La postura de Rusia ante el separatismo catalán: Todo proceso debe basarse en las normas constitucionales españolas

La postura de Rusia ante una nueva campaña de intoxicación por la situación en Cataluña: Todo proceso debe basarse en las normas constitucionales españolas

EL ESPÍA DIGITAL

La Embajada y el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia han tenido que salir al paso de la nueva campaña de desinformación puesta en marcha por la prensa globalista para acusar a Rusia de un supuesto apoyo a los independentistas catalanes.

La nota publicada en un medio oficial de la embajada de Rusia es muy clarita:

“¡Amigos españoles! Respecto a las insinuaciones sobre la presunta trama rusa en Cataluña publicadas en El País repetimos la posición oficial de Rusia: todos los procesos internos de España deben basarse en las normas constitucionales españolas y la legislación de este país”.

Por otro lado, la celebración del referéndum sobre independencia de Cataluña convocado por las autoridades de esta comunidad autónoma es un asunto interno de España en el que Rusia no se va a entrometer, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. “Es un asunto interno de España, no vemos posible interferir en eso de alguna manera”, dijo Peskov.

Cataluña vive en un creciente clima de tensión política después de que a principios de septiembre el Ejecutivo autonómico firmara el decreto de convocatoria del referéndum soberanista para el 1 de octubre, normativa que fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

Como es público, después de que la Guardia Civil realizara el 20 de septiembre más de 40 registros, detuviera a 14 altos cargos catalanes que ya fueron puestos en libertad, algunos con cargos, e incautara casi diez millones de papeletas electorales, las principales entidades independentistas de la sociedad civil llamaron a la puesta en marcha de una “movilización permanente” en defensa de un referéndum suspendido por los Tribunales de Justicia.

La prensa española pone en marcha el aparato de intoxicación: acusa a Putin de estar detrás de proceso soberanista catalán

El presidente ruso busca dividir a España como parte de su estrategia para debilitar a la Unión Europea. Es lo que sostiene el periódico español El Confidencial.

Según el medio, Vladímir Putin “lleva años intentando meter el pie en la puerta del proceso independentista catalán”.

Actualmente, lo está haciendo a través del fundador de WikiLeaks, Julián Assange, quien, “desde el día 9 de septiembre, ha publicado una decena de tuits dando apoyo al independentismo en Cataluña”, escribe el periódico, al agregar que se trata de “un apoyo nada despreciable, ya que la cuenta de Assange tiene más de 368.000 seguidores”.

“Por su relevancia, es como un medio de comunicación en sí mismo y, además, de gran repercusión internacional”, subraya El Confidencial.

¿Pero qué vinculación hay entre Julián Assange y Vladímir Putin?

Según explica el diario, Assange se reunió en una ocasión con el congresista republicano norteamericano Dana Rohrabacher, quien, por su parte, “conoció personalmente a Putin” en los años noventa y, además, es “un firme defensor público de los intereses de Rusia”. Asimismo, se subraya que “el pasado mes de abril” Rohrabacher se entrevistó con el presidente catalán, Carles Puigdemont.

Los autores del artículo parecen darse cuenta de lo insustanciales que son sus argumentos y, de hecho, reconocen que “no hay pruebas de que el apoyo de Assange a la causa independentista catalana esté impulsado por Rusia”.

No obstante, afirman que el fundador de WikiLeaks “solo ha apoyado causas prorrusas en el último año: ya sea a Trump en EEUU, a Marine Le Pen en las últimas presidenciales francesas o los intereses de Putin en la crisis Siria”.

Es decir, “todos proyectos antieuropeos que coinciden con los intereses rusos contra la Unión Europea”, indica el diario, cuyo artículo termina con la afirmación de que Rusia “supone una interferencia molesta”.

Cabe señalar que la nota se convirtió en objeto de burlas por parte de los propios lectores de El Confidencial.

“¿Es un artículo en serio? ¿Un adulto ha escrito y publicado esto para otras personas adultas? El ser humano es maravilloso”, escribió uno de los internautas.

“El primo de un amigo de la novia de un vecino de Putin ha sido visto en el mismo supermecado que un amigo de la infancia del chofer de Puigdemont. Gran noticia”, sostiene otro comentarista.

Y uno de los seguidores del periódico no dudó en calificar el artículo como “paranoias tipo Hillary”.

Estos criterios son compartidos por el analista político español David Romero Díaz. En declaraciones a Radio Sputnik, el también jurista se mostró convencido de que el artículo de El Confidencial “forma parte de la continuada ola de despropósitos y de fake news que intentan relacionar a Rusia y en especial a Vladímir Putin con todos los males de la Tierra”.

José Luis Orella, doctor en Derecho e Historia, también opina que se trata de un intento más de “desprestigiar a nivel internacional a Rusia”, país que, según él, “tiene ahora muchísimas  simpatías” entre los españoles.

“Es un modo de eliminar apoyos o simpatías hacia Rusia en un momento en que su presidente tiene una envidiable admiración internacional”, indicó nuestro interlocutor.

Por su parte, David Romero Díaz subrayó que Rusia no tiene nada que ver con “el secesionismo español” y afirmó que “los apoyos que han tenido los secesionistas catalanes siempre han sido de lo que se suele llamar el bloque occidental”.

En este contexto, el analista mencionó a Israel y a países bálticos. En particular, recordó que el ex primer ministro de Letonia Valdis Dombrovskis, quien es actualmente vicepresidente de la Comisión Europea, hizo unas declaraciones “a favor del reconocimiento de una Cataluña independiente”. Asimismo, apuntó que, según un informe policial, en 2013 Dombrovskis recibió un soborno de 6 millones de euros de la familia Pujol por manifestarse favorable al independentismo catalán.

Asimismo, David Romero Díaz afirmó que hay pruebas de la implicación del multimillonario estadounidense George Soros en el proceso soberanista en Cataluña.

José Luis Orella tampoco descarta que “nacionalismos secesionistas puedan ser utilizados por EEUU”.

“Con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el eje dominante es ahora Alemania y Francia. Y España cobra ahora una mayor importancia dentro de los elementos decisorios de Europa. Y una España debilitada, desde luego, tendría ya menos peso en este sentido”, manifestó el profesor.

AUDIO

Una respuesta de RT: Sobre los ‘bots’ de ‘El País’, el referéndum de Cataluña y la “máquina de injerencias rusa”

Ha vuelto a suceder. Un medio de comunicación español, en este caso El País’, ha acusado a Rusia de injerencias en el autodenominado ‘procés català’ y señala a RT en español como una de las principales herramientas de las que se sirve el Kremlin “para debilitar a Estados Unidos y la Unión Europea”. El reportaje, que a simple vista puede parecer una investigación en profundidad, utiliza datos completamente descontextualizados para sustentar sus argumentos y recurre, también, a los robots que en Twitter difunden propaganda. Pero, ¿cuántos ‘bots’ tiene la cuenta de ‘El País’, según las propias herramientas que ellos usan para verificar estos temas?

Asegura el artículo que RT en español, al que define como un “medio financiado por el gobierno ruso que funciona como órgano de propaganda a favor del Kremlin”, está “empleando su portal en español” para “difundir noticias sobre la crisis catalana con un sesgo contrario a la legalidad constitucional”. Si bien no merece la pena entrar en una batalla entre medios sobre algunas que otras malas prácticas, sí debemos comentar esa parte en la que se acusa a este canal de saltarse la legalidad de la Constitución española, entre otros temas.

La legalidad constitucional

Antes de nada, cabe destacar que el artículo ha sido firmado por David Alandete, nada más y nada menos que el subdirector del diario, que en su imagen de portada de Twitter tiene el siguiente texto: “El País, con la Constitución”. Por supuesto, entendemos las preocupaciones que la crisis de Cataluña puede generar en los medios locales, pero no tanto que se recurra a ciertos argumentos para defender posturas editoriales a toda costa. Medios internacionales occidentales, como la BBC o Euronews, tampoco se han referido al referéndum como “ilegal”,  más allá de para especificar que el Estado central lo considera como tal. Sin embargo, este periódico español tiende a utilizar sistemáticamente “referéndum ilegal” en todas sus publicaciones sobre este tema.

Y es que si nos atenemos precisamente a esa legalidad constitucional, este referéndum, al menos por el momento, no es “ilegal”, sino que está suspendido cautelarmente por el Tribunal Constitucional después de aceptar a trámite cuatro recursos presentados por el Gobierno español. Será este mismo organismo quien decida en el futuro la ilegalidad o no de la consulta, aunque con los acontecimientos que se están sucediendo y los precedentes del 9N, todo indica que así será.

Comenta también ‘El País’, en su deseo de utilizar a RT en español como principal argumento para justificar su objetivo, que desde el pasado 28 de agosto este canal ha publicado 42 noticias sobre Cataluña. Y esto, al parecer, es un escándalo. Pocas nos parecen si tenemos en cuenta lo que está sucediendo en España, y eso sin comentar que este es un medio de comunicación en español que, obviamente, centra su atención en la actualidad de los países que hablan este idioma. Pero, ¿qué es lo que han hecho otros medios internacionales? Durante ese mismo periodo de tiempo, por ejemplo, Euronews, también en su versión en español, ha publicado más de 65 noticias. Una cifra bastante más elevada que la de RT en español.

El titular de la discordia

Continúa este medio explicando que algunas de esas noticias se publicaron con “titulares incorrectos”, y señala uno en concreto:”La UE respetará la independencia de Cataluña, pero tendrá que pasar un proceso de adhesión”. Bien, para no faltar a la verdad a los lectores, ya que nos hemos puesto tan quisquillosos, el titular exacto fue: “La UE ‘respetará’ la independencia de Cataluña, pero tendrá que pasar ‘un proceso de adhesión'”. Es decir, hay dos partes entrecomilladas dentro de ese titular que la publicación obvia por completo al reproducirlo. Suponemos, también, que lo que más ha irritado a ‘El País’ de este titular es decir ‘UE’ en lugar de hacer referencia al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o directamente a esta institución.

De este tema podríamos hablar mucho, e incluso podríamos entender que David Alandete lo haya visto como una exageración, pero estaría bien recordar que la Comisión Europea es el Ejecutivo de la UE, y eso sin contar, por supuesto, su poder legislativo. Coincidiremos, probablemente, en que no fue el mejor día de Juncker, y que la traducción de Euronews, canal en el que intervino el presidente de la Comisión, sembró muchas dudas. De hecho, la propia institución europea tuvo que matizar sus declaraciones poco después.

Pero, ¿cómo tituló Euronews, la cadena anfitriona, esa noticia?: “Juncker respetaría el resultado del referéndum de independencia catalán”. Que conste que aquí la intención no es criticar a otro canal internacional, sino ver cómo otros han tratado el mismo tema por el que se acusa a RT en español de injerencia en los asuntos de terceros países. No sabemos qué opina ‘El País’ sobre este titular, pero obviar la parte que especifica que Cataluña tendría que pasar “un proceso de adhesión” insinúa, de alguna manera, que si abandona España, seguirá perteneciendo a la UE. Este canal, eso no lo ha obviado.

Pantallazo de la noticia publicada por Euronews sobre las declaraciones de Juncker

El Brexit y el ascenso de la extrema derecha en Europa

Dentro de esa nota, de hecho, RT es de los pocos medios que hace referencia desde el primer momento a la complejidad del proceso para entrar a formar parte del club de los 28, ya que la adhesión de cualquier nuevo país a la UE exige, entre otros, la unanimidad de todos los Estados miembros. Por tanto, Cataluña tendría muy difícil conseguir su adhesión a la UE, y ya no solo por España, sino porque los nacionalismos están resurgiendo en Europa y ningún país querría abrir la veda a procesos independentistas latentes en sus propios territorios.

Y, definitivamente, no: RT en español no tiene la culpa del auge de los nacionalismos, como tampoco es responsable del ascenso de la extrema derecha en Europa o del Brexit, tal y como insinúa ‘El País’. Culpamos a otro de las consecuencias sin analizar a qué se deben las causas. Eso es lo fácil, porque, en caso contrario, nos veríamos obligados a cuestionar el sistema. Ni RT en español ni Rusia han gestionado la crisis económica mediante rescates de países, recortes o medidas de austeridad, con lo que todo ello ha significado para los ciudadanos europeos. Si hay que buscar un culpable, igual sería interesante mejorar las deficiencias del sistema interno en lugar de señalar a enemigos que están fuera, con una capacidad mucho más limitada para influir en las dinámicas de un país o de toda la Unión Europea, nada menos.

Por todo ello, utilizar este ‘titular incorrecto’ como si fuese el argumento principal de una supuesta investigación que, en general, no tiene ni pies ni cabeza, es solo un ejercicio más de irresponsabilidad que lo único que hace es contribuir, una vez más, a la fractura social. Esa que en España tardará varias generaciones en superarse gracias a los que justifican tanto la defensa de la Constitución como la independencia de Cataluña por encima de absolutamente todo.

Los ‘bots’ de ‘El País’

Del resto del reportaje, solo queda el fuerte posicionamiento que ha tomado el activista y fundador de Wikileaks, Julian Assange, a favor de la celebración del referéndum de autodeterminación en Cataluña. Comenta ‘El País’ que RT en español se hace eco de sus publicaciones constantemente y que, además, Assange tiene una especie de “ejército de robots” retuiteando continuamente sus mensajes en la red social de los 140 caracteres. “Un análisis pormenorizado de una muestra de 5.000 seguidores de Assange en Twitter, facilitada por TwitterAudit, revela que un 59% de estos son perfiles falsos“, reza el texto.

La Muestra de 5.000 seguidores de Assange, de la que se hace eco ‘El País’ revela que el 59% tiene perfiles falsos

El caso es que aplicando ese mismo “análisis pormenorizado” en TwitterAudit descubrimos que, efectivamente, solo el 41% de los seguidores de Assange se corresponden con perfiles verdaderos (es decir, que el 59% son falsos). Pero el tema de los ‘bots’ es algo que afecta a partidos políticos, medios de comunicación y casi cualquier persona con un número significativo de seguidores. ‘El País’, de hecho, debería saberlo. Así, si comprobamos qué datos nos da esta misma herramienta con los seguidores de este medio y también con los de RT en español, los datos no parecen dejar lugar a dudas: introduciendo el_pais nos encontramos con que este medio tiene un 56% de perfiles verdaderos entre sus seguidores (frente a un 44% falsos), mientras que introduciendo ActualidadRT, el medio “al servicio del Kremlin”, el 81% de nuestros seguidores son verdaderos (y un 19% falsos).

Utilizando la misma técnica de medición de ‘El País’ el 44% de sus seguidores tendría perfiles falsos

Utilizando la misma técnica de medición de ‘El País’ el 19% de los seguidores de RT tendrían perfiles falsos

Y es que para analizar en qué está basado el artículo, solo tenemos que ir al inicio del texto: “La maquinaria de difusión de noticias falsas que Rusia ha empleado para debilitar a Estados Unidos y la Unión Europea se ha puesto a funcionar a pleno rendimiento en Cataluña, según un pormenorizado análisis de webs prorrusas y perfiles de redes sociales efectuado por este diario con herramientas de analítica digital!, comienza explicando ‘El País’.

Captura de pantalla de ‘El País’ con el inicio de la información que publicó el viernes por la noche

Pero, ¡qué curioso! A estas horas ha desaparecido el término “avanzadas” que acompañaba, hasta esta mañana, a “herramientas de analítica digital”. Es decir, que para trabajar en esta publicación, el diario ha utilizado las mismas herramientas que tiene a su disposición cualquier otro medio digital, tal y como hemos hecho nosotros. Pero comenzar ese reportaje con “avanzadas herramientas de analítica digital” era muchísimo mejor, porque le confiere un tipo de credibilidad que no tiene. ¿Lo habrán cambiado tras ver los mensajes de los usuarios en Twitter?

La conclusión sobre la ‘amenaza rusa’

Más allá de cualquier otra consideración, estaría bien reflexionar sobre hasta qué punto señalar hacia otro lado, hacia un enemigo exterior imaginario, ayuda a ocultar las propias miserias de uno mismo. En el Reino Unido, Cameron cometió un gravísimo error estratégico, alentando los más bajos instintos de sus propios votantes con la promesa de un referéndum sobre la pertenencia a la Unión Europea. El Frente Nacional en Francia ha llevado ya en dos ocasiones en los últimos 15 años a su candidato hasta la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales. Y antes de Donald Trump, el Tea Party radicalizó a la derecha estadounidense hasta extremos cuyas consecuencias vivimos hoy en día. Eso por no hablar de todo lo que ha ocurrido en España con respecto a Cataluña durante los últimos años y de la actuación de los políticos españoles y catalanes al respecto.

Pero periódicos como ‘El País’ se empeñan en responsabilizar de estos procesos largos y complejísimos a la “propaganda rusa” y a otros medios con una audiencia incomparable a las de los propios medios occidentales. Rusia, cuya influencia se ridiculizaba hasta hace bien poco haciendo referencia a su exiguo PIB (equivalente al de Italia, siendo un país mucho más grande), vuelve a ser hoy, como lo fue durante la Guerra Fría, el culpable de todos los males de un Occidente sin aparentes respuestas ante esta “terrible” amenaza. De un Occidente que ha visto como su clase política y sus medios de comunicación, paso a paso, día a día, han ido perdiendo la credibilidad del ciudadano por sus propios errores cometidos de forma sistemática, grosera y, como vemos hoy mismo, intencionada. Unos medios que parecen considerar absolutamente estúpida a su propia audiencia: tan estúpida como para dejarse influir por ‘las burdas mentiras del Kremlin’… y por las que ellos mismos cuentan, de forma sonrojante, en artículos como el publicado hoy por ‘El País’. Visto esto, cabría preguntarse si no son esa clase política y esos medios los que se están empeñando en “debilitar EE. UU. y Europa”, como dice el artículo del periódico español con respecto a la “máquina de injerencias rusa”. Pero, ¿realmente funciona echarle la culpa a los rusos de cualquier carencia democrática? Eso ya, que lo juzgue cada uno por sí mismo.

Análisis: Los errores de RT

Tras algunos reportajes publicados en algunos medios españoles sobre una presunta y delírate relación de Rusia con el separatismo catalán, es evidente que los medios de propaganda globalista han puesto en marcha su aparato de intoxicación buscando dos objetivos: por un lado, ocultar la implicación de Israel, el Reino Unido, el entramado de Soros y algunas fundaciones norteamericanas en el apoyo a los separatistas catalanes; por otro lado, aprovechar para lanzar un nuevo ataque contra la Rusia de Putin. Esto ya es evidente para todo aquél que tiene un mínimo sentido crítico, y lo expuesto en este artículo es buena muestra de ello.

Hay que agradecer a la TV rusa RT que haya salido al paso de un reportaje de intoxicación publicado por el diario El País… pero no basta. Lamentablemente, hay que decir que hay que ser muy cuidadoso para no dar armas al enemigo y que con esas armas puedan llevar a cabo estos montajes. Y en eso, hay que criticar lealmente a RT, porque la cobertura que realiza sobre la situación en Cataluña deja mucho que desear y está provocando un daño muy grave a la imagen de Rusia ante los españoles, que pueden confundir una torpe manera de informar con la posición de un gobierno y un presidente, Putin, que tiene una imagen de estadista de primer orden, aunque muchos ciudadanos no coincidan con sus posturas políticas. Y esto es lo que aprovechan los enemigos de Rusia para hacer su labor de zapa.

En base a ello, no podemos ocultar algunas críticas que con ánimo constructivo hay que realizar al canal RT.

1.- En primer lugar, hay que recordar que RT es un canal público de la Federación de Rusia y, por tanto, debe transmitir la opinión oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores y no la que se le ocurra al redactor de turno, que cobra la nómina de un Estado y al que debe lealtad con las directrices de ese Estado. Y Rusia ya ha dicho lo que opina sobre el referéndum catalán, como ya hemos señalado más arriba. Por ejemplo, cuando se informa de esa postura respecto al referéndum ilegal del Kurdistán iraquí, al parecer, los redactores no tienen dudas de cualquier es la posición oficial del gobierno ruso.

2.- Es un error que RT opine o pontifique sobre la “legalidad” del referéndum secesionista catalán. ¡¡¡Que asesores se ha perdido la Generalidad de Cataluña!!! Vamos a ver… un referéndum que es suspendido por el más alto Tribunal de garantías de un Estado, y pese a eso se pretenda saltarse la “suspensión”… es un referéndum ILEGAL, como sabe cualquier estudiante de primero de Derecho.

3.- Tiene razón RT cuando se defiende de que el seguimiento que hacen sobre la situación en Cataluña es similar al de otros medios. Por supuesto, nadie duda que sea noticia. Y todos los medios occidentales sacan diariamente noticias al respecto. Y hay que señalar igualmente que, con un desconocimiento sonrojante y un romanticismo trasnochado, casi todos apoyan a los “pobres demócratas catalanes” que solo quieren votar. Incluso, podemos afirmar que el medio más pro-separatista catalán es sin duda la CNN norteamericana, que elabora sus crónicas desde Londres.

Pero hay que decirle a RT que no nos tome el pelo. Muchos ya tenemos experiencia y hemos dedicado años a enseñar en las facultades la tecnología de la desinformación y sabemos “leer” lo que se publica en cualquier medio. El problema no es que RT haya publicado 48 noticias sobre Cataluña sino CÓMO se hace ese seguimiento de los acontecimientos. Y es de traca que se dedique una publicación a los tuits bromistas sobre los dibujos de los Looney Tunes de un crucero de la Warner que se encuentra en el puerto de Barcelona con policías a bordo, y se observe como se “olvida” o no se reseñan otras noticias mucho más graves que suceden en Cataluña o aquellas que pueden mostrar el sentimiento de la parte de la población que es contraria al referéndum ILEGAL.

¿Qué espacio informativo ha dedicado RT a las agresiones de los separatistas a la Guardia Civil, a sus cuarteles, a las amenazas y coacciones a los familiares de los guardias, incluido en las escuelas? ¿Y a los ataques a comercios o negocios de no independentistas? ¿Y a las pintadas amenazantes o con contenido xenófobo que proliferan en Cataluña contra los catalanes españoles? ¿Y a las relaciones del catalanismo con Israel? ¿Y sobre los indicios de graves delitos encontrados a los funcionarios detenidos? ¿Y sobre los manifiestos de miles de personalidades de izquierda contarios al referéndum? ¿Y sobre el manifiesto de más de 800 líderes sindicales contra el referéndum? ¿Y sobre el papel de emisoras catalanistas espiando los movimientos de las fuerzas de seguridad? ¿Y sobre los tuits de separatistas amenazando y haciendo llamadas a la violencia? ¿Y sobre las amenazas e insultos a un cantante como Joan Manuel Serrat por su opinión contraria al referéndum, un símbolo de Cataluña? ¿Y de la respuesta popular a los independentistas poniendo la canción de Serrat “Mediterráneo”, convertida en himno de la resistencia de los catalanes españoles? ¿Y de las manifestaciones de catalanes apoyando a los cuarteles de la Guardia Civil o frente a las sedes separatistas, como la ocurrida en Barcelona frente a la sede de la Asamblea Nacional Catalana? ¿Y sobre la manipulación de escolares por parte de los separatistas, sacándolos en horario escolar para llevarlos a las manifestaciones? ¿Y de los videos aparecidos que muestran como se adoctrina a los niños en el odio a lo español (Ver: https://www.facebook.com/willytolerdo/videos/1638495282840617/ )? Etc., etc… La realidad es que sobre todo esto, RT apenas ha informado. Y solo hay dos opciones: o no se enteran de nada los redactores o intencionadamente se presenta una información sesgada. Y esto es munición para aquellos que quieren elaborar montajes informativos para perjudicar a Rusia… porque RT es un medio público dependiente del gobierno de Rusia.

4.- Tiene razón RT en afear a El País su maniobra sobre las declaraciones del infumable Jean-Claude Juncker, pero tampoco nos engañemos… RT y cualquier medio bien informado sabe cuál es la posición de la UE e intentar apoyarse en las declaraciones de un personaje impresentable siempre víctima de los vapores etílicos para retorcer la noticia, eso no es informar…

5.- Respecto a los tuits de Assange, decir que no tienen ni el alcance que él dice y que la propia RT desmonta, ni sabe nada de Cataluña, ni es politólogo, ni historiador, ni nada. En este tema, el sr. Assange es un indigente intelectual al que RT da demasiada coba, la misma que resta a otras personalidades contrarias al proceso catalán como catedráticos, intelectuales, historiadores (incluso extranjeros, como Stanley G. Payne), escritores, deportistas, políticos (por ejemplo, Francisco Futos, ex secretario general del PCE), periodistas y un sinfín de firmas que llenan los periódicos, las radios y las televisiones españolas… pero para RT, el importante parece ser Assange, del que hay sospechas de que ha sido contratado por el gobierno catalán para su campañita. Y de todo esto, RT no parece darse cuenta… pero es dar munición a los enemigos de Rusia.

Si algo ha caracterizado a RT, que explica su éxito, ha sido siempre su capacidad de dar una visión alternativa a la que vomitan desde su hegemonía informativa los medios occidentales, por eso para muchos de nosotros, es “nuestro” canal de TV, junto a otros colegas como Hispan TV, Telesur o Sputnik. Pero en el caso del nacionalismo racista y clasista catalán es difícil entender la postura informativa de RT. Y si se entiende, peor todavía…

Es sencillo, no den munición a los enemigos de España… ni de Rusia.

Esta entrada fue publicada en España, Manipulación, Rusia, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s