mediático con responsables políticos y militares para alertar a la sociedad civil sobre la gravedad del «peligro rojo». Lejos de ser un foro de toma de decisiones, este restringido club ha sido históricamente un lugar de encuentro donde los “veteranos” tenían que rivalizar en fidelidad a Londres y a Washington y los “jóvenes” estaban llamados a demostrar que se podía confiar en ellos para enfrentar a los soviéticos [1].

Fue en la reunión de 1979 donde Bernard Lewis reveló a los participantes del Grupo de Bilderberg el papel de la Hermandad Musulmana en la lucha contra el gobierno comunista afgano. Este islamólogo anglo-israelo-estadounidense propuso en aquel encuentro extender la «guerra por la Libertad» (sic) a toda el Asia central.

Fue en la reunión de 2008 del Grupo de Bilderberg –o sea, 2 años antes de que comenzaran los desórdenes– que la señora Basma Kodmani (futura portavoz de la oposición siria) y el alemán Volker Perthes (futuro consejero del estadounidense Jeffrey Feltman en la elaboración del documento para la capitulación total e incondicional de Siria [2]) explicaron por qué resultaba de interés respaldar a la Hermandad Musulmana para dominar el Medio Oriente. El dúo Kodmani/Perthes subrayaba entonces ante el Grupo de Bilderberg la «moderación» de la Hermandad Musulmana ante Occidente, en contraste con el soberanismo «extremista» de Irán y Siria [3].

Fue también ante el Grupo de Bilderberg, en la reunión de 2013, que el jefe de la asociación de los patrones alemanes, Ulrich Grillo, se pronunció por la organización de la migración masiva de 800 000 trabajadores sirios hacia las fábricas alemanas [4].

Bilderberg 2017

Ahora, el Grupo de Bilderberg acaba de realizar su reunión de 2017, del 1º al 4 de junio y en Estados Unidos. Lo excepcional de este encuentro es que, de los 130 participantes, no todos defendieron el mismo proyecto. En realidad pasó todo lo contrario a lo habitual: ante las intervenciones de Donald Trump en la cumbre arabo-islamo-estadounidense y en la cumbre de la OTAN [5], la CIA y el MI6 organizaron el primer día un debate entre partidarios y adversarios de la lucha contra el islamismo. Por supuesto, se trataba de obtener un compromiso entre ambos bandos o definir claramente las disensiones existentes y no permitir que estas destruyan el objetivo inicial de la alianza atlántica, que es la lucha contra Rusia [6].

Del lado del anti-islamismo (que no apunta contra la religión musulmana sino contra el islam político al estilo de Sayyid Qutb), estaban el general H. R. McMaster (consejero de seguridad nacional del presidente Trump) y la experta Nadia Schadlow. El general McMaster es un reconocido estratega cuyas teorías se han visto verificadas en el campo de batalla. Nadia Schadlow ha trabajado sobre todo en cómo convertir las victorias militares en éxitos políticos, se ha interesado mucho en la reestructuración de los movimientos políticos en los países derrotados y está a punto de publicar un nuevo libro sobre la lucha contra el radicalismo islámico.

En el bando de los pro-islamistas estuvieron:
- por Estados Unidos, John Brennan (el último director de la CIA de la administración Obama) y sus ex subordinados Avril Haines y David Cohen (a cargo del financiamiento del terrorismo);
- por el Reino Unido, Sir John Sawers (ex director del MI6 y protector de larga data de la Hermandad Musulmana) y el general Nicholas Houghton (ex jefe del estado mayor que preparó el plan de invasión terrestre contra Siria);
- por Francia, el general Benoit Puga (ex jefe del estado mayor particular de los ex presidentes Nicolas Sarkozy y Francois Hollande y comandante de las fuerzas especiales francesas en Siria) y Bruno Tertrais (estratega neoconservador del ministerio francés de Defensa);
- como representantes de las empresas privadas, los estadounidenses Henry Kravis (director del fondo de inversiones KKR y tesorero oficioso del Emirato Islámico [Daesh]) y el general David Petraeus (ex director de la CIA y cofundador de Daesh).

Como si ese desequilibrio no fuese suficiente, los organizadores incluyeron también en el debate a varios expertos en justificar lo injustificable, como el profesor Niell Fergusson (historiador del colonialismo británico).

Un posible cambio radical
en materia de alianzas

Habrá que esperar algún tiempo para saber lo que se dijo en esta reunión y entender las conclusiones a las que han llegado o no los contendientes. Pero lo que sí es ya evidente es que Londres está incitando a un cambio de paradigma en el Medio Oriente. Si bien se abandona el modelo de la «primavera árabe» –o sea, la reproducción de la «revuelta árabe de 1916», organizada por Lawrence de Arabia para sustituir el Imperio Otomano por el Imperio Británico–, el MI6 espera crear una nueva colusión basada en el islam político.

De hecho, mientras que Washington renovó su alianza con Arabia Saudita y convenció ese reino de que tiene que romper con la Hermandad Musulmana a cambio de 110 000 millones de dólares en armamento estadounidense [7], Londres está tratando de montar una alianza entre Irán, Qatar, Turquía y la Hermandad Musulmana. Si el proyecto británico llegara a prosperar veríamos disolverse el conflicto «sunnitas versus chiitas» para asistir a la creación de una «media luna del islam político» Teherán-Doha-Ankara-Idlib-Beirut-Gaza. Esa nueva situación permitiría al Reino Unido conservar su influencia en la región.

El único punto de consenso entre los miembros de la alianza atlántica parece ser la necesidad de abandonar el principio que estipulaba la creación de un Estado yihadista. Todos admiten que hay que volver a meter el demonio dentro de la botella. En otras palabras, están de acuerdo en que hay que acabar con el Emirato Islámico (Daesh)… aunque algunos de sus miembros a al-Qaeda puedan acabar siendo transferidos a al-Qaeda. Eso explica el hecho que –inquieto por su supervivencia personal– el Califa autoproclamado haya hecho llegar secretamente un ultimátum al primer ministro británico y al presidente de Francia.

Cada cual tendrá que definir
de qué lado está

En los próximos meses veremos si es real el cambio de Arabia Saudita. De ser verdadero, sería una buena noticia para los sirios… pero resultaría mala para los yemenitas –cuya tragedia seguiría manteniéndose en silencio en el mundo occidental. Con su cambio de actitud, el rey saudita Salman se abre a sí mismo la posibilidad de hacer evolucionar el wahabismo –que actualmente es una secta de fanáticos– para convertirlo en una religión normal. Ya en este mismo instante, el súbito conflicto entre Riad y Doha alrededor de Irán viene acompañado de una polémica sobre el posible parentesco entre el fundador de la secta –Mohammed ben Abdelwahhab– y la dinastía qatarí de los Al-Thani, pretensión que pone locos de rabia a los miembros de la dinastía Saud.

El proyecto del «islam político» consiste en unir a los miembros de la Hermandad Musulmana y los partidarios de Khomeiny. Ese proyecto implica que Irán, e incluso el Hezbollah, adopte esa problemática como reemplazo de la lucha antiimperialista. Si llegara a concretarse, Irán se retiraría de Siria. La Casa Blanca toma muy en serio esa posibilidad y se prepara –con gran temor– para enfrentarla. Para ello, Donald Trump ya designó a Teherán como su nuevo enemigo en su discurso de Riad y acaba de nombrar a Michael D’Andrea (el organizador del asesinato de Imad Mougniyeh, perpetrado en 2008, en Damasco) como responsable de la acción de la CIA relacionada con Irán [8].

Rusia ya se había preparado para una nueva distribución de las cartas en el Medio Oriente. Ha seguido adelante con su ambición de lograr acceso a las «aguas cálidas», mediante su apoyo a Siria, y de poder circular a través de los estrechos de los Dardanelos y del Bósforo (pasos obligados para entrar en el Mediterráneo), acercándose para ello a su adversario hereditario, que es Turquía. Pero a largo plazo, el islam político sólo puede acabar trayéndole problemas en el Cáucaso.

Como siempre sucede cuando los jugadores se reparten nuevamente las cartas, cada uno de ellos tiene que definir su posición. El Reino Unido defiende su Imperio, Francia defiende a su clase dirigente y Estados Unidos defiende a su pueblo. Algunos, en el Medio Oriente, lucharán por su comunidad y otros por sus ideas.

Pero las cosas no siempre son tan simples: Irán podría seguir el ideal del imam Khomeiny confundiendo el fin y los medios. Lo que comenzó siendo una revolución antiimperialista alentada con la fuerza del islam podría convertirse entonces en una simple afirmación del uso de esta religión para lograr objetivos políticos.

Las consecuencias en el resto del mundo

El MI6 y la CIA asumieron un gran riesgo al invitar a la reunión de Bilderberg 2017 al representante de un país que no es miembro de la OTAN. El embajador de China, Cui Tiankai, cuya intervención estaba programada sólo para el cuarto día del seminario, tuvo por tanto tiempo de evaluar, desde el primer día, las posiciones de cada uno de los miembros de la OTAN.

Por un lado, Pekín apuesta por la colaboración de Donald Trump, por la apertura de Estados Unidos al Banco Asiático de Inversión para la Infraestructura (AIIB) y por el desarrollo de todas sus rutas comerciales. Por otro lado, espera que el Brexit se traduzca en una alianza económica y financiera con Londres [9].

El embajador Cui, quien fue director del Centro de Investigación Política del ministerio chino de Relaciones Exteriores, aparentemente podría darse por satisfecho con una simple destrucción de Daesh. Pero él no ignora que quienes orquestaron el nacimiento del Califato para cortar el paso a la «ruta de la seda» en Irak y en Siria y organizaron después la guerra en Ucrania para cortar también la «nueva ruta de la seda» se preparan además para abrir un tercer frente en Filipinas y un cuarto frente en Venezuela, con los que esperan cortar otros proyectos de comunicación.

Desde esa perspectiva, China –que al igual que Rusia tiene el mayor interés en respaldar a Donald Trump, aunque sea para prevenir el terrorismo en su propio suelo– no puede menos que interrogarse sobre las posibles consecuencias a largo plazo de una hegemonía británica en la «media luna del islam político».

[1] «Lo que usted no sabe sobre el Grupo de Bilderberg», Thierry Meyssan, Komsomolskaya Pravda/Red Voltaire, 15 de abril de 2011.

[2] «Alemania y la ONU contra Siria», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria) , Red Voltaire, 28 de enero de 2016.

[3] Sous nos yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump, Thierry Meyssan, Editions Demi-lune, 2017. Una edición en español de este libro debe aparecer en las librerías próximante.

[4] «Cómo la Unión Europea manipula a los refugiados sirios», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 2 de mayo de 2016.

[5] «Trump adelanta sus peones», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria), Red Voltaire, 30 de mayo de 2017.

[6] «Grupo de Bilderberg, reunión de 2017», Red Voltaire, 2 de junio de 2017.

[7] «Donald Trump contre le jihadisme », par Thierry Meyssan, Al-Watan (Syrie) , Réseau Voltaire, 23 mai 2017.

[8] «La CIA prepara operaciones secretas duras contra Irán», Red Voltaire, 3 de junio de 2017.

[9] «El Brexit redistribuye las cartas de la geopolítica mundial», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 27 de junio de 2016.

Publicado en Geopolítica, Globalismo, Terrorismo, Uncategorized | Deja un comentario

La noche de las largas cimitarras

Crisis diplomática entre wahabitas

Más que una crisis diplomática entre los Al Thani y los Saud parece una liquidación entre dos clanes convertidos de repente en rivales. El distanciamiento entre Qatar y Arabia Saudita (y Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Baréin) se produce en un momento histórico que ve reposicionarse a todas las potencias en vista del final de la experiencia del sedicente Estado Islámico en Siraq. Si Turquía ha sido el primer país en buscar un entendimiento con Rusia e Irán – ver las conversaciones en Astaná – ahora es el turno de los otros perdedores – los que quisieron debilitar el eje chií desestabilizando a los gobiernos de Damasco y Bagdad – de salvar lo salvable.

El reciente viaje de Donald Trump a Medio Oriente sirvió precisamente para dibujar los nuevos horizontes de los Estados Unidos de América y de sus aliados en la región. El nuevo presidente ha hundido sustancialmente de forma permanente la política exterior de Obama que desde las primavera árabes había apostado por los Hermanos Musulmanes (apoyados también por Doha), reforzando el eje Tel Aviv-Riad-Washington, sobre todo en clave anti-iraní y anti-chií. Así Qatar – acusado por Arabia Saudí de financiar desde el Estado Islámico de Al Baghdadi y Al Qaeda en Siria, hasta el “terrorismo” palestino y los rebeldes houthi en Yemen – se ha convertido en el chivo expiatorio perfecto para descargar cualquier responsabilidad, en particular por vía de la vocación comercial europea y después de las apertura del pequeño y multimillonario emirato a Rusia e Irán.

En el cambio de estrategia, la administración Trump ha decidido entonces que el jeque Al Thani tenía que ser el cordero que sacrificar en el altar de la realpolitik. No podía ser diferente del resto. Con Riad, el gobierno de Estados Unidos acaba de firmar un suministro de armas récord de ciento diez mil millones de dólares, mientras que Israel comparte desde hace años informaciones de cualquier tipo con la certeza de que la contraparte saudí nunca planteará la cuestión palestina.

Y el epílogo de una guerra por poderes perdida por los dos principales patrocinadores del yihadismo, Arabia Saudita y Qatar, amigos de Occidente, que después de haber financiado el terrorismo en Siria y otras partes del mundo; apoyado a las mismas facciones armadas en las mesas diplomáticas; así como propagado noticias falsas a través de sus canales informativos Al Jazeera y Al Arabiya, ahora se devoran entre sí. Sin embargo, la lucha armada y política contra el eje chií (Hezbolá, Siria, Irak e Irán) se hará sin los Hermanos Musulmanes y Qatar, y tal vez por primera vez en la historia veremos a Israel jugar de protagonista y no en la retaguardia como ha hecho en estos últimos seis años. Y Rusia se verá obligada a elegir de qué lado estar.

Engagez Vous, el blog de Sebastiano Caputo en ilgiornale.it

Publicado en Geopolítica, Terrorismo, Uncategorized | Deja un comentario

Israel llora la muerte de Noriega, estrecho colaborador del Mossad

https://i0.wp.com/cb24.tv/wp-content/uploads/2015/06/noriega.jpg

Israel llora la muerte de Noriega, estrecho colaborador del Mossad

http://spanish.almanar.com.lb/90796

El dictador panameño Manuel Noriega está muerto. El dictador y narcotraficante fue también un ex aliado de EEUU antes de la invasión de su país y su detención en 1989.

Pero la sorpresa es que Noriega echó una mano al Mossad israelí en docenas de operaciones y contribuyó a la seguridad de Israel.

Esto fue revelado por el diario israelí Yediot Aharonot el jueves, pocos días después de la muerte del ex presidente de Panamá a la edad de 83 años.

De acuerdo con las revelaciones de Yediot Aharonot, que fueron reproducidas por el diario libanés Al Akhbar, el dictador tenía una estrecha relación con el ex director de la Mossad, Mike Harari, y proporcionó a este servicio desde hace décadas una ayuda inconmensurable en sus operaciones en el extranjero.

La relación entre las dos partes comenzó durante el viaje de Harari, entonces jefe del departamento de misiones especiales del Mossad, a Panamá en 1968.

Su misión consistía en reforzar los vínculos entre las autoridades panameñas e israelíes.

En ese país, Harari se reunió con un alto oficial del Ejército de Panamá encargado de la seguridad del aeropuerto: Omar Torrijos. La reunión duró doce horas y así comenzó la historia de una estrecha amistad.

El 11 de octubre del mismo año, Torrijos llevó a cabo un golpe de estado militar y tomó las riendas del poder en Panamá, abriendo también las puerta del país a Israel.

Cuatro años antes de la muerte de Harari, éste dijo en una entrevista: “Torrijos no tocaba el dinero a cambio de prestarnos servicios. Yo puedo pagar miles de dólares a un agente, pero no pago ni un dólar a un jefe de Estado. En todo caso, Torrijos no tenía necesidad de nuestro dinero. Él tenía bastantes fondos para financiarnos. Sin embargo, no teníamos otra ayuda”.

El Mossad se aseguró en efecto de que Torrijos tuviera los mejores cuidados médicos para él y su mujer judía Rahil.

Durante ese tiempo, Manuel Noriega, jefe del servicio de Inteligencia de Torrijos tomó conocimiento de la cooperación con el Mossad israelí, dirigido por Harari. Poco tiempo después, Torrijos murió en “circunstancias desconocidas”.

Noriega le sucedió y prosiguió la misma política en beneficio de los israelíes.

“Vínculos de una gran importancia estratégica para Israel”

“La llegada de Noriega al poder permitió al Mossad llevar a cabo un número indeterminado de operaciones, gracias a la ayuda y las facilidades que Noriega le ofreció”, señaló Yediot Aharonot.

Las relaciones sólidas entre las dos partes continuaron después de la salida de Harari del Mossad en 1980. Éste continuó a pesar de todo reforzando sus vínculos con Noriega, que tenían una “gran importancia estratégica” para Israel.

Harari volvió a Panamá donde elaboró varios proyectos personales manteniendo sus vínculos con Noriega.

Sin embargo, en la década de 1980 las buenas relaciones del presidente de Panamá con EEUU comenzaron a deteriorarse.

George Bush padre tomó la decisión de invadir Panamá y tomar el control de su canal.

Según las informaciones, Harari presentó una propuesta de “mediación”, que estipulaba la salida de Noriega hacia otro país. Sin embargo, la iniciativa israelí no tuvo éxito y tuvo lugar la invasión estadounidense de Panamá en 1989. A continuación, Noriega y Harari se convirtieron en personas buscadas, acusadas de implicación en el tráfico de drogas y de armas así como de varios asesinatos.

El Yediot añade que EEUU capturó a Noriega, pero Harari huyó en un submarino israelí que vino a rescatarlo. El periódico israelí señala que él huyó gracias al apoyo de redes locales.

“Las acusaciones de EEUU lanzadas contra Harari por sus implicaciones con Noriega en los crímenes e infracciones afectaron negativamente a la vida del ex director del Mossad hasta su fin”, concluye el periódico israelí.

Source: Al Akhbar

Publicado en Obituario, Uncategorized | Deja un comentario

Los crímenes de la Casa Saud de Arabia

16170105337_e4ed5b5d1d_b

Los crímenes de la Casa Saud de Arabia

https://otralectura.com/2017/06/02/los-crimenes-de-la-casa-saud-de-arabia/

Arabia Saudí es un reino absolutista y feudal, una propiedad de la dinastía de los Saud que se unieron al clérigo Muhamad Ibn Abdul Wahab (fundador del Wahabismo) ya en el siglo XVIII.

Esta ideología radical dio a los saud la cobertura religiosa para hacerse, doscientos años más tarde, con el país y convertirse en los guardianes, por no decir secuestradores, de los lugares más sagrados del Islam (Meca y Medina). Pero los saud no solo secuestraron estos lugares, sino que secuestraron el Islam, transformándolo a través de doctrinas radicales que únicamente les beneficia a ellos. Antes del petroleo la única manera de expandir el Wahabismo y el Salafismo, era mediante la captación de peregrinos que iban al Hajj (peregrinación a la Meca, uno de los pilares más sagrados del Islam).

Después del descubrimiento del petroleo en Arabia y el aumento masivo del patrimonio de estas dinastías, no solo la saudí sino la de los emiratos del golfo pérsico, se embarcaron en un proceso de ingeniería religiosa para eliminar las diferentes tendencias del Islam suní e imponer la suya.

¿Cómo lo hicieron? mediante la financiación de mezquitas y madrasas en todo el mundo islámico, y no islámico, que se dedicarían a expandir el mensaje wahabista alrededor del mundo. Formaron a los futuros imames, sheij y muftis, en un lento proceso, para imponerse. La tecnología no les ha venido nada mal en su plan, ya que han usado la televisión y programas de internet para hacer llegar su mensaje a través de canales oficialistas y lo han logrado.

Hoy el mundo islámico, por los esfuerzos de los saud, es cada día más inseguro y está mutando hacia un radicalismo que afecta a todo el mundo, y que lleva años imponiéndose sin freno. El poder de los petrodólares saudíes ha permitido a estos abrirse paso en decenas de países e invertir en negocios que les generan pingües beneficios, pero también financiando mezquitas, bajo su control, en todo el mundo. Desde España hasta Inglaterra o Sudamérica.

Arabia en el panorama internacional

 

Los saudíes no solo han ido expandiendo su idea radical a través de la financiación de madrasas y mezquitas, sino mediante la injerencia en los asuntos internos de los estados islámicos del mundo. Desde su posición de guardianes de las ciudades sagradas, uno de los grandes anhelos de los saud es convertir a Arabia en el faro, la cabeza y la potencia regente en el Islam y para ello no duda en usar sus alianzas internacionales con Estados Unidos, su gran aliado, para imponer su agenda. En la guerra de Afganistán contra los soviéticos, los saud no dudaron en inmiscuirse y financiar a Osama Bin Laden, emparentado con la familia real, para derrocar a los comunistas afganos, para ello los Saudíes, con apoyo de Pakistán, financiaron Al Qaeda y les ayudaron a crecer.

En Chechenia, durante las guerras del cáucaso, (1994-1996) los chechenos que después de la disolución de la URSS luchaban por la independencia de Rusia sufrieron la injerencia saudita. En aquel conflicto los saudíes introdujeron a un personaje, que más tarde se convertiría en comandante de una brigada internacional de voluntarios (Muyahideen). Este era el comandante Ibn Al Jatab, se encargó de radicalizar las posiciones chechenas no en sentimientos nacionalistas sino en sentimientos de Yihad. Transformó la sociedad chechena de un mundo sufí a un mundo wahabista, convirtiendo al wahabismo a Samil Basayev, el antiguo candidato presidencial checheno. El wahabismo ha ido desapareciendo progresivamente de chechenia después de la reintegración en la federación rusa y bajo los gobiernos de Ahmed y su hijo Ramzam Kadyrov.

En la primavera Árabe, los saud ayudaron militarmente a la dinastía de Bahrein a reprimir a los chiítas bahreiníes, que representan el 75% de la población total del emirato frente a una minoría suní del 25%. Esta minoría suní, apoyada por Arabia Saudí y Estados Unidos, oprime a la gran mayoría chiíta, que no puede acceder a puestos militares ni políticos de relevancia, ya que existe un corte en la administración que impide la escalada social de esta mayoría religiosa para evitar que logre cotas de poder.

Durante la Guerra en Siria grupos terroristas como Al Nusra (pertenecientes a Al Qaeda) o el Estado Islámico (un nuevo grupo terrorista nacido de Al Qaeda) han disfrutado de ayudas y financiación saudí a fin de derrocar al presidente Bashar Al Asad, laico, moderno y chiíta. El objetivo de Arabia es derrocar al gobierno baathista y llevar al poder a grupos wahabistas (como ocurrió en el Afganistán de los talibán) con un fin doble: ganar influencia en la zona y convertirse en la potencia hegemónica en Oriente Medio y arrinconar a Irán. De ahí sus esfuerzos (coordinados con Turquía y los Emiratos del Golfo pérsico), aunque si bien los emiratos del golfo poseen la misma agenda, grosso modo, que Arabia, la cuestión Turca es, sin embargo más compleja.

La intervención saudí en Yemen, que se está demostrando como su Vietnam particular, está poniendo de relieve la lucha que tiene contra los chiítas. En Yemen existe una coalición liderada por Huthies (milicia chiíta Yemení) y miembros del ejército yemení contra Arabia Saudí, milicias yemenitas y Estado islámico, que ha conquistado zonas del país.

El objetivo consiste en evitar que los chiítas de Yemen tomen el poder cuando allí son un grupo mayoritario en este país desolado por las constantes injerencias militares extranjeras, por la presencia de Al Qaeda en su territorio y por los eventos posteriores a la primavera Árabe. Los saud pretenden evitar el establecimiento de un estado chiíta que inspire a los chiítas Saudíes (40% de la población) a alzarse, teniendo en cuenta que los chiítas saudíes viven en un estado de persecución y discriminación constante.

Podríamos concluir que en política internacional Arabia Saudí es un aliado peligroso que intenta imponer su agenda radical y wahabista, sirviéndose de la agenda de otras potencias (Inglaterra, Estados Unidos o Israel) a fin de convertirse en la potencia islámica hegemónica en Oriente Medio. Lo cual vendría muy bien a Occidente, ya que arrinconaría a Irán y, por ende, a Rusia de la zona geoestratégica y energética más importante del mundo. Para ello los Saud se sirven de su estratégica posición para lograr sus objetivos a través de grupos terroristas que han asolado países y que han destruido y desquiciado sociedades como la iraquí, sumida en la violencia sectaria desde 2003 tras la invasión de Estados Unidos.

No hay que olvidar que todos estos pecados son perdonados a Arabia en pos de su riqueza energética y poder dentro de la OPEP, su capacidad de suministro energético a Occidente y su capacidad de inversión económica. Esto les hace altamente solicitados por jefes de estado y de gobierno como inversores en sus países o intermediarios entre empresas nacionales y diversos tipos de negocios que van desde la construcción, empresas petroleras o inversiones etc.

Arabia Saudí en la política interna

Los saud consideran que Arabia es su propiedad. Hasta tal punto es así que el país lleva el nombre de su propia familia dinástica, es como si Reino Unido se llamara Reino Unido Windsor o España, fuese nombrada como España Borbón. Esto denota lo fina y borrosa, por no decir inexistente, frontera entre el patrimonio real y el patrimonio público. Arabia Saudí es un reino sin Derechos Humanos de ningún tipo. Un país gobernado con mano de hierro a través de las leyes religiosas islámicas de la rama wahabí (Sharía).

El país es un despropósito y puede que sea uno de los regímenes más brutales, discriminatorios e inhumanos del mundo.

Situación de la mujer

Arabia Saudí practica un apartheid de género en el cual se establece un sistema de discriminación y segregación desde el nacimiento hasta a muerte. De hecho la fuerza de trabajo de la mujer en Arabia Saudí representa el 5% del total, la más baja del mundo. Las mujeres saudíes estarán siempre por debajo del hombre, incluso en los aspectos jurídicos ya que su testimonio vale la mitad que el de un hombre en un proceso judicial, de hecho la equiparación judicial o social de la mujer en la esfera pública encuentra resistencias dentro de la familia real saudí, el gobierno, los ministerios y la sociedad. La segregación llega hasta tal nivel que existen zonas separadas para la mujer en las casas e incluso entradas separadas de los hombres.

El sistema por el que una mujer se rige es el de la tutela masculina, el varón quien rige el destino de la mujer. Por lo tanto es incapaz de decidir sobre cuestiones como su educación, salud, desarrollo empresarial, actividades laborales, viajar, realizar gestiones económicas o abrir cuentas bancarias, la compra de ciertos bienes o la realización de trámites ante organismos públicos o privados. Todo esto únicamente puede ser realizado con la compañía o bajo la autorización de su tutor que puede ser su padre, hermano, marido o hijo.

El apartheid de género llegó hasta tal punto que se prohibió a las mujeres el conducir, las que protestaron fueron sancionadas (con sus maridos) con la prohibición de viajar al extranjero durante un año, las que trabajaban fueron despedidas y se las nombró, junto con sus maridos, desde las mezquitas, una a una, a fin de humillarlas y acusarlas de destruir la sociedad musulmana.

La situación llega hasta tal punto que se estima que en Arabia existen unos 70.000 apátridas debido a que las madres no pueden tramitar solas la nacionalidad de sus hijos recién nacidos. Sin el apoyo de su tutor los hijos no pueden ser inscritos ni obtener su nacionalidad.

Discriminación étnica y religiosa

Arabia, bajo el gobierno de los saud, ha sufrido una degradación en todos los aspectos sociales que lo han convertido en lo opuesto de las naciones desarrolladas de Oriente Medio y el mundo. La discriminación ataca a varias minorías, empezando por la religiosa. En Arabia solo existen musulmanes, pero no todos los musulmanes son sunitas sino que el cuarenta por ciento de la población profesa el Islam chiíta.

Los chiítas han sido siempre perseguidos y discriminados por los wahabistas y, obviamente, los saud no iban a ser una excepción. En 2009 Human Rights Watch declaró que en Arabia “discriminación sistemática en religión, educación, justicia y empleo”. Los chiítas son apartados de trabajos críticos y no existen ni ministros, alcaldes, jefes de policía, oficiales del ejercito, profesores de religión, jueces o testigos en procesos judiciales o diplomáticos chiítas de nacionalidad saudí, ya que esos trabajos les están vedados.

Ali al-Ahmed, analista saudí especializado en temas políticos y relaciones internacionales de los países del golfo y ex Director del Instituto de Asuntos del Golfo ante el “Cónclave de Derechos Humanos del Congreso de EE.UU.” (“Tom Lantos Human Rights Commission”) declaró: “Arabia Saudita es un claro ejemplo de apartheid religioso. Las instituciones religiosas deesde los clérigos del gobierno a los jueces, a los planes de estudios religiosos, y todas las instrucciones religiosas en los medios de comunicación se limitan a la comprensión wahhabí del Islam, a la cual adhiere menos del 40% de la población. El gobierno saudí comunizó el Islam, monopolizando ambos pensamientos y prácticas religiosas. El Islam wahhabí es impuesto y aplicado a todos los saudíes, independientemente de sus orientaciones religiosas. La secta wahhabí no tolera otras creencias religiosas o ideológicas, musulmanes o no. Todos los símbolos religiosos de los musulmanes, cristianos, judíos y otros creyentes están prohibidos. La embajada saudí en Washington es un ejemplo vivo de apartheid religioso. En sus 50 años, no ha habido un solo diplomático musulmán no sunnitas en la embajada. La sede de la “Imam Mohamed Bin Saud University” en Fairfax (Virginia) instruye a sus alumnos que el Islam chiíta es una conspiración judía“.

– En el año 1988, Abd al-Aziz ibn Baz, el principal líder religioso del país mediante una Fatwa declaró: “Algunas personas dicen que los rechazantes (Rafidha, es decir, los chiítas) son musulmanes porque creen en Dios y su profeta, oran y ayunan. Pero yo digo que son herejes. Ellos son el enemigo más feroz de los musulmanes, que deben tener cuidado con sus complots. Deberían ser boicoteados y expulsados para que los musulmanes eviten su maldad

Hasta tal punto llega la discriminación en Arabia hacia los chiítas que no se les permite celebrar erl día de la Ashura, uno de los más importantes en el cual se conmemora el martirio del imam Huseyn, nieto de Muhammad. Las autoridades saudíes consideran cualquier protesta o manifestación chiíta como un agravio o ataque contra el régimen dictatorial y absolutista de Riad. Esta discriminación genera que cualquier chiíta, hombre o mujer, sea detenido o acusado por cuestiones triviales como vender ropa, dar clases de corán o rezar cerca de las tumbas de los familiares del profeta Muhamad. Esta persecución se hace extensiva a los hanafíes, barelvíes o ismaelitas saudíes, perseguidos todos ellos por las autoridades wahabistas.

El caso más brutal y reciente contra los chiítas se produjo en el mes de Enero de 2016 cuando el influyente Sheij chiíta de Arabia Saudí. Nimr Baqr Al Nimr fue ejecutado junto a 46 chiítas más por participar en las protestas de la primavera árabe saudí.

Estos hombres buscaban luchar contra la discriminación que sufrían en el país y por ello fueron acusados del delito de sedición de la provincia árabe de oriental y por espionaje a favor de Irán, cargos que aún no se han podido demostrar. Los saud ejecutaron la condena el día 2 de Enero ejecutando al clérigo Chiíta Árabe y abriendo una grave crisis internacional entre Irán y Arabia Saudí, amenazando con encender, aún más, la violencia sectaria en todo el Oriente Islámico

Política de libertad religiosa

Arabia Saudí no reconoce la libertad religiosa y todos los cargos políticos están vedados a los no musulmanes, ya que ni el gobierno ni la sociedad en general acepta que la religión y el estado estén separados por lo que las minorías de Arabia, como los judíos o cristianos, no pueden realizar sus celebraciones religiosas en público ni pueden realizar actos de proselitismo, esto es ilegal y está gravemente penado. En el caso de que un Saudí se declare ateo o cambie de religión o se pase al chiísmo le espera una dura condena que puede ir desde el castigo físico hasta la muerte por ateismo o apostasía.

También existe una unidad policial “anti brujería” que castiga con azotes, la prisión o hasta la muerte a personas acusadas de “brujería” o “hechicería”. En 2011, la “Unidad Anti-Brujería” procesó más de 586 casos por delitos de magia y en 2012 hubo 215 arrestos realizados este delito.

Ejecutados por hechicería en Arabia Saudí:

Mustafa Ibrahim, farmacéutico egipcio decapitado en Riad en 2007;

Muree bin Ali bin Issa al-Asiri, se hallaron talismanes en su poder y fue ejecutado en la región de Najran en Junio de 2012;

Amina bin Salem Nasser, ejecutada en diciembre de 2011 en Al Jawf;

Abdul Hamid Bin Hussain Bin Moustafa al-Fakki, un trabajador migrante sudanés ejecutado en un estacionamiento de autos en Medina el 20 de septiembre de 2011;

El poeta palestino Ashraf Fayad de 35 años será decapitado en Arabia por Apostasía, negar el Islam;

Mohammed bin Bakr al-Alawi, ciudadano saudí ejecutado en agosto de 2014 en Al Jawf.

Libertad política, de prensa y comunicación

En Arabia Saudí existe una fuerte censura y control sobre los medios de comunicación, vídeo o prensa, televisión, radio e internet a fin de evitar dar cobertura a opiniones opositoras al régimen. La censura sobre las opiniones ha llegado a abrir procesos judiciales que se han internacionalizado, como:

-Caso Fouad al-Farhan: encarcelado durante cuatro meses por criticar a figuras empresarias, religiosas y mediáticas;

-El novelista saudí y analista político Turki al-Hamad: fue detenido por orden del ministro del interior, el príncipe saudita Mohammed bin Nayef, por unos comentarios sobre religión y política en 2012, fue liberado;

-El caso Waleed Abu-al Khair: de 2015, destacado abogado de derechos humanos, fundador de “Monitor de Derechos Humanos en Arabia Saudita”, ganador del Premio Olof Palme del año 2012 por actos favor a los derechos humanos, fue sentenciado a 15 años de prisión por un tribunal penal especial en Riad por el cargo de “ofensas”;

-El caso Raif Badawi: el más famoso de todos. Este joven saudí regentaba un portal web en el que se discutía sobre cuestiones religiosas y políticas en el cual realizaba una lucha por los derechos humanos. El 1 de septiembre de 2014, Raif Badawi fue condenado en firme a la pena de 10 años de prisión, recibir 1.000 latigazos, prohibición de viajar durante 10 años, a la prohibición de utilizar medios informáticos y a una multa de un millón de riyales saudíes (lo que equivale a unos 266.600 dólares estadounidenses). Se le considera un preso de conciencia.
raif-badawi2-600x348-777x437

Trata de personas y explotación

Miles de personas de Centroasia, Sudeste Asiático y África acuden a Arabia Saudí para realizar labores de poca cualificación. Realizan labores como empleados domésticos y, en estos casos, los trabajadores se ven en condiciones de explotación esclavista. Muchas, además, tendrán que mantener relaciones sexuales con su “jefe” o “dueño”. Otras serán llevadas o secuestradas para ser explotadas sexualmente en Arabia Saudí.

La explotación sexual o laboral hacia otras personas hace que muchos hombres saudíes se casen con menores, muchas veces menores de 10 años, en el Sudeste asiático, Pakistán, Yemen, Mauritania o países de África a fin de llevarlas a Arabia Saudí. En ese país tendrá todos los derechos sobre su mujer, que es considerada una “cosa”.

El futuro que les espera es ser concubinas, esclavas sexuales o trabajadoras domésticas, aunque también pueden ser obligadas a ejercer la prostitución. Esto no únicamente se ha dado en países del tercer mundo, sino que mujeres de Estados Unidos o Europa han sido enamoradas por estos hombres, con los que se casaron, y fueron llevadas a Arabia Saudí bajo la creencia de vivir una vida con su esposo y, al llegar, se han encontrado cosificadas, sin derechos de ningún tipo y al servicio de un explotador sexual o laboral.

Los trabajadores migrantes tampoco tienen ningún tipo de legislación laboral a la que atenerse, por lo que se convierten en presa fácil para explotadores. Estas leyes no les protegen en caso de sufrir lesiones por sus actividades laborales. Si sufren accidentes no tendrán ningún tipo de protección o pensión por invalidez.

Como hemos visto Arabia Saudí dista mucho de ser un paraíso, más bien es un infierno brutal, dictatorial y hostil hacia cualquier tipo de disidencia o visión no rigorista del Islam y de su sociedad, claramente estamentada y segregada por cuestiones de sexo, religión y raza. Este es el gran aliado de Occidente, un país financiador del terrorismo internacional que se pretende erradicar, un país que viola constantemente todas y cada una de las normas de Derechos Humanos y que, paradójicamente, fue nombrada por la ONU como defensora de los Derechos Humanos en el pasado año 2015.

El poder y la indulgencia internacional hacia el régimen dictatorial y absolutista de Riad se debe a su posición de aliado estratégico y de primer generador de petroleo del mundo. (Foto: Wikimedia Commons)

Publicado en Terrorismo, Uncategorized | Deja un comentario

Terrorismo en Venezuela: todo parecido con Siria es pura casualidad

https://i0.wp.com/iarnoticias.com/2017/imagenes/terrorista_venezolano.jpg

Terrorismo en Venezuela: todo parecido con Siria es pura casualidad

http://iarnoticias.com/2017/contrainformacion/0002_terrorismo_en_venezuela_23mayo2014.html

De las MARCHAS opositoras a las ACCIONES ARMADAS en un contexto social de GUERRA CIVIL. La estrategia desestabilizadora en Venezuela ya se ha convertido en un PLAN TERRORISTA orientado a FRAGMENTAR el país y crear ZONAS DE OCUPACIÓN como en Siria.

Por Manuel Freytas (*)

manuelfreytas@iarnoticias.com

 

La hora del terrorismo

La estrategia DESESTABILIZADORA funciona en tres frentes: 1) Al mediodía organizan las MARCHAS con vanguardias de provocadores, 2) a la tarde establecen los BLOQUEOS violentos de rutas y accesos (llamados “plantones”, 3) y a la noche ejecutan ACCIONES TERRORISTAS con ataques a oficinas de gobierno y negocios.

Los observadores internacionales coinciden en que la oposición proyanqui sustituyó a la estrategia política (donde fue derrotada) por una agenda de desestabilización terrorista organizada operativamente para crear un estado de insurgencia armada contra el gobierno bolivariano.

Según la Guardia Nacional Bolivariana, en Venezuela en 51 días se han producido más de 1.600 marchas y acciones callejeras. Como saldo, 600 de esas acciones fueron ATAQUES VIOLENTOS con un saldo de 60 muertos.

Contabilizados tanto de las filas de la oposición, como del Gobierno. No obstante la prensa imperial internacional califica a los muertos como “víctimas de la represión de Maduro”.

Y convergen las metodologías de DESESTABILIZACIÓN: en las últimas horas en Caracas, Táchira, Zulia, Carabobo y Bolívar, se han multiplicado los ataques armados contra centros de abastecimiento y comercios.

Y la conclusión es obvia: Las acciones terroristas se orientan a agravar el problema central del desabastecimiento para crear un estado crisis humanitaria funcional a un plan de intervención extranjera manejado explícitamente por el Departamento de Estado USA.

Según el gobierno y la inteligencia militar venezolana, los grupos terroristas están integrados por mercenarios extranjeros que ingresan por la frontera con Colombia. Y son entrenados por fuerzas especiales del Comando Sur de EEUU.

La guerra civil

Según el analista Thierry Meyssan, después de Libia y Siria, ahora le toca el turno a Venezuela: “La situación ya está lista, cuando EEUU lo desee va a comenzar la guerra”, advierte en la cadena RT.

Según Meyssan, EEUU está intentando sembrar el caos en el país para generar un estado de guerra civil. “Cuando estudiamos lo que pasó en Ucrania, en Siria o en Libia, es exactamente la misma metodología; siempre comienza exactamente igual: se acusa al gobierno de cometer crímenes horribles (…) luego envían al país unas fuerzas especiales, unos francotiradores, que se colocan en los techos durante una manifestación, con el objetivo de disparar tanto contra los manifestantes como contra la policía (…). Eso crea una confusión enorme, y cada bando está convencido de que fue el otro el que le disparó, y ese es el comienzo de un enfrentamiento interno”, señala.

La visión de Meyssan, es coincidente con la del gobierno ruso  y sus analistas militares que observan un salto notable de las protestas violentas a las acciones armadas  como sucedió en Siria.

Los grupos operativos armados se complementan coordinadamente  con los agitadores callejeros infiltrados en las protestas.  

Moscú ya le advirtió expresamente a EEUU que va a rechazar en la ONU cualquier tipo INTERVENCIÓN EXTRANJERA en Venezuela. Cuyo punto de confluencia es la  frontera con Colombia.

Siria en Venezuela

Igual que en Siria, quieren FRAGMENTAR Venezuela en  ZONAS LIBERADAS, y en zonas GOBERNADAS POR “LA DICTADURA”.
Las metodologías OPERATIVAS son calcadas. Igual que en Siria en 2011, desarrollaron una primera fase con las PROTESTAS CALLEJERAS masivas.

En una segunda fase aparecieron los GRUPOS VIOLENTOS (infiltrados) atacando oficinas públicas y negocios.
Y en una tercera fase (repitiendo el mismo esquema que en Siria), en Venezuela ya están actuando GRUPOS ARMADOS de Guerra Asimétrica urbana.

El ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, precisó que “los actos terroristas y vandálicos han pasado a un nivel de INSURGENCIA ARMADA”.

Y el objetivo central -según la inteligencia oficial- ya no es lla generación del CAOS CALLEJERO, sino la LUCHA ARMADA con objetivos de OCUPACIÓN TERRITORIAL. Se trata, según los trascendidos militares, de un plan de INVASIÓN ENCUBIERTA embrionario orientado a la OCUPACIÓN MILITAR de áreas urbanas y pueblos.

Coincidiendo con Thierry Meyssan, en Siria, esta tercera fase se desarrolló con la INVASIÓN TERRORISTA de grupos mercenarios entrenados por la CIA, el Mossad y el Pentágono en Egipto, Turquía y Arabia Saudí.

El objetivo estratégico era sustituir la OCUPACIÓN MILITAR convencional por la OCUPACIÓN TERRORISTA. Según la inteligencia bolivariana, en Venezuela buscan el mismo objetivo: Sustituir al GOLPE MILITAR o a la INTERVENCIÓN MILITAR directa, por un proceso sectorizado de ocupación ENCUBIERTA.


(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias
<div=”center”>    

Publicado en Imperialismo, Terrorismo, Venezuela | Deja un comentario