El “Cerebro Mundial” y el gran fraude de la Wikipedia

https://i0.wp.com/gutenberg.net.au/ebooks13/1303731h-images/WorldBrain-01.jpg

Nota de TM: El siguiente texto es un capítulo del extenso dossier “Infiltrados 2.0: El verdadero origen del 15M y el complot de Podemos” (del blog La Verdad Oculta) cuya lectura recomendamos.

– 4.2. Ingeniería social a escala global: El “Cerebro Mundial” y el gran fraude de la Wikipedia

El concepto de “World Brain” (“Cerebro Mundial”) tiene su origen en un recopilatorio de escritos y discursos ofrecidos por H.G. Wells entre 1936 y 1938 acerca de la idea de construir una Enciclopedia Mundial permanentemente actualizada que recoja y resuma todo el conocimiento humano y sirva de base para la educación y el aprendizaje de cualquier ciudadano del mundo.

En un mundo donde, según Wells, la reducción de las distancias y la producción a gran escala han hecho del patriotismo, los Estados-Nación, los grandes propietarios y la tradición una amenaza para la especie humana, se hace indispensable borrar fronteras y unificar de forma progresiva y bien planeada a toda la Tierra bajo la dirección de un Gobierno Mundial dirigido por una casta de tecnócratas.

El “Nuevo Enciclopedismo” (el viejo fue el de Diderot) es esencial si se quiere construir la comunidad global tan deseada por la élite financiera y por las universidades que desean liderar la nueva etapa tecnocrática del futuro.

El “Cerebro Mundial” hace referencia a una red de centros distribuida por todo el mundo que debería actualizar constantemente el conocimiento humano recogido y concentrado en una gran Enciclopedia Universal (una especie de Wikipedia en versión oficial). Esta Enciclopedia, cuya lengua sería el inglés, debe basarse en la evidencia y resolver de forma científica todo tipo de discusiones tales como “creacionismo vs. evolucionismo”. Todas las escuelas y universidades del planeta enseñarían a sus alumnos a partir de la Enciclopedia, que también sería el punto de partida para investigadores y científicos de cada rincón del globo. De esta manera personas altamente capacitadas de distintos lugares, representativas de todo el pensamiento y conocimiento humano, que por entonces se hallaban dispersas e incoordinadas podrían trabajar juntas de forma efectiva en el desarrollo de la sociedad y aprovechar al máximo su potencial, ahora desperdiciado.

De hecho, Wells insisitió en la idea de que semejante Enciclopedia debía ser universal, permanenente y de disponibilidad casi instantánea, proponiendo para ello el microfilm como soporte

“Parece posible que en un futuro cercano tengamos bibliotecas microscópicas en las que se podrá guardar una fotografía de cada libro y documento importante del mundo, que estaría disponible para que la consulten los estudiantes. (…) Los proyectores baratos no ofrecen dificultades. La importancia que esto tiene para la forma material de una Enciclopedia Mundial es obvia. (…) Está cerca la hora en que cualquier estudiante, en cualquier parte del mundo, podrá sentarse con su proyector en su propio estudio para examinar a voluntad cualquier libro, cualquier documento, en una reproducción exacta.

Sin embargo, sólo que cambiemos la palabra “proyector” por “ordenador”, entonces la visión de Wells resulta sorprendentemente precisa. Sobre todo si echamos un vistazo a otro fragmento en el que parece estar hablando de Internet

“Esta organización enciclopédica no tendría por qué estar concentrada en un solo lugar; podría tener la forma de una red. Estaría centralizada mentalmente, pero tal vez no físicamente. (…) Sus archivos y sus salas de conferencias serían el núcleo de su existencia, la Enciclopedia imprescindible. Representaría el principio material de un auténtico Cerebro Mundial.

Se extraería una serie de libros de texto y enciclopedias de consulta más pequeñas y diccionarios enciclopédicos para uso individual y casual. Ésta es, en términos sencillos, la esencia de lo que les propongo. Una organización de dos caras: por un lado, un compendio y una conferencia perpetuos, y por otro un sistema de publicación y distribución. Sería una cámara de compensación para universidades y centros de investigación; desempeñaría la función de una corteza cerebral para estos ganglios imprescindibles. Por una parte, esta organización estaría en contacto directo con todo el pensamiento original y la investigación del mundo; por otra, extendería sus tentáculos informativos hasta todos los individuos inteligentes de la comunidad: la nueva comunidad mundial.

Se crearía así una conciencia global, una visión del mundo homogénea a lo largo de toda la población mundial, una especie de “inteligencia colectiva global” capaz de pensar todos a una. Visto ingenuamente como una ventana abierta al progreso de la humanidad por muchos, en realidad se trataría del súmmum de la globalización (siempre disfrazada de paz y amor); la monopolización del saber, la unificación mental.

Ni qué decir tiene que iniciativas como Open Access, promovidas por el Open Society de George Soros y con la que colaboran diversas universidades de todo el mundo, responden a semejante fin: utilizar la ciencia como herramienta de ingeniería social a escala global con el objetivo de acondicionar las mentes de la población mundial hacia fines exclusivamente políticos.

Quizá ustedes han visto el documental “Google y el Cerebro Mundial” en el que se expone la tesis de que el gigante de internet trató de recrear esta utopía a través de su proyecto de “Google Books“, un maquiavélico plan que fue abortado gracias al “héroe” del documental, Robert Darnton, conocido como “el erudito que venció a Google”… Pues bien, este tal Darnton es un “demócrata liberal” que está directamente involucrado en la iniciativa Open Access impulsada por el Open Society Institute de George Soros:

Esto significa que Darnton no detuvo el proyecto de Google para impedir que éste acabase culminando en el “Cerebro Mundial”, sino más bien al contrario, lo que temía era que Google se anticipase a su propio proyecto de “Enciclopedia Universal”.

Antes les hemos hablado de la Wikipedia como posible gérmen de esa “Enciclopedia Universal Permanente” sugerida por H. G. Wells. Pues en efecto, el proyecto de Wikipedia está siendo financiado por Soros y otros filántropos globalistas. Y es que a pesar de que Jimmy Wales, la figura pública de Wikipedia, intenta dar al mundo la impresión de que su sitio web es una entidad independiente, la realidad es que la Fundación Wikimedia (The Wikimedia Foundation) de la cual uno de sus proyectos es la Wikipedia, depende directamente de las donaciones de instituciones como el Open Society Institute, la Fundación Ford o más recientemente, la Omidyar Network:

También en 2009 la fundación filantrópica del creador de EBay, la Omidyar Network, anunció una subvención de 2 millones de dólares a Wikimedia Foundation prevista para al menos los dos años siguientes. La noticia también informa de que “La Fundación Wikimedia también ha nombrado Matt Halprin, un socio de la Omidyar Network, a su Mesa Directiva.”

Quizá todo ello ayude a explicar por qué, a pesar de que se dice que esta “Enciclopedia Universal” está hecha “por todos y por nadie”, la realidad es que ningún artículo de la Wikipedia sobre la Primavera Árabe, el 15M o el Euromaidán mencione que tale “revoluciones” fueron orquestadas por oenegés ligadas al Imperialismo de Estados Unidos y a diversas instituciones globalistas. Por ejemplo, el Informe Anual de la Wikimedia de la temporada 2010- 2011 reporta con orgullo:

“En enero de 2001, pocas personas podían imaginar la extraordinaria influencia que tendría lo que en aquel momento era sólo un pequeño proyecto impulsado por una gran idea.

Pero diez años más tarde, nos encontramos en el centro de un mundo de conocimiento libre, construido en torno a nuestro proyecto emblemático, la Wikipedia, que se ha convertido en el más importante depósito de conocimiento de creación colectiva de la Historia.

En la actualidad, voluntarios de Wikimedia de todo el mundo trabajan en más de 280 idiomas para documentar la historia de sus comunidades y culturas, el pasado y el presente. Por ejemplo, durante el 2011, cientos de voluntarios han hecho aportaciones a los artículos sobre las revueltas de la Primavera Árabe, captando una de las historias más importantes de nuestro tiempo a medida que se desarrollaba.

(…)A lo largo del año pasado, más de 500.000 personas hicieron donaciones a la Fundación Wikimedia, que representaron unos ingresos de más de 23 millones de dólares. Gracias por vuestra increíble generosidad y del desbordante apoyo y cariño que habéis mostrado a la Wikipedia y a sus proyectos hermanos, que han permitido el trabajo de casi 100.000 redactores activos. Tenemos con vosotros una enorme deuda de gratitud.”

Si nos acercamos a la sección “donantes” de ese informe, descubrimos que durante 2011 la Wikimedia ha recibido fuerte financiación de instituciones como la Fundación Ford, The William and Flora Hewlett Foundation o la Omidyar Network:

Sobra decir que muchas de estas fundaciones que donan ingentes fondos a la Wikimedia son las mismas que patrocinan la supuesta “red de blogueros independientes” de Global Voices.

Es significativo, por ello mismo, que Melissa Hagemann, principal administradora de programa del Open Society Institute de George Soros, se siente actualmente en el consejo asesor de la Fundación Wikimedia, a cuyo cargo está la Wikipedia. Del mismo modo, Ethan Zuckerman (ya lo conocen, el mismo del MIT Medialab y Global Voices), es también miembro del consejo asesor de la Wikimedia desde su formación en enero de 2007, al mismo tiempo que mantiene su puesto en el Programa de Información del Open Society Institute. También Rebecca McKinnon, cofundadora de Global Voices junto a Zuckerman, forma parte del Consejo Consultivo de la Wikimedia.

Se consigue crear así, por un lado, el mito de la Wikipedia como “Enciclopedia Democrática” en la que cualquier persona puede contribuir en su redacción; mientras por el otro, se consigue consolidar la narrativa Imperialista en asuntos “sensibles” como la Primavera Árabe a través de una censura sutil a simple vista, pero que en la práctica da como resultado una “Única Versión de la Historia” que está siendo y será consultada por millones de escolares y universitarios de todo el mundo. Una versión sin duda falseada de lo hechos, pero que será el fundamento que se encargue de modelar la Memoria Histórica Colectiva -la conciencia- de la venidera comunidad mundial de los próximos decenios.

Con ello queda demostrado que Soros, Omidyar y compañía jamás dan puntada sin hilo, y que detrás de sus donaciones en pos de sus “sociedades abiertas” se hallan siempre intereses encaminados a establecer en un futuro no tan lejano un gobierno global.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Globalismo, Manipulación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El “Cerebro Mundial” y el gran fraude de la Wikipedia

  1. Pingback: Engenharia social: o “Cérebro Mundial” e a grande fraude da Wikipédia. | Dinâmica Global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s